Los ciudadanos conocerán desde septiembre los bienes de diputados y senadores

Bono y Rojo recomiendan publicitar los bienes de todos los cargos estatales, autonómicos y locales

nacional

| 14.06.2011 - 12:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los ciudadanos podrán conocer a partir de septiembre los bienes patrimoniales y rentas de los diputados y senadores, que se publicarán en las páginas web del Congreso y el Senado, y además los parlamentarios ya no podrán cobrar complementos de pensiones ni indemnizaciones si trabajan o cobran una pensión.

Estas novedades figuran en las propuestas que los presidentes del Congreso y el Senado, José Bono y Javier Rojo, han trasladado a los grupos políticos en la reunión de las Mesas Conjuntas que se ha celebrado en la Cámara Baja con el propósito de adoptar medidas para acabar con lo que algunos consideran "privilegios" parlamentarios.

La iniciativa conjunta no incluye finalmente una reforma legal para endurecer el régimen de incompatibilidades de diputados y senadores, al entender que la normativa actual es suficiente.

Pero sí trata de implantar en los órganos competentes de las dos cámaras una nueva doctrina más exigente y rigurosa a la hora de autorizar la compatibilidad de actividades privadas profesionales a los parlamentarios, evitando el "estatus" actual, en el cual las excepciones se han convertido en norma.

Asimismo, el presidente del Congreso, José Bono y el del Senado, Javier Rojo, han recomendado a las fuerzas políticas que promuevan reformas que permitan hacer públicos los bienes y rentas de todos los cargos públicos, sean estatales, autonómicos o locales, como se va a hacer con los parlamentarios.

Esta recomendación se ha incluido en las propuestas que ambos han entregado a los grupos de las dos cámaras legislativas para reformar el régimen de pensiones e incompatibilidades y fomentar la transparencia de diputados y senadores, cuyo patrimonio se hará público en la web a partir de septiembre.

A instancias de Rojo, el informe incluye una recomendación que propone extender la obligación de transparencia "a la totalidad de los cargos públicos de España, electivos o designados", sean de la Administración Central, autonómica o local, y también al personal de confianza de los altos cargos.

Según ha explicado el presidente Bono, "lo que decimos es que sería bueno que los bienes, los patrimonios de todos los cargos públicos, tuviesen el mismo nivel de publicidad que nosotros proponemos para diputados y senadores".

Y ha aclarado que si el Congreso y el Senado son competentes para regular esta cuestión en el ámbito estatal, en lo que se refiere a las autonomías, deben ser las Comunidades las que lo aborden, también mediante sus correspondientes cambios legislativos.

Ha advertido Bono de que esta recomendación adicional es la única que no se había consultado con las fuerzas parlamentarias y por ello no se ha incluido en el catálogo de propuestas formales.

El presidente del Congreso ha defendido la publicidad de los bienes y rentas de los parlamentarios "porque entendemos que cualquier velo que pretenda de alguna manera cubrir este tipo de información, en las circunstancias actuales, no es sino alimento para maledicentes y calumniadores".

Igualmente ha dicho que la falta de transparencia puede usarse por "personas de mala fe que quieren tratar a los políticos de una manera desconsiderada", cuando él tiene la "firme convicción" de que entre los políticos "hay personas tan honorables" como en cualquier otro colectivo.

"Queremos ser más transparentes que ninguno", ha remachado.

Bono ha dicho además que las propuestas planteadas recogen "en gran medida" las sugerencias de las fuerzas políticas y ha asegurado que con estas iniciativas "hemos abierto las puertas del Congreso y el Senado de par en par".

PROPUESTAS BIEN ACOGIDAS POR LOS GRUPOS

Las modificaciones planteadas por Bono y Rojo han sido bien acogidas por los grupos parlamentarios, aunque alguna fuerza minoritaria, como ERC, ha pedido ir más allá en materia del régimen de compatibilidades y ha reclamado una modificación de la ley.

La portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho en rueda de prensa que las reformas "van en la línea de lo propuesto por el PP", y las considera "razonables" porque aumentan la transparencia y equiparan a los diputados al resto de trabajadores en materia de pensiones.

Por su parte, el portavoz de ERC, Joan Ridao, se ha mostrado totalmente de acuerdo con dar publicidad de los bienes de diputados y senadores y con suprimir los complementos de pensión, pero ha avanzado que su formación planteará una reforma puntual de la LOREG para garantizar la dedicación absoluta de los parlamentarios.

A su juicio, la sugerencia de Bono y Rojo de pedir un mayor "celo o rigor" a la hora de controlar esa dedicación exclusiva adolece de un exceso de voluntarismo, ya que la práctica demuestra que la comisión encargada de vigilar el régimen de los diputados permite "una evidente confusión entre lo público y lo privado".

Desde el PNV, Josu Erkoreka ha destacado que su grupo siempre ha sido partidario del rigor a la hora de exigir dedicación absoluta a los parlamentarios, y ha anunciado que lo va a seguir exigiendo, incluso si fuera necesario con una nueva ley o mediante la reforma de la LOREG descartada por Bono.

Núria Buenaventura, de ICV, ha echado en falta que la medida para que el patrimonio de los parlamentarios sea público no se haya extendido a los bienes de sus familiares directos.

De "razonable" y "muy equilibrada" ha calificado la iniciativa el secretario general del grupo socialista, Eduardo Madina, porque reúne propuestas de todos los grupos; ha descartado que pueda interpretarse como una respuesta a las demandas del movimiento 15-M.