La Fiscalía ordena a los Mossos precintar los colegios electorales e impedir la votación

Los Mossos d'Esquadra acuden a escuelas a identificar a los responsables de puntos de votación

"La declaración unilateral de independencia no está en la hoja de ruta del PDECat", sostiene Carles Campuzano en el Congreso

Campuzano critica el "despliegue masivo" de la policía en Cataluña y las "imágenes" de apoyo ciudadano a los agentes que parten hacia esa comunidad

La CUP junto a Otegi: "El 1-O vamos a votar, aunque encarcelen a Puigdemont y a los 72 diputados"

nacional

| 26.09.2017 - Actualizado: 21:34 h

Redacción - Agencias

La Fiscalía Superior de Cataluña ha ordenado a los Mossos d'Esquadra precintar, antes del próximo sábado, los colegios designadas para acoger las urnas del referéndum 1 de octubre e impedir que se pueda votar en la calle, en un "radio de seguridad" de 100 metros alrededor de esos centros. En una orden dirigida al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, la Fiscalía ordena a la policía catalana garantizar que no se pueda acceder a los locales que está previsto que acojan urnas y que se evite la constitución de mesas electorales mediante un "amplio dispositivo" policial.

La instrucción, que se ha notificado hoy a la policía catalana, establece que, en el marco de sus competencias, los Mossos d'Esquadra "podrán requerir el auxilio y colaboración de las policías locales" y, de no ser ésta suficiente, apoyo a los efectivos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

La orden indica a la policía catalana que deberá garantizar, mediante un precintado "visible y efectivo", el control de los locales designados como puntos de votación, "con antelación suficiente y en todo caso antes del día 30 de septiembre", desalojando a las personas que hubiera en el lugar e identificando a los responsables.

Por orden de la Fiscalía, los Mossos d'Esquadra deberán incautarse de los "efectos e instrumentos destinados a facilitar la votación, especialmente urnas, equipos informáticos, papeletas y documentación o propaganda electoral" y dar cuenta al ministerio público de las incidencias que registren.

El ministerio público ordena a los Mossos vigilar los precintos, hasta las 21 horas del 1 de octubre, y comunicar a la Fiscalía si hay intentos de romperlos y de acceder a los locales, volviéndolos a instalar en el caso de que sea necesario.

Los Mossos, sostiene la Fiscalía, deberán "garantizar la no constitución de las mesas", que los organizadores del referéndum quieren montar a partir de las 7.30 horas de la mañana, mediante un "amplio dispositivo policial" que se desplegará con suficiente antelación para impedir el acceso a los puntos de identificación.

La instrucción especifica también que, cuando el centro se halle en el interior de un edificio más amplio, el dispositivo policial deberá evitar que se vote "en otro lugar del mismo establecimiento o en sus inmediaciones -incluida la vía pública- hasta un radio de seguridad de 100 metros del local designado".

La Fiscalía exige a los Mossos que, antes de las 9.00 horas de la jornada del referéndum, le den "cuenta detallada de los puntos de votación que se encuentren debidamente cerrados y también de aquellos que hayan sido ocupados por personas con intención de proceder a formalizar la votación".

Para impedir la consulta, la instrucción indica a los Mossos que pidan refuerzos a policías locales y, en caso de ser insuficientes, a la Policía Nacional y la Guardia Civil, "sin perjuicio de que esta Fiscalía emita, en ese contexto, las órdenes e instrucciones procedentes".

La Fiscalía ha dictado esta instrucción para los Mossos, el día siguiente de que el mayor del cuerpo, Josep Lluís Trapero, le enviara un escrito para expresar su desacuerdo por haber sido apartado de la coordinación del dispositivo policial del 1-O, en el que lamentaba la falta de "concreciones" en las órdenes del ministerio público a la policía catalana para impedir el referéndum.

ACUDEN ALAS ESCUELAS PARA IDENTIFICAR A ÑPS RESPONSABLES DE LOS CENTROS Y REQUISAR EL MATERIAL

Además los Mossos d'Esquadra han empezado a acudir hoy a las escuelas de Cataluña enlas que está previsto se acojan urnas para el referéndum, para identificar e interrogar a los responsables de esos centros y requisar el material que pudieran haber recibido para el 1-O, incluidos urnas y ordenadores.

Agentes de la policía catalana se han presentado ya esta mañana en escuelas, institutos y centros cívicos con un "requerimiento de información" en que preguntan a los responsables de los locales si han recibido instrucciones sobre el 1-O e identifican a su "interlocutor".

Los agentes, que en algún caso van uniformados, también comunican a los responsables de los centros que, de acuerdo con la instrucción que la Fiscalía Superior de Cataluña dictó el lunes, la entrega de las llaves del recinto para el referéndum "podrá ser considerado un acto de colaboración" con los delitos de prevaricación, desobediencia y malversación y dar lugar a responsabilidades civiles y penales.

De acuerdo con el formulario de requerimiento de información que llevan los Mossos d'Esquadra, al que ha tenido acceso Efe, los agentes deben identificar al responsable del centro y preguntarle si "ha recibido alguna comunicación" por parte del Departamento de Enseñanza o de aquel al que el local pertenezca, "solicitando su colaboración en la celebración del referéndum".

