Los dos españoles supervivientes abandonan el hospital de Túnez

El Gobierno espera repatriar este viernes los cuerpos de los dos españoles muertos en Túnez

Cifuentes: "Los españoles pueden estar tranquilos ante la amenaza yihadista"

El crucero MSC Splendida llegará mañana a Barcelona sin 27 de sus pasajeros

nacional

| 19.03.2015 - 09:43 h
REDACCIÓN

Los españoles Cristina Rubio y Juan Carlos Sánchez, supervivientes del atentado el miércoles en Túnez, abandonaro el hospital charles Nicolle de la capital norteafricana tras un revisión rutinaria.

Ambos llegaron acompañados por funcionarios consulares después de pasar 24 horas escondidos en dependencias del Museo del Bardo, que visitaban como parte de las actividades de un crucero que realizaban por el Mediterráneo.

Aunque ninguno de los dos está herido, se les ha efectuado un reconocimiento en la maternidad a Cristina Rubio, dado que está embarazada de cuatro meses.

En estado aún de "shock", ninguno de los dos quiso atender a la prensa antes de dirigirse a un hotel de la capital, donde esperarán para tomar el avión en el que serán repatriados y en el que también viajarán restos de la pareja catalana muerta en el atentado.

Hasta la capital tunecina, los hijos de ambos se han desplazado para proceder a la identificación de los cuerpos y acelerar así el proceso de repatriación.

El ataque se inicio el miércoles cuando un joven de unos 20 años disparó una ráfaga de metralleta contra un grupo de hispanohablantes que se disponían a visitar el Museo del Bardo, aledaño al Parlamento y uno de los más importantes de Túnez.

En la ráfaga murieron siete personas, entre ellas dos ciudadanos españoles, antes de que los terroristas tomaran una treintena de rehenes y se atrincheran en el jardín del museo. En la operación policial de rescate murieron otras 16 personas.

La Policía tunecina ha detenido a nueve sospechosos por su presunta implicación en este atentado que, según el balance definitivo de víctimas, costó la vida a 23 personas, 18 de ellas turistas extranjeros.

Fuentes de Seguridad confirmaron hoy a Efe que los sospechosos se hallan en dependencias policiales y están siendo interrogados para tratar de esclarecer quien ordenó un atentado que ha conmocionado a Túnez.

Además, fuerzas especiales prosiguen con sus pesquisas en barrios del cinturón de la capital y en las zonas montañosas vecinas a la frontera con Argelia, un área militar cerrada en la que el Ejército tunecino lucha desde hace meses con grupos yihadistas provenientes del Sahel.

Fuentes tunecinas que pidieron no ser identificadas indicaron que las investigaciones apuntan en tres direcciones: la franquicia de Al Qaeda en el Magreb (AQMI), el grupo radical local Ansar al Sharia e incluso alguna célula afín al Estado Islámico fundada por yihadistas tunecinos retornados de Irak y Siria.

EL GOBIERNO ESPERA REPATRIAR ESTE VIERNES LOS CUERPOS DE LOS DOS ESPAÑOLES MUERTOS

Los dos fallecidos españoles en el ataque terrorista registrado en Túnez son Antoni Cirera Pérez y Dolors Sánchez Rami, un matrimonio que residía en el barrio del Camp de l'Arpa de Barcelona, ha confirmado a Efe la hermana del fallecido. Maria Gracia Cirera Pérez ha explicado a Efe que se encuentra "muy afectada" por el suceso, pero ha indicado que no haría declaraciones a la prensa.

Los dos fallecidos, ambos septuagenarios, residían en un piso de la capital catalana ubicado en la calle Conca y al parecer formaban parte de un grupo de 90 españoles que habían llegado a Túnez en dos cruceros, uno de Costa Concordia (60) y otro de MSC (30), según informó ayer el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

García-Margallo se puso ayer en contacto con las familias de las víctimas para comunicarles su fallecimiento en el atentado. Una veintena de personas, de ellas 17 turistas extranjeros, de nacionalidad italiana, española, sudafricana, japonesa, colombiana, brasileña, alemana y polaca, murieron durante el ataque terrorista en Túnez, que causó también 24 heridos, según el Gobierno tunecino.

Los cuerpos de los dos españoles fallecidos ayer en el atentado terrorista de Túnez -el matrimonio formado por Antoni Cirera Pérez y Dolors Sánchez Rami- podrían ser repatriados mañana, según ha informado a Efe un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El Gobierno está "acelerando" los permisos y los protocolos para poder proceder a la repatriación, que se baraja pueda realizarse en el día de mañana.

También se está trabajando en conseguir los permisos para repatriar en el mismo avión a los dos colombianos fallecidos en ese atentado, puesto que este país no dispone de consulado en Túnez, según ha explicado la misma fuente.

