La ministra de Fomento tuvo que llamar a Spanair para ver qué pasaba

Spanair pagará la nómina de este mes y la parte proporcional de la paga extra

Vueling, Iberia y Air Europa han lanzado una "tarifa de rescate" para estos viajeros con precios de entre 60 y 100 euros

nacional

| 29.01.2012 - 14:04 h
REDACCIÓN

La ministra de Fomento, Ana Pastor, tuvo que dar el primer paso y llamar sobre las seis de la tarde del viernes al máximo responsable de Spanair para que le dijera qué estaba ocurriendo, dos horas antes de que la compañía comunicara formalmente el cese de la actividad.

Ante las noticias que llegaban a Fomento a lo largo de la jornada del viernes pasado sobre una posible suspensión de las operaciones de Spanair, Pastor, además de ponerse en contacto con la compañía, envió "preventivamente" a Barcelona -sede de la aerolínea- a los directores generales de Aviación Civil y de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

Esta decisión permitió poner en marcha el dispositivo de crisis inmediatamente después de que Fomento recibiera el comunicado formal de la compañía, ha señalado hoy Pastor en declaraciones a ABC Punto Radio, recogidas por Efe.

La ministra ha recordado que antes de su comunicado a la AESA, Spanair ya había cancelado un vuelo a las 19.55 horas del viernes.

Desde que recibiera el comunicado de Spanair, el ministerio trabaja para que los ciudadanos tengan las cosas más fáciles posibles, ha dicho.

Fomento, como responsable y regulador del área de la aviación, tiene que exigir a las compañías aéreas que cumplan la legislación en cuanto a sus obligaciones con los pasajeros y en el caso de Spanair no se garantizó la continuidad del servicio a los clientes, ha advertido.

En caso del cese de la actividad o simplemente una cancelación, las compañías deben ofrecer al pasajero alternativas con otras aerolíneas, pero pagadas por ellos y no por el usuario, o devolver el importe del billete, si el cliente no quisiera volar, entre otras obligaciones.

Lo que ha pasado con Spanair confirma la necesidad que tiene España de regular el sector para que no se vulneren los derechos de los ciudadanos, cuestión que será una de las prioridades de Fomento en esta legislatura, ha añadido.

La ministra, que tiene pendiente su comparecencia en el congreso como titular de Fomento, hablará en ella del estado de situación que tiene su Departamento y de las actuaciones previstas.

Fomento es muy conocido porque hace obras, por cierto muy importantes, ha dicho Pastor, "pero que no quepa ninguna duda de que una parte gruesa de mi actividad va a ser la de garantizar los derechos de los ciudadanos", ha concluido.

SPANAIR PAGARÁ LA NÓMINA DE ESTE MES Y LA PARTE PROPORCIONAL DE LA PAGA EXTRA

Los trabajadores de Spanair recibirán este mes su nómina íntegra y la parte proporcional de la paga extraordinaria, según les ha comunicado la dirección de la compañía por carta, han informado hoy a Efe fuentes del sindicato CGT.

Los empleados fueron informados el viernes por la noche de la suspensión de la actividad de la aerolínea por correo electrónico y de que se encontraban en situación de permiso retributivo y de suspensión temporal.

Este colectivo ha solicitado reunirse esta semana con la dirección, pero aún no han recibido una respuesta de la compañía.

Los trabajadores de Spanair ya no pueden acceder a las instalaciones de la compañía, al quedar inactivadas sus tarjetas de acceso, a excepción de los del departamento de Recursos Humanos, según las mismas fuentes.

En opinión del secretario general de la Federación de Transporte de la CGT, José Aranda Escudero, la suspensión de la actividad de Spanair se debe a una mala gestión de la empresa y presencia abusiva de las compañías de bajo coste en España.

MÁS DE 2000 RECLAMACIONES

Los pasajeros afectados por la crisis de Spanair han presentado ya más de 2.000 reclamaciones ante Aena y la oficina de consumo de la Generalitat de Cataluña, y en los aeropuertos siguen las colas de viajeros que buscan alternativas para viajar, mientras otros llegan recolocados en otras compañías.

