Los independentistas exigen a Mas que celebre elecciones en tres meses

ANC y Òmnium condicionan el nuevo 9N de Mas a celebrar elecciones antes de enero

Mas: "La fecha de las elecciones es lo más irrelevante"

Camacho: “Mas quiere una candidatura tapadera para ocultar la corrupción”

ANC y Òmnium condicionan el nuevo 9N de Mas a celebrar elecciones antes de enero (Archivo)

nacional

| 19.10.2014 - 15:53 h
REDACCIÓN

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural apoyarán la consulta alternativa que impulsa el gobierno de Artur Mas siempre y cuando éste convoque elecciones en clave de plebiscitarias en los próximos tres meses y que el 9N se parezca lo máximo posible a la consulta convocada inicialmente.

En el acto central de la campaña unitaria "Ara és l'hora" (Ahora es la hora) en favor del "sí-sí" a la independencia celebrado en la plaza Catalunya de Barcelona, las presidentas de la ANC, Carme Forcadell, y de Òmnium Cultural, Muriel Casals, también han exigido que se retome la unidad del bloque soberanista.

Forcadell ha dado a conocer, reiterando las palabras "siempre y cuando", los condicionantes que ponen las dos entidades para aceptar la "consulta alternativa" de Mas.

"Siempre y cuando la convirtamos en una movilización para denunciar la involución democrática del Estado español, y siempre y cuando quien quiera participar pueda hacerlo en todo el territorio, y que sirva para denunciar ante los organismos internacionales que se nos prohíben derechos como el de votar", ha apuntado.

El último "siempre y cuando" de Forcadell ha sido el de que la consulta "pueda dar paso a unas elecciones plebiscitarias que nos conduzcan al definitivo mandato democrático hacia nuestra libertad".

Según Forcadell, ANC y Òmnium se comprometen a ser "garantes" de este proceso, pero "exigimos -ha dicho- unidad política y que haya elecciones. Presidente convoque elecciones, queremos votar en los próximos meses" a fin de que "podamos iniciar la primavera de 2015 con un nuevo Parlament constituido".

Por su parte, la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, ha admitido que la ruptura de la unidad tras el cambio de formato de la consulta ha hecho vivir al proceso soberanista catalán "horas confusas, la foto se ha vuelto borrosa y hemos tenido la tentación de desanimarnos, aunque no lo hemos hecho".

Casals ha pedido a los partidos del bloque soberanista "que retomen las negociaciones con la finalidad de que la nueva consulta del 9N se parezca lo máximo posible a la que fue convocada por decreto del presidente de la Generalitat".

"Os pedimos que os sentéis a la misma mesa", ha afirmado Casals después de pronunciar los nombres de los líderes del bloque proconsulta, y ha añadido que "el proceso participativo" se tiene que convertir "en la primera vuelta" de unas plebiscitarias.

No obstante, ni Òmnium ni la ANC han recogido en los discursos de sus representantes la pretensión de CDC de que a las mismas se tenga que ir en una única lista electoral.

CONCENTRACIÓN MULTITUDINARIA

Miles de personas -110.000 según la Guardia Urbana- se han congregado en la Plaza Catalunya, la mayoría ataviados con camisetas amarillas y con una amplia presencia de banderas independentistas.

Al acto han asistido líderes como Oriol Junqueras (ERC), Josep Rull (CDC), Jordi Turull (CDC), Antoni Castellà (UDC), Ernest Maragall (NeCat), Ricard Gomà (ICV), David Companyon (EUiA) y Marc Sallas (CUP), así como los consellers Ferran Mascarell e Irene Rigau.

También han participado en el acto, que se ha desarrollado bajo un fuerte sol y altas temperaturas para estas fechas, la esposa del presidente de la Generalitat, Helena Rakosnik, actores como Juanjo Puigcorbé, o la cantante Núria Feliu.

No han asistido, sin embargo, dirigentes como el coordinador de Iniciativa per Catalunya (ICV-EUiA), Joan Herrera, o el líder de la CUP, David Fernández, así como tampoco los principales dirigentes de UDC.

Tras el acto, Oriol Junqueras ha insistido en que lo prioritario son las elecciones y ha pedido la independencia "inmediata", mientras que Rull ha pedido recuperar la unidad antes de que se convoquen elecciones.

Aunque los partidos ya han hecho estas primeras valoraciones tras finalizar el acto, Forcadell y Casals han explicado que esperan que en los próximos días respondan a sus propuestas.

MAS: “LA FECHA DE LAS ELECCIONES ES LO MÁS IRRELEVANTE”

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, afirma que "la fecha de las elecciones es lo más irrelevante" y asegura que no está "dilatando nada", pero que "tan importante como la fecha es saber cómo, con quién, qué y por qué. No las convocaré sin saber esto".

En una entrevista que hoy publica 'El Punt Avui', Mas reconoce asimismo que "si el 9N sale bien, David habrá empezado a vencer a Goliat"; y admite asimismo que "todo tiene consecuencias. Dejar el Gobierno en minoría tiene consecuencias".

A su juicio, lo que está pasando es "que vamos adelante" con la consulta, el derecho a decidir y con que la gente pueda votar, y también que "hay más ruido del que tendría que haber"; aunque el consenso político "resquebrajado" ahora "se puede y se tiene que rehacer".

Mas se pregunta "¿qué sentido tiene la desobediencia?" si lleva a no votar; admite que al agrietarse el consenso "tuve la sensación de que me quedaba más solo como gobierno", y asegura con rotundidad que "si el 9N hay urnas y papeletas y la gente no va a votar, eso será un tiro en el pie del proceso".

CAMACHO: “MAS QUIERE UNA CANDIDATURA TAPADERA PARA OCULTAR LA CORRUPCIÓN”

La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha dicho hoy que el presidente catalán, Artur Mas, quiere "una candidatura tapadera para ocultar la corrupción y la incompetencia" de su gobierno.

En un acto con militantes populares en Sant Pere de Ribes (Barcelona), Sánchez-Camacho ha afirmado que el presidente de la Generalitat "ya no tiene salida y quiere una candidatura única tapadera para ocultar los escándalos de corrupción y su incompetencia para gobernar", informa el PPC en un comunicado.

En este sentido, Sánchez-Camacho ha asegurado que "Mas se está rodeando de las líderes de las entidades separatistas subvencionadas, de la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) y Òmnium Cultural, con el objetivo de liderar el nuevo partido del president".