Los Reyes reciben en el Palacio del Pardo al presidente mexicano y su esposa

Prentende dar "un nuevo impulso" a las relaciones bilaterales entre ambos países

nacional

| 09.06.2014 - 12:02 h
REDACCIÓN

Los Reyes de España han dado la bienvenida en el Palacio de El Pardo al presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su esposa, Angélica Rivera de Peña, que han comenzado una visita oficial de dos días a España para impulsar las relaciones bilaterales entre ambos países.

La primera visita de Estado a España que realizan el presidente de México y su esposa, unos días antes de la ceremonia de abdicación del rey Juan Carlos y la posterior proclamación del príncipe Felipe como nuevo monarca, forma parte de una gira por Europa, en la que Peña Nieto ha visitado Portugal y el Vaticano, donde ha sido recibido por el Papa Francisco.

A su llegada al Palacio de El Pardo, los Reyes de España han saludado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que había llegado unos minutos antes a el Palacio de El Pardo. Posteriormente, los Reyes han recibido al presidente de México y su esposa que han accedido al Palacio en un Rolls Royce y don Juan Carlos y Peña Nieto se han fundido en un emotivo abrazo.

El mandatario mexicano y Angélica Rivera han sido recibidos por un escuadrón de la guardia real a caballo y por la banda de música, que ha interpretado los himnos de los dos países, antes de que el monarca y Peña Nieto pasaran revista a una compañía de honores, y han sonado las salvas de rigor.

Después, todos ellos han saludado al resto de asistentes, entre los que se encontraban el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo; el presidente del Senado, Pío García-Escudero, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, entre otros.

Los Reyes y el presidente de México y su esposa han presenciado desde el palco el desfile de la guardia real, en el que han participado numerosos miembros de este cuerpo en moto y a caballo, entre otros.

ALMUERZO OFICIAL CON PRESENCIA DE LOS PRÍNCIPES

Tras este recibimiento oficial en el Palacio de El Pardo donde Peña Nieto y su esposa residirán durante su visita oficial a España, el mandatario se volverá a reunir con los Reyes en el Palacio de la Zarzuela, donde se les ofrecerá un almuerzo, al que también acudirán don Felipe, futuro rey Felipe VI, y la Princesa de Asturias.

Esta noche, el presidente de México y su esposa acudirán a una cena de gala en el Palacio Real, al que asistirán representantes de las altas instituciones del Estado e invitados del mundo de la política, la diplomacia y la cultura, durante la cual el jefe del Estado pronunciará un discurso, acompañado de la Reina y los Príncipes.

PEÑA NIETO SUBRAYA LA FIABILIDAD DE MÉXICO PARA LAS INVERSIONES

Durante un seminario sobre inversión en México organizado por el Grupo Prisa, Peña Nieto explicó los cambios que se aplican en su país desde que accedió a la Presidencia, en diciembre de 2012, facilitados por el llamado Pacto por México.

El presidente, Enrique Peña Nieto, subrayó que su país es un destino fiable para las inversiones extranjeras, con previsión de fuertes gastos en los próximos años en energía, sanidad o comunicaciones, y destacó que las reformas estructurales que se llevan a cabo quieren favorecer el desarrollo económico del país.

De todas esas reformas, dijo que las más "emblemática" es la de la energía, que establece las condiciones para que el Estado mantenga la propiedad de los hidrocarburos presentes en su subsuelo, pero con nuevos mecanismos para la localización y la explotación por el sector privado de posibles yacimientos.

Ante un auditorio de directivos de grandes empresas españolas, Peña Nieto explicó la reforma laboral, destinada a dar más oportunidades a mujeres y jóvenes, y la financiera, de la que dijo que confirma que el sistema bancario es "robusto" y señaló que es necesario "alentar" el crédito para las empresas pequeñas y medianas.

De la reforma fiscal, el presidente mexicano aseguró que tiene como objetivo hacer que paguen más impuestos quienes más tienen, para destinar más recursos a la innovación, a la educación y a la salud.

Recordó qué México tiene acuerdos de libre comercio que alcanzan a 45 países del mundo y 1.140 millones de consumidores, y destacó que el programa de inversiones previsto hasta 2018 asciende a unos 440.000 millones de euros. Esas inversiones se destinarán a la energía, el desarrollo urbano, las comunicaciones y transportes, el sector hidráulico, el turismo y la sanidad.

Ante los empresarios, Peña Nieto hizo hincapié en que existe "certidumbre jurídica" para las inversiones y afirmó que para el llamado Pacto por México su país se inspiró en los Pactos de La Moncloa, que a finales de los años 70, al comienzo de la transición democrática española, suscribieron los partidos democráticos para dar estabilidad política y económica a España.

RUEDA DE PRENSA EN MONCLOA

Ya mañana, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, celebrará un almuerzo con el presidente de México en el Palacio de la Moncloa, y posteriormente ambos mandatarios ofrecerán una rueda de prensa conjunta.

Tras reunirse con Rajoy, Peña Nieto intervendrá por la tarde en una sesión del Congreso de los Diputados y por la noche, y siguiendo el mismo formato de las visitas de Estado, él y su esposa ofrecerán en el Palacio de El Pardo una recepción en honor de los Reyes.

Durante su visita oficial a España, también tiene previsto reunirse con líderes de la oposición, como el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el coordinador federal de IU, Cayo Lara. El objetivo de esta visita es dar "un nuevo impulso al amplio diálogo político", al comercio, las inversiones, al turismo y la cooperación científica, educativa, cultural, de defensa y judicial.

El Gobierno quiere que España sea una plataforma para las empresas mexicanas que hagan negocio en Europa y en el norte de África, razón por la que estudia modificaciones fiscales para atraerlas, según explicó hace sólo unos días García-Margallo. Desde hace tres años no se celebraba una visita de Estado a España. La última la que realizó en abril de 2011 el emir de Catar.