Los rectores piden un pacto de Estado por la Ciencia y la Educación

Botín: la inversión en investigación, desarrollo e innovación es estratégica y "profundamente social"

nacional

| 16.05.2014 - 12:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Manuel López, ha demandado hoy un "pacto político" por el desarrollo científico, el conocimiento, la educación y la innovación tecnológica, y ha pedido que terminen los recortes que afectan a los campus. A su vez, el presidente de Banco Santander, Emilio Botín, ha subrayado que la inversión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) es, además de estratégica para un país, "profundamente social".

En este sentido ha defendido un modelo desarrollo más abierto, competitivo, internacionalizado, eficiente, innovador y sostenible, para lo que se necesita una apuesta "definitiva y creciente" en I+D+i que genere riqueza, bienestar social y empleo.

Ambos han presidido hoy la reunión de la XIII Junta de General de Accionistas de la red universitaria Universia, impulsada por Banco Santander, junto al rector de la Universidad de Alcalá de Henares, Fernando Galván, quien ha destacado el valor y el potencial mundial del español en la educación y la ciencia.

López ha subrayado que un pacto "de Estado" entre partidos es el "fundamento" que dará estabilidad al desarrollo socioeconómico sostenible en los tiempos actuales.

Más que nunca, las sociedades modernas y las emergentes saben que la educación es el bien "más preciado" para el desarrollo socioeconómico, el conocimiento científico y la tecnología especializada para tener una economía productiva y sostenible, con empresas que sean innovadoras, ha indicado.

Así se conseguirá una economía productiva que aleje a España de períodos críticos como el que "acabamos de pasar", ha asegurado.

Para ello se necesitan políticas gubernamentales e intergubernamentales de desarrollo que consideren esencial la Ciencia y la Tecnología.

Esas políticas deben ser estratégicas, es decir, "de décadas, duraderas", que no estén sometidas a alternativas ni vaivenes electorales.

En nombre de la CRUE, López se ha reafirmado en pedir el fin de las "medidas excepcionales" que afectan a las universidades por los ajustes presupuestarios, algunas de ellas "especialmente dolorosas y difícilmente justificables" como la subida de tasas de matrícula.

En conferencia de prensa, ha respondido así al ministro de Educación, José Ignacio Wert, quien criticó como juicios de valor "infundados" algunos puntos de un manifiesto que los rectores publicaron el 30 de abril en ese sentido.

Botín ha subrayado el esfuerzo "colosal" de las universidades españolas para contribuir al saneamiento de las cuentas públicas, dado que su presupuesto global ha bajado cerca de 1.400 millones de euros entre 2010 y 2013 (13,8 % menos) y han tenido que adaptase a ello en la gestión.

"Ahora hay que ayudarlas", ha demandado Botín, ya que la financiación de las universidades públicas procede esencialmente de las autonomías y el Gobierno central debe apoyarlo de manera "determinante", más concretamente en I+D+i.

Por eso ha defendido Botín que el presupuesto del Estado en I+D+i aumente un 10 por ciento, lo que supondría 1.300 millones más de euros en inversión, según ha calculado.

"En el tema de I+D+i no podemos seguir así -ha enfatizado-, no podemos seguir perdiendo ventaja y hay que empezar a invertir más" y "si hay que buscar el dinero, se busca".

Ha recordado que el presupuesto de I+D+i de este año ha aumentado algo más del 3 por ciento, que supone un cambio de tendencia.

También ha subrayado que las empresas españolas, grandes y medianas, tienen que contribuir al mayor desarrollo de la formación y la investigación universitarias.

Se trata de que el potencial científico-tecnológico de la universidad se proyecte en la innovación de las empresas.

"Aspirar a una mayor inversión en I+D+i no debe considerarse como una petición unilateral de las universidades y centros de investigación o como una reivindicación de los investigadores, sino más bien como una actitud responsable de toda la sociedad de cara a nuestro futuro", ha precisado.

La razón es que "nadie puede poner en duda el carácter estratégico y prioritario de la inversión en I+D+i para una sociedad de futuro y con futuro", ha remachado.

De las universidades, ha dicho que son una de las principales palancas para estimular la creación de empleo y facilitar la inserción laboral de los titulados superiores, dada su misión y responsabilidad en la formación y la investigación.