Los Presupuestos siguen su tramitación tras decaer enmiendas a la totalidad

Tras un triple empate técnico de 175 diputados, gracias a los votos de PP, Ciudadanos, PNV, CC, UPN y Foro Asturias

Para la aprobación del texto el Gobierno necesitará al menos 176 votos, uno más que hoy

El PNV defiende su acuerdo con el Gobierno porque cumple su programa: "¿No es lo que se pide a los partidos?"

nacional

| 04.05.2017 - 11:48 h
REDACCIÓN

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2017 ha superado hoy su primer escollo al decaer las siete enmiendas a la totalidad a las que se enfrentaba, por lo que continúa su tramitación parlamentaria. La votación de estas enmiendas de devolución en el Pleno del Congreso -presentadas por PSOE, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, ERC, PDECAT, Compromís, EH Bildu y Nueva Canarias- se ha saldado, como estaba previsto, con un empate técnico de 175 diputados, que al repetirse tres veces ha supuesto su rechazo.

El Gobierno salva así el primer obstáculo para la aprobación de los Presupuestos gracias a los votos de PP, Ciudadanos, PNV, CC, UPN y Foro Asturias.

La votación a las enmiendas de totalidad se ha producido tres veces, ya que el reglamento de la Cámara así lo señala y puntualiza que se necesita un empate técnico de 175 diputados para que en una tercera ocasión decaigan y se "desechen" estas iniciativas, votadas en bloque.

La presidenta de la Cámara, Ana Pastor, ha hecho un receso de cinco minutos antes de iniciarse la última y definitiva votación.

El ministro de Hacienda y de Función Pública, Cristóbal Montoro, ha reiterado en este segundo día de debate que el Presupuesto de 2017 está "cargado de realismo y de operatividad" y ha negado que no se vaya a cumplir con los ingresos, ya que el incremento de la recaudación vía impuesto de sociedades, IRPF o IVA "ya está ocurriendo". Además, ha insistido en la disposición del Gobierno a negociar modificaciones del presupuesto durante el periodo de enmiendas parciales, cuyo plazo de presentación vence mañana, y ha mostrado su intención de sentarse a negociar con Nueva Canarias para lograr su apoyo a las cuentas en la votación final del dictamen presupuestario que tendrá lugar entre el 29 de mayo y el 1 de junio. Y es que el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, le ha instado a revertir el "castigo mil millonario" que sufre Canarias desde 2009 y ha incidido en que la responsabilidad de que salga el presupuesto la tiene el Gobierno. "El famoso diputado 176 no es el que le habla, es usted, del que depende que prospere o no el presupuesto", le ha insistido Quevedo.

Para la aprobación del texto el Gobierno necesitará al menos 176 votos, uno más que hoy.

Durante el debate de hoy Montoro ha agradecido los apoyos de Ciudadanos, del PNV, de CC, de UPN y de Foro Asturias para favorecer la estabilidad política y la recuperación económica.

EL PNV DEFIENDE SU ACUERDO

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha defendido el acuerdo alcanzado con el Gobierno del PP porque cumple "elementos importantes" de su programa electoral y, por ello, se ha preguntado: "¿No es acaso eso lo que se reclama a los partidos políticos?". "Nos mueve nuestro programa electoral, nos mueve la 'agenda vasca'", ha dicho Esteba, que ha recordado que están en el Congreso "para hacer política, para intentar acordar". Así, ha reivindicado que habrían presentado "la misma a agenda" a "cualquier otro hipotético Gobierno, fuera del color que fuera".

Respecto al acuerdo alcanzado, ha defendido que la negociación sobre el 'cupo vasco' "no es fruto de dos días ni de una decisión tomada a capón", sino "consecuencia estricta de la aplicación de la ley", y confía que la cifra "provisional" para este año --"de algo más de 1.100 a 1.300 millones", ha dicho-- sirva "de piedra de toque para que ambas administraciones (central y vasca) clarifiquen su relación financiera de manera automática y pacífica en el futuro".

Asimismo, ha destacado que el País Vasco ha sido "un territorio yermo" en inversión del Estado en infraestructuras y se ha congratulado del "cambio de actitud" del Gobierno pues, tras "demasiados retrasos", se ha fijado "un cronograma específico con plazos y presupuesto". "Nunca se había dado un compromiso del Estado porque hasta ahora no había habido una voluntad real de llevarlo a adelante", ha dicho.

Todo ello le ha llevado a calificar el pacto alcanzado como "un gran acuerdo para Euskadi". "No perjudica a nadie y rema en favor de principios que interesan a todos", ha manifestado Esteban.

Montoro, por su parte, ha destacado que la renovación del 'cupo' pactada entre el Gobierno y el PNV no se producía desde hacía casi una década y ha advertido de las mejores condiciones económicas para afrontar su actualización. "Ahora es cuando podemos hacerlo", ha asegurado. Por otra parte, ha criticado "la capacidad de invento" a la hora de publicar las cifras de lo que supondrá para el Estado, y ha recomendado moderación, ya que será la comisión mixta la que determinará la cifra del 'cupo' que será base del nuevo quinquenio.