Los candidatos del PSOE prometen integración y primarias para noviembre

Tratan de diferenciarse sobre Cataluña pero apuestan por una reforma constitucional

Sánchez rechaza una consulta catalana y Madina aboga por dialogar con Mas

Sánchez y Madina plantean la obligatoriedad de dimitir con juicio oral y Pérez Tapia, con la imputación

nacional

| 07.07.2014 - Actualizado: 21:12 h
REDACCIÓN

Los tres candidatos a liderar el PSOE, Pedro Sánchez, Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, se han comprometido hoy a integrar a los otros en los nuevos órganos de dirección, para que el partido salga fuerte y unido, y han garantizado las primarias abiertas en noviembre.

Durante el debate previo a la consulta del próximo día 13, los tres han garantizado también la celebración de las primarias abiertas para elegir al candidato a la Moncloa a finales de noviembre, aunque Pérez Tapias ha dejado claro que él en ningún caso se presentará si es elegido secretario general, porque esa es "la mejor manera de garantizar el juego limpio".

Además, los tres han hecho especial hincapié en la necesidad de que de este proceso congresual salga un partido unido e integrado y en que no pase lo del cónclave de Sevilla, que Alfredo Pérez Rubalcaba ganó por 22 votos a Carme Chacón y del que el PSOE salió dividido.

Madina, por su parte, ha señalado que no encuentra una razón para prohibirle al secretario general presentarse a las primarias a la Presidencia del Gobierno y ha dicho que si es elegido nuevo líder estudiará a fondo si concurre. Si no sale ahora como dirigente del PSOE, ha descartado completo presentarse a las primarias.

Eduardo Madina ha propuesto "cerrar" el Senado si no se consigue llevar a cabo su reforma para convertirlo en una cámara de representación territorial, en el marco de una eventual reforma de la Constitución."Si no lo conseguimos, debemos cerrarlo", ha dicho Madina en el debate con los otros dos candidatos, Pedro Sánchez y José Antonio Pérez Tapias.

Sánchez ha reivindicado las primarias abiertas en todos los partidos y ha asumido además "listas cremallera" que alternen un hombre y una mujer en todas las elecciones.

SÁNCHEZ RECHAZA UNA CONSULTA CATALANA Y MADINA ABOGA POR DIALOGAR CON MAS

Los tres candidatos del PSOE han tratado de marcar diferencias en el debate en sus posturas sobre cuál debe ser la respuesta a la crisis con Cataluña, aunque para los tres pasa por una reforma constitucional. Quien más se ha distinguido ha sido el aspirante de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias, que ha defendido que se debe avanzar hacia un Estado Federal plurinacional.

Mientras tanto, el diputado vasco Eduardo Madina también ha defendido el Estado federal -ha asegurado ser federalista desde antes que el PSOE propugnara esta solución-- pero ha explicado que no puede estar "de acuerdo" con sus compañeros, porque defiende que España "es una nación" y no quiere entrar en "discusión sobre el perímetro de las naciones y las fronteras ningún día de la semana".

Por su parte, Sánchez ha dicho discrepar de sus compañeros porque no cree que "se tenga que hacer un referéndum ni pactado ni legal" y ha abogado por hacer "un proceso de reformas constitucionales" para una España federal y después hacer un referéndum. Además, ha defendido la Declaración de Granada que pactó el PSOE con todos los dirigentes territoriales en julio de 2013.

Pedro Sánchez ha rechazado hoy cualquier tipo de consulta en Cataluña, ni legal ni pactada, y ha insistido en la reforma federal recogida en la declaración de Granada del PSOE, una idea defendida también por Eduardo Madina, quien plantea además la necesidad de reunirse y dialogar con Artur Mas.

José Antonio Pérez Tapias, por su parte, se ha preguntado por qué los socialistas no son más valientes en el debate catalán y en otros temas y ha apostado por ir más allá de la reforma federal para reformularlo en términos de "Estado plurinacional".

CASOS DE CORRUPCIÓN

Los candidatos a la Secretaría General del PSOE Pedro Sánchez y Eduardo Madina han coincidido este lunes en la necesidad de que sea obligatoria la dimisión de un cargo institucional cuando se abra el juicio oral, mientras que José Antonio Pérez Tapias ha ido más allá y ha abogado por que sea cuando la persona señalada sea imputada. Los tres candidatos han comenzado poniendo en valor la "contundencia" en el proceder de los socialistas andaluces en el caso de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) irregulares, al solicitar la apertura de una comisión de investigación parlamentaria, y han pedido agilidad en el proceso judicial, que lleva ya una década sin cerrarse.

Ahora bien, Pérez Tapias ha criticado en este punto que la situación sería diferente si el PSOE andaluz hubiera asumido las responsabilidades políticas antes por este caso con el fin de contribuir a "dignificar" la vida pública. "Esto no sólo se resuelve por la vía judicial", ha dicho.

Para atajar la corrupción, Sánchez ha defendido la necesidad de que el PSOE sea el partido de "la honradez intransigente" y, para ello, ha propuesto, como ya resolvió la Conferencia Política del pasado noviembre, endurecer el Código Penal en los delitos vinculados a esta lacra, poner fin a la "injerencia" del poder político en el judicial y que dimita de sus responsabilidades políticas aquellos compañeros a los que se les abra un juicio oral. Con esta propuesta ha coincidido su más directo contrincante, el vasco Eduardo Madina, quien ha mostrado su deseo de que, frente a las prácticas corruptas, "todos" actuaran como lo han hecho los socialistas andaluces, para buscar la "verdad" y "asumir" las correspondientes responsabilidades políticas.

MEDIDAS QUE ADOPTARÍAN

Más allá del partido, los aspirantes a dirigirlo han tenido ocasión de dar pinceladas de cuáles serían las principales medidas si llegasen a la Moncloa, en una suerte de "programa electoral" que incluye el fin de todos los aforamientos o elaborar una ley de muerte digna, tal y como propone Sánchez, o aprobar una ley de autonomía financiera de las administraciones locales que quiere Madina.

Como Pérez Tapias descarta presentarse a la Moncloa si es elegido secretario general, sus reclamaciones iban dirigidas a sus compañeros, la principal que recompongan las relaciones con la izquierda.

Y como también ha habido autocrítica en el debate, cada candidato ha señalado los principales errores del PSOE, entre ellos la reforma fiscal de Zapatero o el indulto al banquero Alfredo Sáenz (Sánchez); las cajas de ahorro politizadas o no haber derogado el Concordato (Madina), y reformar el artículo 135 de la Constitución (Pérez Tapias).