Los Reyes inauguran la Torre Iberdrola en Bilbao en medio de protestas

Galán: la Torre simboliza el "anclaje" de Iberdrola a Euskadi y su "firme deseo" de mantener sus centros de decisión en España

nacional

| 21.02.2012 - 17:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los Reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, han inaugurado la Torre Iberdrola que la compañía ha construido en Bilbao, en un acto en el que el presidente de la eléctrica, Ignacio Galán, ha señalado que el edificio simboliza "el anclaje de la empresa a Euskadi" así como "el firme deseo de mantener los centros de decisión en España". La inauguración oficial de la Torre Iberdrola con la presencia de los Reyes en Bilbao se ha convertido en un acto abierto a diversas reivindicaciones, desde la medioambiental a la laboral, que se han mezclado con el aplauso o la crítica a la monarquía.

Desde una hora antes de la llegada prevista de Don Juan Carlos y Doña Sofía a la capital vizcaína, más de un centenar de manifestantes se han concentrado en la Plaza de Euskadi, frente a la Torre Iberdrola, para exigir el cierre definitivo de la central nuclear de Garoña, ubicada en territorio burgalés pero a escasos kilómetros del País Vasco.

Se da la circunstancia de que Iberdrola, que hoy estrenaba su sede social, es propietaria a un 50% de Nuclenor, empresa que gestiona la citada central. Tras una pancarta en la que se podía leer "Garoña itzi orain" (cerrad Garoña ahora), los manifestantes convocados por asociaciones sociales, medioambientales, sindicatos y partidos que forman la coalición Amaiur, han llevado a cabo una acción reivindicativa simulando un accidente nuclear para exigir el cierre definitivo de esa central.

Sirenas, bengalas, mascarillas y algún que otro 'extraterrestre' han dado color a esta manifestación, a la que se han unido miembros del movimiento 15-M, que han protestado por los gastos que generan este tipo de actos, la reforma laboral y los recortes. Así, los eslóganes medioambientales se han entremezclado con alusiones a la crisis económica, el caso Urdangarin y el modelo de Estado.

Banderas republicanas y gritos de "Ez, ez, ez nuklearik ez" (no, no, no, nucleares no", "el Borbón huele a neutrón", "Urdangarin, a currar al Burguer King" o "los borbones también a la cola del INEM", se han podido escuchar durante la hora larga de espera hasta la llegada de los reyes a la entrada del rascacielos de Iberdrola.

En ese momento, ha tomado protagonismo otro grupo numeroso de personas que se habían situado junto a la entrada del edificio y que han vitoreado a don juan Carlos y doña Sofía, aunque persistían los pitos desde el fondo de la plaza.

Aplausos y algún que otro "Viva el rey" han coreado los presentes mientras don Juan Carlos y doña Sofía eran recibidos por el lehendakari Patxi López y el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán.

La reina ha dedicado mayor tiempo a saludar desde la distancia a los congregados mientras el Rey atendía a las autoridades, para entrar unos minutos después al edificio junto al lehendakari y al ministro de Industria, José Manuel Soria.

También han salido a la puerta de la torre a esperar a los Reyes el delegado del Gobierno, Carlos Urquijo; la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga; el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, y el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna.

Poco después de que los reyes entraran al edificio, los manifestantes han disuelto su concentración, aunque durante un rato han persistido los ecos de un pequeño grupo de trabajadores que han aprovechado también para protestar ante Galán.