Montoro defiende unos Presupuestos negociados y que representan a toda España

Los Presupuestos al Pleno del Congreso, pendientes de que no haya ni ausencias ni errores

El Gobierno, tras sumar a Cs, PNV, UPN, CC y Foro, da por hecho que superará el trance con la complicidad de Nueva Canarias

nacional

| 29.05.2017 - 12:47 h
REDACCIÓN

El Pleno del Congreso iniciaó este lunes el debate del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017, si bien el Gobierno da por hecho que contará con los apoyos necesarios para superar las cientos de votaciones y poder sacar adelante las cuentas, siempre y cuando no haya ausencias ni errores en las numerosas votaciones que se esperan. Además del apoyo manifestado por Ciudadanos, PNV, UPN, Foro Asturias y Coalición Canaria, el Gobierno da por hecho que durante las votaciones del proyecto contará con Nueva Canarias, socio electoral del PSOE en Canarias, para apoyar las cuentas o al menos permitir con su abstención que pasen este trance.

El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha defendido hoy el proyecto presupuestario de 2017, que afronta su debate de enmiendas en el Congreso, porque es el resultado de la negociación y porque contará con el apoyo de diputados de todas las comunidades autónomas. Estos Presupuestos "buenos para todos" van a contar "con el apoyo de 176 diputados que representan a toda España, a todas las comunidades autónomas y a siete partidos diferentes", ha argumentado el ministro.

Montoro ha añadido que los partidos que previsiblemente votarán a favor de estas cuentas -PP, Ciudadanos, PNV, Foro Asturias, Coalición Canaria, UPN y Nueva Canarias- "han mejorado el proyecto de ley (durante el trámite de Comisión) sin desvirtuado porque todo lo negociado está dentro del límite de gasto".

Tras agradecer a estas siete formaciones su apoyo, Montoro ha instado a que "esta colaboración se mantenga y que se amplíe" en el resto de proyectos presupuestarios de la legislatura.

El ministro ha reiterado la importancia de cumplir el objetivo de déficit público para este año, del 3,1 %, una meta "alcanzable" desde la senda actual, ya que el déficit estatal cerró abril en el 0,71 % del PIB, según ha avanzado hoy.

Este recorte del déficit se está consiguiendo, ha explicado, gracias al propio crecimiento económico, ya que los ingresos del Estado aumentaron un 10 % en abril, por encima de lo previsto, lo que también beneficiará a las comunidades autónomas.

Durante su intervención Montoro ha destacado que la subida salarial del 1 % para los empleados públicos que aparece en los presupuestos es la "antesala" de un alza que se acordará en 2018.

También ha defendido que las cuentas contemplen un aumento en las bonificaciones al transporte aéreo y marítimo entre islas, hasta el 75 %, y la subvención del 100 % del transporte por mercancías en el archipiélago canario.

La mayoría de la oposición ha lamentado que las cuentas ya estén garantizadas con el apoyo del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, y que vayan a ser aprobadas sin incluir iniciativas socialistas, de Unidos Podemos, de ERC o del PDeCAT.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

El diputado del PSOE Julián López Milla ha acusado al Gobierno de "aprovechar la crisis para recortar el Estado del bienestar" mientras que la diputada del PSOE Mercé Perea ha recriminado que las cuentas no recojan un aumento de las pensiones en relación con el IPC, consolidando "la pobreza de los pensionistas".

Desde Unidos Podemos, la diputada Auxiliadora Honorato ha urgido a que se aumente más de un 1 % el salario de los funcionarios y se elimine la tasa de reposición con una oferta pública de empleo extraordinaria en sectores de la administración "saturados".

El diputado de Ciudadanos Francisco de la Torre ha valorado que se haya incrementado el presupuesto de la Agencia Tributaria para luchar contra el fraude fiscal y ha recordado que los 5.500 millones que van dirigidos a financiar a las Comunidades Autónomas acabarán con los recortes en sanidad y en educación.

Por su parte la diputada del PNV Idoia Sagastizabal ha argumentado su apoyo a los presupuestos porque plasma "numerosas mejoras" para Euskadi y por la necesidad de enviar señales de estabilidad política a Europa, al tiempo que ha defendido que su formación no ha tenido miedo a "retratarse" por tener que desestimar enmiendas de la oposición, ya que había que priorizar.

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, ha lamentado que el Gobierno haya "sabido trabajarse bien las mayorías" para aprobar unos presupuestos que "hipotecan" las políticas sociales en beneficio de un "exagerado gasto militar", mientras el diputado del PDeCAT Ferrán Bel ha criticado que el Gobierno no vaya a aceptar enmiendas de su formación, como 200.000 euros para políticas de empleo y contratación en entidades locales, consells y diputaciones.

Mañana martes, el debate continuará a partir de las 9 horas, iniciándose el tradicional desfile de ministros por el Pleno a cargo de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro.

Le seguirán, en una jornada sin interrupción hasta la noche, los titulares de Economía, Luis de Guindos; Justicia, Rafael Catalá; Energía, Turismo y Agenda Digital, Alvaro Nadal; Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat; y Defensa, María Dolores de Cospedal.

El miércoles retomará las intervenciones a las 9 horas el ministro de Fomento, Rafael Catalá, al que seguirán los titulares de Interior, Juan Ignacio Zoido, de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo; de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis; de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina; y de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

SIGUEN 'VIVAS' UNAS 5.300 ENMIENDAS

La oposición tratará de incorporar durante las votaciones que se celebren en estas jornadas algunas de sus aportaciones al proyecto, tras quedar 'vivas' unas 5.300 enmiendas a los Presupuestos, tras su paso por la Comisión. Allí, la mayoría formada por los diputados de PP, Ciudadanos, PNV y UPN bastó para rechazar la práctica totalidad de enmiendas registradas por la oposición, incorporándose únicamente poco más de un centenar de propuestas, la mayoría de ellas del PP.

PNV y Coalición Canarias hicieron valer su pacto con el Gobierno para incluir todas sus propuestas, así como varias de las reivindicaciones de Foro Asturias. No así las enmiendas de Nueva Canarias, cuyo diputado Pedro Quevedo negociaba esos días con el Gobierno y escenificará su acuerdo en el debate del Pleno del Congreso.

Respecto a Ciudadanos, la formación naranja logró la inclusión de algunas de sus mejoras propuestas a unas cuentas que ya se presentaron con varias partidas pactadas con el PP. Sin embargo, tras el rechazo del PP a una de sus iniciativas, la de la constitución de una Oficina de Evaluación a los contratos públicos, que fue rechazada por no recabar apoyo ni de PSOE ni de Unidos Podemos, Ciudadanos retiró gran parte de las enmiendas que restaban por votar.

Por tanto, habrá que ver si la formación liderada por Albert Rivera continúa negociando con el PP la inclusión del resto de enmiendas retiradas, entre ellas dotación para un sistema de gestión compartida de historiales clínicos, o decide no someterlas a votación como ya hizo en Comisión.