Unos mil médicos convierte la entrada de la Consejería de Salud de la Generalitat en un campo de “minas”

(archivo)

nacional

| 16.11.2011 - 10:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Un millar de médicos, convocados por el sindicato Metges de Catalunya (MC), han convertido este miércoles la explanada ante la Conselleria de Salud de la Generalitat en un campo de minas de recortes, en que han prendido mecha a varias tracas de petardos, en un acto simbólico contra las restricciones en la segunda jornada de huelga convocada en el sector. En una protesta presidida por una gran pancarta con el lema 'La Salud no se cierra ni se recorta', los facultativos ataviados con batas blancas y silbatos han protestado contra la erosión que provoca el tijeretazo cercano a los 1.000 millones de euros orquestado por el Govern en los hospitales y ambulatorios de Cataluña.

Durante la concentración, los médicos han vuelto a sorprender con una nueva 'performance', en la que las minas de 'porexpan' simbolizaban recortes en camas, presupuesto y quirófanos, entre otros, para clamar contra los planes de ajustes en la sanidad pública catalana y sus efectos sobre la asistencia. En declaraciones a los medios, el presidente de MC, Albert Toms, ha mostrado una gran decepción por las declaraciones del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y del portavoz del Govern, Francesc Homs, en las que acusaron a los médicos de fines electoralistas y de estar preocupados por su sueldo: "No entendemos este posicionamiento", ha señalado Toms.

Ha confiado en que las cifras de huelguistas de este miércoles superarán las de este martes, en que un 70% de los facultativos fueron a la huelga según el sindicato y un 20% según la Generalitat, lo que el presidente de MC ha atribuido a los distintos sistemas de cómputo.

DISPARIDAD DE CIFRAS

A modo de ejemplo, ha explicado que si en un centro de atención primaria (CAP) hay tres médicos, dos deben cubrir los servicios mínimos y uno se adhiere a la huelga, la Conselleria de Salud dice que sólo un 25% se ha sumado al paro y MC apunta un 100% porque considera que sólo uno tenía posibilidades reales de secundar la huelga. Toms, quien ha cargado contra los "daños irreparables" de los recortes en la sanidad catalana, ha criticado la política de erosión de la Generalitat contra los médicos, y la ha acusado de no querer sentarse a negociar después de la convocatoria de la huelga fruto del desencanto de los profesionales. "Si estamos aquí es por la voluntad del Govern de no sentarse" a hablar, ha aseverado el presidente de MC, acompañado por el secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Patricio Martínez, quien ha apoyado las reivindicaciones de los facultativos catalanes, después de liderar las huelgas médicas en la primavera de 2006 en Cataluña.

Sobre el posicionamiento de las juntas clínicas de los hospitales, el presidente de MC ha señalado que todas ellas están en contra de los recortes y apoyan las reivindicaciones del sindicato, si bien ha admitido que algunas ven con buenos ojos la convocatoria de huelga y otras son "más pasivas".