Desde que Spanair anunció a última hora del pasado viernes la suspensión de sus vuelos y hasta las 9.00 horas de hoy, 700 viajeros han presentado reclamaciones en el aeropuerto de Madrid, 117 en el de Tenerife Norte, 110 en Valencia y 68 en los aeropuertos de Sevilla y Barcelona, entre otros, según fuentes de Aena.

Además, en la oficina de Consumo de la Generalitat de Cataluña ubicada en el aeropuerto de El Prat, se han contabilizado 534 reclamaciones entre ayer y hasta el mediodía de hoy.

Después de la jornada de ayer, dominada por las colas y las quejas en el aeropuerto de El Prat, esta instalación que concentra la mayoría de la actividad de Spanair ha recuperado hoy una cierta tranquilidad, aunque persiste un goteo constante de pasajeros de esta compañía que buscan alternativas de viaje.

Yurene, una de las pasajeras afectadas, rellenaba esta mañana las hojas de reclamación por haberse quedado el viernes en tierra y lamentaba que la hubieran hecho bajar del avión el viernes porque el vuelo no salía.

"Hemos pasado los dos días en hoteles diferentes y todo corre a nuestro cargo", ha explicado a los periodistas.

A primera hora de la mañana ha llegado a esta instalación aeroportuaria un grupo de un centenar de pasajeros de Spanair que se encontraba en Gambia y que llevaba horas esperando viajar desde este país.

El avión debía haber salido ayer a las 12.00 horas de la capital de Gambia, Banjul, pero no pudo hacerlo al suspender Spanair su actividad. Finalmente, una aeronave de Vueling despegó a las 4.00 de esta madrugada del país africano y aterrizó a las 9.45 horas en el aeropuerto de El Prat-Barcelona.

Los pasajeros -gambianos que trabajan en Cataluña y pasaban unos días en su país de origen y algún turista español- han asegurado que más personas afectadas permanecen en Banjul a la espera de poder tomar otro avión con dirección a Barcelona.

Spanair tenía previsto transportar este fin de semana a unos 23.000 pasajeros en los 384 vuelos programados en los aeropuertos españoles, de los que 139 se iban a efectuar en Barcelona y 85 en Madrid.

En otros aeropuertos del país también se han producido colas de pasajeros afectados para presentar reclamaciones. Es el caso de Gran Canaria, donde hoy estaban programadas ocho salidas a Madrid, Barcelona y Bilbao, aunque la compañía tenía proyectadas para esta jornada 27 operaciones en el conjunto de aeropuertos canarios.

Por otra parte, una treintena de trabajadores de Spanair y Newco, la empresa de asistencia en tierra, se ha concentrado hoy ante los mostradores de la compañía aérea en el aeropuerto de Lavacolla, en Santiago, para protestar por el cese de actividad de la compañía.

Spanair tenía proyectado operar hoy 11 vuelos en los tres aeropuertos gallegos.

Los trabajadores de Spanair en Madrid-Barajas celebrarán mañana asambleas para decidir posibles movilizaciones, al igual que lo harán el martes los empleados de Newco.

El Sindicato de Tripulantes de Cabina (SITCPLA) ha exigido hoy también el pago del sueldo a todos los trabajadores de Spanair y la resolución de la situación, y ha criticado la falta de información por parte de la compañía a sus empleados.

SITCPLA, uno de los tres sindicatos que representa a los 950 tripulantes de cabina de Spanair, ha anunciado que mañana se reunirá el Comité de Madrid para abordar la situación conjuntamente desde todos los colectivos, antes de convocar asambleas de trabajadores.

Por su parte, el presidente de Spanair, Ferran Soriano, ha justificado el cese repentino de los vuelos de su compañía, a última hora del pasado viernes, para evitar "riesgos" en la seguridad.

"Las decisiones sobre el cese de los vuelos el viernes se tomaron y se comunicaron a la dirección general de aviación. De hecho, se adoptaron con su apoyo y siguiendo las normas y las reglas de prudencia y de seguridad básicas", ha argumentado Soriano.