Los Reyes, aclamados en su visita a Villanueva de los Infantes

nacional

| 18.05.2016 - Actualizado: 21:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los Reyes han visitado Villanueva de los Infantes, enclave cervantino de Ciudad Real, cuyos vecinos se han echado a la calle para ofrecerles un entusiasta recibimiento, sin dejar de aclamarlos durante la hora que han pasado en esta población manchega.

"¡Felipe, Felipe, Felipe!", ha sido el grito que más se ha escuchado mientras don Felipe y doña Letizia saludaban a muchos de los centenares de infanteños que les esperaban, agolpados tras unas vallas, en la Plaza Mayor y a lo largo del recorrido que han hecho a pie hasta la Casa de Cultura del pueblo, de unos 5.000 habitantes.

Enseñas nacionales colgaban de terrazas y balcones, llenos también de vecinos que no paraban de aplaudir, mientras en las escaleras de la iglesia se han concentrado los niños a los que esta mañana se les ha permitido ausentarse de clase durante dos horas para poder recibir a los Reyes.

También han acudido a la plaza de Villanueva de los Infantes otros vecinos de poblaciones cercanas de la comarca de Campo de Montiel, y sus alcaldes, a quienes los Reyes han saludado en un breve acto celebrado en la Casa de Cultura.

Cuando han salido al balcón del Ayuntamiento para saludar, la plaza parecía venirse abajo por los gritos de los centenares de manchegos reunidos ante el Consistorio, aunque los que más ruido han hecho han sido sin duda los niños situados en una esquina, en la escalera de la iglesia, en una mañana con dos horas menos de clase.

Los infanteños no han dudado en alabar ante los periodistas lo "guapos" y "simpáticos" que son y lo "emotivo" de la visita -"les damos las gracias por venir al pueblo más bonito de España", ha remarcado con orgullo una lugareña- y en el recorrido hasta la Casa de Cultura no han faltado dos paisanos disfrazados de Quijote y Sancho, aunque ellos aseguraban llevar cuatro siglos por allí.

La ministra de Agricultura en funciones, Isabel García Tejerina, les acompaña en la jornada de su visita a Castilla-La Mancha.

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha hecho de anfitrión, y ha salido junto a ellos, con la ministra y el alcalde de la localidad, Antonio Ruiz Lucas, al balcón del Ayuntamiento, situado en la misma Plaza Mayor, desde donde los Reyes han sido correspondidos con la mayor ovación a cargo de los centenares de manchegos reunidos allí.

Después, en la Casa de Cultura, al agradecerles su visita, García-Page ha hecho hincapié en el "importante" papel institucional que en unos momentos difíciles desempeña la Corona "porque nos transmite tranquilidad, serenidad y una normalidad que en muchos otros ámbitos nos gustaría también tener".

Ha invocado el presidente el Quijote y a Cervantes, cuando se conmemora el cuarto centenario de su fallecimiento, en un pueblo que según algunos estudios sería el "lugar de La Mancha" de cuyo nombre no quiso acordarse Miguel de Cervantes. Porque Cervantes, junto al vino y la tierra, y la igualdad, son los ejes sobre los que se desarrolla esta visita de don Felipe y doña Letizia a las tierras de Castilla-La Mancha.

Ha hablado de los "valores" que supo adivinar el autor del Quijote en su novela y de la "sabiduría" que encierra, compartida por una tierra en la que "no necesitamos apelar a demasiadas banderas, compartimos la historia de la nación más antigua de Europa y el idioma más pujante junto con el inglés del mundo entero". "Reclamo como perfil de esta tierra las mejores señas de identidad que se reflejan en el Quijote", ha proclamado.

Emiliano García-Page ha aprovechado además para agradecer la reacción de los servicios sanitarios, de emergencia y protección civil ante el incendio del vertedero de neumáticos de Seseña.

Tras contemplar en la Casa de Cultura una exposición sobre las rutas del Quijote y descubrir una placa conmemorativa, los Reyes se han encaminado hacia Tomelloso para proseguir con una visita que según García-Page "va a dejar una huella infinita de gratitud" en esta región.

VISITA A UNA COOPERATIVA EN TOMELLOSO

Desde Villanueva de los Infantes se han dirigido por carretera hasta Tomelloso, también en Ciudad Real, aunque se han detenido para hacer tiempo en un bar a medio camino a fin de que la comitiva desplegada pudiera estar antes en la localidad.

Allí les han recibido en la cooperativa vinícola "Virgen de las Viñas", también con centenares de vecinos, socios y familiares agolpados tras las preceptivas vallas, en este caso equipados con banderas españolas que movían mientras gritaban y trataban, cómo no, de fotografiar a los Reyes con sus móviles.

"¡Se nota, se siente, Felipe está presente!" ha sido en esta ocasión la voz mayoritaria que se ha escuchado en el segundo y también entusiasta recibimiento dispensado a don Felipe y doña Letizia en la cooperativa del sector más grande de Europa.

También han sido horas las que ha pasado los cooperativistas en el interior del almacén esperando a los Reyes; unas 2.000 personas cuyas gargantas se han desecho en vítores y sus manos en aplausos, interrumpiendo continuamente el discurso del presidente de la empresa, Rafael Torres, cada vez que los ha mencionado.

Los Reyes se han tenido que vestir con una bata aséptica blanca para entrar en la planta de embotellado, han firmado y fechado sendas barricas de roble y han pasado por la sala de catas profesionales, aunque allí no han probado ninguno de los caldos que produce la bodega.

EN TALAVERA DE LA REINA

Don Felipe y doña Letizia han disfrutado de los manjares de la cocina manchega, en un almuerzo privado en en la localidad ciudadrealeña de San Carlos del Valle, pequeña población castellanomanchega de unos 1.200 habitantes. donde han hecho una parada antes de culminar en Talavera de la Reina (Toledo) su jornada de trabajo en la comunidad de Castilla-La Mancha.

Tal y como ha ocurrido esta mañana en Villanueva de los Infantes y Tomelloso, don Felipe y doña Letizia han podido saludar a los vecinos del pueblo, que en este caso aguardaban su salida del restaurante en la plaza de la localidad.

Talavera de la Reina ha sido la última parada de los Reyes en su visita a Castilla La-Mancha. Felipe VI y doña Letizia han visitado en el municipio toledano un observatorio especializado en investigación social.

Para su visita a Talavera de la Reina, los Reyes han estado acompañados por el ministro de Sanidad y Asuntos Sociales en funciones, Alfonso Alonso, que releva en este papel a la titular de Agricultura, Isabel García-Tejerina, que ha visitado junto a ellos Villanueva de los Infantes y Tomelloso.