Los inmigrantes irregulares volverán a tener derecho a la atención primaria

El Gobierno, sin embargo, es contrario a que los 'sin papeles' sean titulares de una tarjeta sanitaria

Rajoy ve "sensato" que los 'sin papeles' sean atendidos para que no se "colapsen" las urgencias

El Gobierno creará con las comunidades un programa específico de atención a irregulares

nacional

| 31.03.2015 - 10:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los inmigrantes que se encuentran en España en situación irregular volverán a tener derecho a la atención primara en el Sistema Nacional de Salud (SNS) pero no recuperarán la tarjeta que les fue retirada con la aprobación de la reforma sanitaria en 2012. Lo anuncia, en una entrevista con Efe, el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, en la que defiende esta decisión por "cuestiones de salud pública", porque es "más práctico" y para "no saturar las urgencias".

"Lo vemos ya con mucha claridad y trabajamos en eso, estamos dispuestos a dar un paso, creo que no tiene sentido que no puedan ser atendidos en atención primaria", sostiene el titular de Sanidad.

Sin embargo, manifiesta estar "completamente en contra" de que los 'sin papeles' sean titulares de una tarjeta sanitaria que "les daría un derecho en Europa que no existe en ningún otro país".

Alonso no es partidario de retirar otras medidas de la reforma como el copago farmacéutico pese a que, según el Gobierno, la economía se está recuperando, porque España siempre ha tenido un gasto en medicamentos "muy elevado" y hay que "seguir siendo muy exigentes en su control".

RAJOY VE "SENSATO" QUE LOS 'SIN PAPELES' SEAN ATENDIDOS PARA QUE NO SE "COLAPSEN" LAS URGENCIAS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, considera "sensato y razonable" que el Ministerio de Sanidad estudie permitir el acceso de los inmigrantes en situación irregular a la Atención Primaria a través de los centros de salud, ya que permitirá "entre otras cosas que no se colapsen las urgencias".

Tras reunirse en La Moncloa con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, Rajoy ha defendido que la asistencia sanitaria de los inmigrantes irregulares en España es "sin duda una de las más completas de Europa", a pesar de que la reforma que impulsó la exministra de Sanidad Ana Mato en 2012 les dejó sin tarjeta sanitaria "al igual que en ningún otro país de la Unión Europea".

Desde entonces, ha relatado, sólo tienen derecho a ser atendidos "en condición de igualdad con los españoles" en urgencias, durante el embarazo, parto y postparto, a menores de edad y ante cualquier problema que repercuta en la salud pública. No obstante, Rajoy ha confirmado que Sanidad trabaja en una regulación para "mejorar la asistencia de estas personas" que permita "regular la posibilidad de su acceso a la Atención Primaria" ya que, según ha recordado, algunas comunidades ya lo estaban permitiendo.

"Parece más sensato y razonable que se haga en los ambulatorios para que, entre otras cosas, no se colapsen las urgencias", ha zanjado el presidente del Ejecutivo, que confía en que se haga una regulación "que sea útil y sirva igual para todos los territorios".

EL GOBIERNO CREARÁ CON LAS COMUNIDADES UN PROGRAMA ESPECÍFICO DE ATENCIÓN A IRREGULARES

El Gobierno acordará con las comunidades autónomas la creación de un programa de asistencia sanitaria a inmigrantes irregulares que cumplan una serie de requisitos como un tiempo mínimo de empadronamiento y que incluirá, entre otras garantías, la asignación de un médico de atención primaria. Según ha avanzado secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, los extranjeros que se acojan a este programa tendrán acceso a diagnósticos en materia de prevención y a tratamientos básicos dentro de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, pero no tendrán derecho a la asistencia sanitaria fuera de su comunidad.

Hasta ahora, los inmigrantes en situación irregular podían ser atendidos en urgencias, durante el embarazo, el parto, el postparto, y todos los menores de edad tenían garantizada la asistencia sanitaria. Lo que plantea ahora el Ministerio de Sanidad a las autonomías es la creación de un programa de promoción de la salud, prevención de enfermedades y prestación de asistencia sanitaria dirigido a extranjeros empadronados en España y "que no estén registrados ni autorizados".

Aquellos inmigrantes que quieran acogerse a este programa deberán reunir los siguientes requisitos: ser mayor de edad, no tener reconocido por la Seguridad Social la condición de asegurado o beneficiario y no exportar el derecho a la asistencia sanitaria desde el país de origen. Tampoco podrán reunir los requisitos para suscribir un convenio especial de asistencia sanitaria -la reforma establecía convenios para quienes tenían un renta superior a los 100.000 euros- y tendrán que cumplir un plazo mínimo de empadronamiento que se acordará con las comunidades.

Además, se tendrá en cuenta el límite de ingresos por unidad familiar, de manera que la renta anual deberá ser inferior a 1,5 veces el valor del Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). Los inmigrantes que se acojan a este programa tendrán derecho a la inclusión en programas de salud pública, a la asignación de profesionales en el ámbito de la atención primaria, a diagnósticos en materia de prevención y a tratamientos básicos de enfermedades según lo que establezca el médico de atención primaria y dentro del marco de la cartera común de servicios básicos.