El Gobierno ha ofrecido además a los dos españoles que han estado desaparecidos durante 24 horas tras el atentado, y que han sido encontrados hoy sanos y salvos, que regresen en ese mismo avión.

CELEBRABAN SUS BODAS DE ORO

El matrimonio de jubilados formado por Antoni Cirera Pérez y Dolors Sánchez Rami, asesinado en el atentado terrorista de Túnez, había contratado el crucero turístico por el Mediterráneo "para celebrar sus bodas de oro", han explicado los vecinos de los fallecidos.

Según los vecinos que viven en el mismo inmueble que los fallecidos, en la calle Conca del barrio del Camp de l'Arpa de Barcelona, el matrimonio había contratado el crucero turístico a bordo del MSC Splendida, que les llevó a Marsella, Génova, Roma, Palermo y Túnez, para celebrar sus 50 años de casados.

Los vecinos han expresado su consternación por el suceso y han ensalzado las virtudes y bondades del matrimonio asesinado, cuya hija Maria Gràcia se encuentra "muy afectada" y ha declinado hacer declaraciones a la prensa.

EL CRUCERO MSC SPLENDIDA LLEGARÁ MAÑANA A BARCELONA SIN 27 DE SUS PASAJEROS

El crucero turístico MSC Splendida, que zarpó de Barcelona el pasado viernes con 3.714 pasajeros a bordo, viaja ya con destino a la capital catalana, adonde arribará mañana a las 9 horas con 27 pasajeros menos.

Según ha informado hoy la compañía italiana MSC Cruceros, el buque ha zarpado a las 6 de esta mañana del puerto de La Goulette (Túnez).

La compañía naviera ha confirmado que nueve de sus pasajeros han perdido sus vidas en el atentado del Museo Nacional del Bardo de Túnez, otros 12 se encuentren heridos y cuatro (un belga, un británico, un francés y un japonés) siguen ilocalizados), ya que los dos españoles que habían sido dados por desaparecidos han sido localizados sanos y salvos.

MSC Cruceros ha confirmado también que de las víctimas registradas tres eran de nacionalidad japonesa, dos franceses, dos españoles, un matrimonio de Barcelona, y dos eran colombianos.

Con respecto a los heridos, tres son ciudadanos japoneses, uno de Sudáfrica, uno de Bélgica y siete franceses y todos ellos están siendo tratados en varios hospitales en estos momentos y, según la compañía naviera turística, están recibiendo también la ayuda de los miembros del equipo de crisis que MSC Cruceros ha enviado a Túnez para proporcionar el apoyo necesario en tierra.

En un comunicado, MSC Cruceros han expresado sus "más sinceras condolencias a todos aquellos que han sido afectados y están sufriendo por este trágico suceso, y en particular por los familiares y amigos de quienes perdieron sus vidas, así como por los heridos".

El crucero MSC Splendida, que cada semana inicia los viernes sus cruceros turísticos por el Mediterráneo desde el puerto de Barcelona, atracó en el puerto de La Goulette (Túnez) el pasado miércoles tras visitar Marsella, Génova, Roma y Palermo, que es la ruta que realiza durante la temporada que va del 17 de diciembre de 2014 al 15 de abril de 2015.

El buque atracó en Túnez con 3.714 pasajeros y 1.267 miembros de la tripulación a bordo.

CIFUENTES: "LOS ESPAÑOLES PUEDEN ESTAR TRANQUILOS ANTE LA AMENAZA YIHADISTA"

La delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha condenado el atentado de Túnez en el que han fallecido al menos 20 personas y ha asegurado que los españoles pueden "estar tranquilos" ante la "amenaza" del terrorismo yihadista, gracias al trabajo de los cuerpos y fuerzas de seguridad.

En declaraciones a Efe, Cifuentes ha trasladado el pésame a los familiares y amigos de los fallecidos, entre los que hay dos españoles, y ha expresado su alegría porque otros dos ciudadanos de España que estaban desaparecidos tras el ataque hayan sido encontrados con vida.

"El principal problema que tenemos no sólo en España sino en todo el mundo occidental es la amenaza del terrorismo yihadista", ha comentado.

En este punto, ha incidido en que, aunque España es "objetivo de este tipo de atentados", tiene una "gran confianza en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado" por su trabajo para "frenar la amenaza yihadista". "Los españoles tienen que estar tranquilos", ha declarado.

Por otro lado, ha comentado que es al Ministerio de Interior a quien le corresponde determinar si eleva el nivel de alerta por atentados o si mantiene los controles actuales para evitar la entrada de terroristas yihadistas, que ha calificado de "muy eficaces".