Los Reyes presiden en el Auditorio el homenaje a las víctimas del terrorismo

Las víctimas exigen que "no se edulcore" la ley y etarras cumplan su condena

Los reyes presiden el concierto en favor de las Víctimas del terrorismo

nacional

| 08.03.2017 - 21:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FVT), Mari Mar Blanco, ha rechazado hoy que se "edulcore" la ley para que los presos de ETA gocen de beneficios penitenciarios, al asegurar que tienen que ser juzgados, cumplir sus condenas y pedir perdón por respeto a los afectados.

Blanco ha lanzado este mensaje en el marco de la XV edición del concierto en homenaje a las víctimas del terrorismo, organizado por la FVT y que los Reyes han vuelto a presidir en el Auditorio Nacional.

"No se trata de venganza, ni de revancha. Se trata de pura y simplemente justicia", ha proclamado la hermana de Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA en 1997.

A juicio de la presidenta de la FVT, no se puede "edulcorar" el ordenamiento jurídico para recompensar a quienes durante medio siglo "asesinaron, hirieron, secuestraron, torturaron y extorsionaron a cientos de ciudadanos inocentes".

Por ello, ha exigido que quienes "atentaron unilateralmente contra la democracia" sean "juzgados y cumplan sus condenas por respeto al estado de derecho y como justa reparación de las víctimas".

También ha considerado indispensable que los terroristas "reconozcan el daño causado y pidan perdón" y que "la sinceridad de su arrepentimiento" se demuestre colaborando en esclarecer los crímenes no resueltos.

Blanco ha alertado que "dar cabida al discurso de los terroristas puede tener gravísimas consecuencias", al subrayar que, en especial en el País Vasco, "hay quien continúa legitimando y aplaudiendo el terrorismo" con homenajes a etarras que salen de prisión.

A su entender, esto traslada a los jóvenes la "errónea idea" de que una organización terrorista "puede encabezar un movimiento político legítimo".

Frente a quienes pretenden que se imponga la impunidad y ven a las víctimas como "una realidad molesta", Blanco ha replicado que es una obligación "construir un relato de vencedores y vencidos", en el que gane "la verdad y la memoria frente a la mentira y el olvido".

"Del mismo modo que el Estado combatió durante años el chantaje de las armas, resista ahora la coacción dialéctica", ha añadido la presidenta de la fundación.

En víspera del Día de las Víctimas del Terrorismo, que se conmemora el 11 de marzo en recuerdo del atentado de Atocha de 2004, Blanco ha advertido de que la amenaza terrorista "no ha desaparecido, aunque sí ha cambiado de cara" ante la acción de los islamistas radicales. La responsable de la FVT ha hecho un llamamiento para que no se permita que "ninguna forma de terrorismo ponga de nuevo en peligro la convivencia en paz y libertad".

Ha valorado que en España se haya diseñado una estrategia integral de lucha contra el terrorismo basada en "la unidad de los demócratas españoles y en la imprescindible colaboración" con los países de la UE y la comunidad internacional, haciendo valer la experiencia policial contra ETA.

En el Día de la Mujer, Blanco ha querido tener un recuerdo para las que tuvieron que convertirse en sustento de sus familias tras perder a uno de sus miembros por la violencia terrorista.

Blanco ha agradecido a los Reyes, así como a don Juan Carlos y doña Sofía, la gratitud por su apoyo "incondicional" a las víctimas, plasmado en su asistencia a todas las ediciones del concierto. A su llegada al auditorio, donde han sido recibidos con algunos aplausos, los Reyes han saludado a las autoridades y a los representantes de una quincena de asociaciones de afectados.

Al evento han asistido la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y el de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, así como la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

También han estado el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos; el del Supremo, Carlos Lesmes, y la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril.

Tras una nueva ovación a los Reyes al entrar en la sala sinfónica, se ha escuchado el himno nacional y el concierto ha empezado tras las palabras de Blanco.

La actuación ha vuelto a correr a cargo de la Orquesta Sinfónica, bajo la batuta de Miguel Ángel Gómez-Martínez, y del Coro de RTVE, dirigido por Javier Corcuera.

En la primera parte del repertorio, se ha interpretado la octava sinfonía "Incompleta" de Schubert, a la que ha seguido el "Réquiem en re menor" de Mozart.