Trapero envía a su número 2 a la reunión de coordinación de mandos policiales

Ferran López, comisario superior de Coordinación territorial de los Mossos asistió en su lugar

El fiscal de Cataluña pide a los Mossos identificar a los responsables de los colegios electorales

El fiscal general del Estado asegura que si Trapero no acata las órdenes de la Guardia Civil "tendrá consecuencias legales"

Los mandos de los Mossos rechazan la coordinación desde Interior por "inadecuada"

nacional

| 25.09.2017 - 10:57 h

Agencias

El mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, ha enviado a Ferran López, comisario superior de Coordinación territorial del cuerpo, a la reunión de mandos policiales que ya ha empezado en la Delegación del Gobierno convocada por Diego Pérez de los Cobos, director del Gabinete de Coordinación de la secretaría de Estado de Seguridad. La reunión, que se ha celebrado en la Delegación del Gobierno, en Barcelona, es la primera en que se convoca a los mandos de Guardia Civil, Policía Nacional, Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana de Barcelona después de que el pasado sábado la Fiscalía Superior de Cataluña dejara en manos de Pérez de los Cobos la coordinación del dispositivo judicial.

A lo largo de todo el día, la policía catalana se resistía a detallar oficialmente qué mando de los Mossos d'Esquadra asistiría a la reunión, a la que finalmente el mayor, Josep Lluís Trapero, ha enviado a Ferran, uno de sus números dos de los Mossos d'Esquadra junto al comisario Joan Carles Molinero. Además del comisario de los Mossos d'Esquadra, a la reunión de esta tarde asisten el responsable de la Guardia Civil en Cataluña, Ángel Gozalo; el jefe de la Policía Nacional en Cataluña, Sebastián Trapote; y el jefe de la Guardia Urbana de Barcelona, Evelio Vázquez.

Esos mismos mandos policiales han mantenido en las últimas semanas distintas reuniones de coordinación con el fiscal Superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, a las que hasta ahora había asistido el Mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero.

Según han informado los Mossos d'Esquadra, el comisario Ferran López, número dos de la policía catalana, ha comunicado en la reunión que se ha enviado una petición a la Fiscalía, instando a convocar la Comisión de Coordinación Policial de Cataluña, un comité de coordinación permanente entre los cuerpos de seguridad del Estado y la Generalitat que depende de la Junta de Seguridad de Cataluña, presidida por el president, Carles Puigdemont.

La decisión de la Fiscalía de dejar en manos de Pérez de los Cobos, director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad y coronel de la Guardia Civil, la dirección del dispositivo policial para evitar el 1-O ha indignado al Departamento de Interior de al Generalitat de Cataluña, que ha anunciado que recurrirá la orden del ministerio público y ha encargado un informe jurídico sobre la legalidad de la misma.

Medio centenar de personas se han concentrado esta tarde ante la Delegación del Gobierno en Barcelona para expresar su apoyo a los Mossos d'Esquadra, entre proclamas como "Votaremos" o "Votemos para ser libres".

EL FISCAL SUPERIOR DE CATALUÑA PIDE A LOS MOSSOS IDENTIFICAR A LOS RESPONSABLES DE LOS COLEGIOS ELECTORALES DEL 1-O

En paralelo, el fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, ha dado instrucciones al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, para que sus agentes identifiquen a los responsables de los centros designados como colegios electorales para el referéndum del 1-O.

En una instrucción, Romero de Tejada ordena a Trapero que los Mossos se personen en los centros educativos o administrativos que harían las funciones de colegio electoral en la consulta del 1 de octubre, suspendido por el Constitucional, para identificar a sus responsables y tomarles declaración como testigos.

Los Mossos les pedirán, según estas instrucciones, que entreguen la documentación que tengan sobre estos hechos (comunicación de su designación como colegio electoral, instrucciones de actuación, personas de contacto para incidencias, petición de que entregue las llaves, etcétera) y, en caso de tener algún material electoral, que lo requisen.

LA ASOCIACIÓN PROFESIONAL DE MANDOS DE LOS MOSSOS DE ESQUADRA RECHAZA LA COORDINACIÓN DESDE INTERIOR Y LA CALIFICA DE "ELEMENTO DESMOTIVADOR"

La Asociación Profesional de Mandos de la Policía de Cataluña (Copcat, por sus siglas en catalán) ha rechazado la imposición de coordinación de los Mossos desde el Ministerio del Interior por ser "inadecuada y crear un precedente peligroso y no merecido".

En un comunicado han criticado la instrucción del fiscal superior de Cataluña, en la que basándose en el artículo 46 de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, intenta situar a los Mossos bajo las órdenes del coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos.

"Esta decisión puede afectar nuestra trayectoria de superación profesional y convertirse en un elemento desmotivador para la organización", explica el comunicado, donde subrayan que la imposición de la coordinación para impedir el referéndum del 1 de octubre no está justificada.

Copcat ha instado a los aparatos del Estado a que les dejen hacer su trabajo sin interferencias y han querido dar su apoyo al mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, por las decisiones adoptadas. Además, recuerdan que los Mossos siempre han actuado con imparcialidad y han mostrado lealtad institucional con las autoridades judiciales, fiscales y de otros cuerpos de seguridad.

MAZA ASEGURA QUE SI TRAPERO NO ACATA LAS ÓRDENES "TENDRÁ CONSECUENCIAS LEGALES"

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha asegurado que resulta "de lo más obvio" que los distintos cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado tengan que coordinarse para actuar ante el referéndum del 1 de octubre y asegura que el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero "tendrá consecuencias legales" si no lo cumple.

En una entrevista en Onda Cero ha explicado que "es fácil de entender que el 1-O tiene que estar preparado algún plan ante la eventualidad de que pueda haber una existencia de urnas" y para ello "es de lo más obvio que tiene que haber un plan coordinado". "Si el señor Trapero no quiere cumplir esto, que es un mandato legal, tendrá consecuencias legales", ha señalado.

En este sentido, el fiscal recordado que la legalidad ampara en distintos supuestos que sean los jefes de las fuerzas de ámbito nacional quienes se ocupen de la organización de la actuación conjunta: "La otra opción es que cada uno actúe por libre", ha ironizado y ha añadido que confía en que Trapero sea "razonable".