Los cadáveres de los policías fallecidos en Kabul serán repatriados el martes

El agente Isidro Gabino murió tras ser herido al ir a buscar al subinspector que apareció muerto en su cuarto

Los siete policías supervivientes están "en buen estado, dentro de las circunstancias"

Los féretros con los dos agentes fallecidos serán trasladados al complejo policial de Canillas

nacional

| 13.12.2015 - 12:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El avión que repatriará los cadáveres del policía Isidro Gabino Sanmartín y el subinspector Jorge García Tudela llegará a España el próximo martes a las 9:00 horas, según han informado fuentes del departamento que dirige el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. El ministro ha reiterado este domingo que el atentado de Kabul fue "un ataque a España".

A su llegada a España, los féretros con los dos agentes fallecidos serán trasladados al complejo policial de Canillas, donde se instalará una capilla ardiente a partir de las 12:00 horas. Una hora después, se celebrará una misa funeral en memoria de los dos asesinados en el atentado talibán en la embajada de España en Kabul. En estos actos estará presente el ministro del Interior.

Estas mismas fuentes han indicado que el avión fletado por las autoridades españolas partirá desde Madrid hacia la capital afgana este lunes a las 14:00 horas. Por razones técnicas, no saldrá a las 10:00, como estaba previsto inicialmente.

A bordo de ese avión viajarán el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y diez agentes de Policía -entre ellos siete miembros del GEO- que relevarán al personal de seguridad que desempeñaba las labores de protección en la embajada cuando se produjo el ataque terrorista.

LOS OTROS SIETE POLICÍAS SUPERVIVIENTES SE ENCUENTRAN "EN BUEN ESTADO"

En declaraciones a la prensa en Barcelona, el ministro ha explicado que los otros siete policías supervivientes en el atentado se encuentran "en buen estado, dentro de las circunstancias", y que el agente que había sido hospitalizado ha recibido ya el alta.

La cúpula de la Policía Nacional celebró ayer una reunión en su sede con los principales sindicatos del Cuerpo para ofrecerles la información de la que disponen sobre el atentando talibán en la Embajada de España en Kabul, en la que fueron asesinados el agente Isidro Gabino San Martín y el subinspector Jorge García Tudela.

El encuentro ha estado presidido por el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, el director adjunto de la institución, Eugenio Pino, el jefe de Gabinete del ministro, un responsable de relaciones internacionales de la Policía, la encargada de los despliegues de seguridad en las embajadas y el jefe de prensa de la Policía. Al encuentro estaban convocados los representantes de los sindicatos SUP, CEP, UFP y SPP.

El relato de hechos que han ofrecido cinco de los presentes, incluyendo el jefe de Prensa de la Policía, es que tras la explosión del coche bomba de los talibán se activó el protocolo de seguridad, a partir del cual se procedió a resguardar al personal de la embajada en tres búnkeres de las instalaciones diplomáticas.

En un momento del asalto el agente Isidro Gabino San Martín y otro compañero policía salieron en busca del subinspector Jorge García Tudela, al que no habían logrado localizar. Al abandonar el lugar seguro y salir al exterior fueron sorprendidos por un tiroteo. Las primeras hipótesis que baraja la Policía son que el agente fue alcanzado por disparos procedentes de una azotea. El otro agente que acompañaba a Isidro Gabino tuvo tiempo para retroceder y ponerse de nuevo a salvo.

Isidro Gabino San Martín resultó herido en el tiroteo y quedó tendido en el suelo. Fue evacuado por un policía de la Embajada española, que en el momento del asalto talibán se encontraba llevando en coche al aeropuerto a una mujer, personal de la Embajada, siempre según las mismas fuentes.

Al llegar al recinto diplomático se encontró con la situación de asedio y pudo acceder hasta el lugar en el que se encontraba su compañero herido y logró evacuarle e introducirlo en el vehículo con el que emprendió camino hasta un centro hospitalario. En ese trayecto el agente falleció.

Según ha trasladado el director general de la Policía a los sindicatos policiales, la información es más confusa en torno a las causas de la muerte de Jorge García Tudela.

Al subinspector no le encontró hasta que terminó el ataque. Concretamente fue hallado sin vida en su dormitorio, con el arma en la mano y con cortes de cristales en el cuello. Se desconoce si su muerte se produjo fruto de la explosión del coche bomba o en un enfrentamiento posterior con los asaltantes.

La cúpula policial en la reunión ha insistido en numerosas ocasiones en dejar claro que todavía no dispone de la información necesaria para hacer un relato de hechos con todas las certezas, y ha anunciado que procederá lo antes posible a practicar las autopsias a los fallecidos.

MENSAJES DIFUNDIDOS DESDE KABUL

En otro momento de la reunión, el director adjunto operativo, Eugenio Pino, ha tomado la palabra para desmentir que los mensajes difundidos en las últimas horas a través la red de mensajería WhastApp

hayan salido de Kabul. Se basa en que ha hablado personalmente con los siete agentes allí destinados, que le han negado ser los autores de tales mensajes.

En ese sentido, ha anunciado que desde su departamento se va a abrir una información reservada para esclarecer la autoría de los mismos, y en caso de que sea necesario depurar responsabilidades.

El número de muertos por el ataque talibán se ha elevado a doce, después de que la misión de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) confirmase este domingo que al menos dos civiles perecieron en la operación.