De haber recibido una "comunicación oral" sobre el asunto, la policía catalana pide al director del centro que especifique "la identidad del interlocutor (nombre y apellidos) y el contenido de la información transmitida" y que detalle las indicaciones recibidas.

Si el responsable del centro ha recibido la comunicación por escrito, se le exige que entregue la documentación recibida en relación con los hechos, incluida la petición expresa de entrega de las llaves.

En caso de que el centro haya recibido cualquier tipo de material para la celebración del referéndum -"papeletas, urnas, listas de personas votantes, ordenadores, etc...", especifica el requerimiento-, los Mossos emplazan al responsable del local a entregárselo para ser intervenido.

El acta del requerimiento, que debe ser firmada por el responsable del centro, incluye cuatro puntos en los que los Mossos recuerdan que está obligado a impedir la apertura del local y a denunciar "sin demora" a la policía la presencia de personas ajenas al mismo.

Los agentes advierten además a los responsables de los centros que deben poner inmediatamente en conocimiento de la Fiscalía "cualquier tipo de amenaza, coacción o presión para ceder el control del local" por parte de particulares o funcionarios. "Se le comunica que es rotundamente falsa y sin fundamento legal cualquier comunicación administrativa que garantice que la entrega del control del local, del que es legalmente responsable, le exime de responsabilidad en delitos derivados de la organización del referéndum", añade el acta presentada ante los responsables de los centros.

En las reuniones informativas celebradas esta mañana en las comisarías de los Mossos d'Esquadra, se ha comunicado a los agentes que tienen que completar el requerimiento entre hoy y mañana para poderlo remitir a la Fiscalía lo antes posible.

LA CUP, ACOMPAÑADA DE OTEGI: "EL 1-O VAMOS A VOTAR, AUNQUE ENCARCELEN A PUIGDEMONT Y A LSO 72 DIPUTADOS"

La integrante del Secretariado Nacional de la CUP Aida Sanuy ha asegurado que el próximo 1 de octubre los catalanes van a votar en un referéndum independentista, "aunque encarcelen a los 72 diputados" y al president de la Generalitat, Carles Puigdemont. "Pondremos otros", ha afirmado, para precisar que está "todo calculado para que se abran los colegios" el próximo domingo. Ha sido en una conferencia organizada en el campus de la UPV/EHU de Leioa (Vizcaya) por Ernai, juventudes de Sortu, Sanuy ha estado acompañada por el secretario general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que ha explicado que su coalición planteará en los Parlamentos vasco y navarro "el reconocimiento de la República catalana" desde "el minuto uno" en que se proclame.

En esta línea, la representante de la CUP ha apuntado que, si el 1-O "gana el sí en las urnas, en Cataluña se va a proclamar, al cabo de 48 horas la independencia", como se aprobó en el Parlament. "Pueden traer a toda la Policía a Cataluña. No lo van a poder parar, lo saben, lo tienen muy claro y, por eso, actúan estas semanas como actúan. Nosotros vamos a votar, lo tenemos muy claro. El 1 de octubre va a haber urnas en Cataluña. Ya pueden buscarlas donde quieran, las urnas van a estar en los colegios, y lo saben", ha añadido Aida Sanuy.

EL PDECAT DE PUIGDEMONT AFIRMA QUE LA DECLARACIÓN UNILATERAL DE INDEPENDENCIA "NO ESTÁ" EN SU "HOJA DE RUTA"

El portavoz del PDECat en el Congreso de los Diputados, Carles Campuzano, manifestó este martes que la declaración unilateral de independencia "no está en la hoja de ruta" de su partido, cuando quedan 5 días para el 1-O, fecha fijada por los independentistas para la celebración del referéndum. "La declaración unilateral de independencia no está en la hoja de ruta del PDECat", sentenció Campuzano, antes de remarcar que "lo que hay que hacer tras el 1-O, si millones de catalanes van a votar, es empezar a negociar las condiciones de aquello que los catalanes hayan decidido, empezar a dialogar".

En rueda de prensa en la Cámara Baja, Campuzano apostó por dialogar con el Gobierno central antes y después de la votación que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y sus socios promueven para el próximo 1 de octubre.

Campuzano compareció ante los periodistas para solicitar la comparecencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, por la escasa presencia policial, a su juicio, en el acto del sábado de Podemos en Zaragoza y el consiguiente despliegue policial en Cataluña. Para el dirigente independentista, la "gravedad" de la situación deriva de un "abuso de fuerzas" por parte del Gobierno "absolutamente desproporcionada." Con esto, añadió, "tenemos la sensación de que el Gobierno está tratando a Cataluña como si fuese ya un país independiente".

Campuzano sostuvo que el "despliegue masivo" de la policía en Cataluña y las "imágenes" con el apoyo ciudadano a los agentes que parten hacia esa comunidad al "grito de 'a por ellos'", son "impropios de una sociedad civilizada". A este respecto, pide a Zoido que "condene absolutamente las expresiones de odio que se están produciendo y que animan a una acción represiva" de la Policía en Cataluña.

"Nos parece de una enorme irresponsabilidad que el Gobierno esté enviando estos policías con este estado de ánimo", por lo que confió en que "sería gravísimo" que algunos policias se tomaran la "justicia por su mano, en nombre del patriotismo".