Los barones del PSOE apelan a la "unidad"

nacional

| 02.04.2011 - 13:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Los barones del PSOE que habían intervenido en la reunión del Comité Federal, que aún continúa, han apelado a la "unidad" del partido ahora que se abre un periodo sucesorio, reclaman que todo el PSOE se vuelque en los comicios del 22-M y algunos incluso han advertido de que considerarán desleales a quienes "no estén a la altura".

Por su parte, los presidentes de Extremadura y Castilla La Mancha, Guillermo Fernández Vara y José María Barreda, que son quienes más han empujado públicamente a que Zapatero se pronunciara sobre su futuro antes del 22-M, justificaron ante el Comité Federal sus peticiones, según los presentes consultados por Europa Press. Mientras que el presidente de Andalucía, José Antonio Griñán, se mostró preocupado por la estabilidad institucional de Zapatero e instó al partido que la garantice frente al PP.

La tónica general de las intervenciones fue la apelación a centrarse ahora, tras el anuncio de Zapatero de que no repetirá en 2012, en las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo. De esta forma, todos los barones expresaban la preocupación más inmediata que tienen sobre la mesa y que hasta el momento estaban viendo distorsionada por las especulaciones sobre la sucesión de Zapatero.

Patxi López y Óscar López fueron dos de los más beligerantes con la necesidad de centrarse en este asunto y no abordar antes de las municipales el asunto de la sucesión. Así, el lehendakari advertía de que el que no esté a la altura del momento estará "traicionando" a los intereses del partido. Recordó que el PSOE es un partido municipalista y que todo el partido debe estar "dando la batalla".

"LAS PRIMARIAS SON PARA EL VERANO"

También Óscar López se pronunciaba en la misma línea, según las fuentes consultadas, al asegurar que él será el primero que afee la conducta a quien haga declaraciones desleales de aquí al 22-M.

El candidato socialista a la junta de Castilla y León fue muy explícito a este respecto. "Las primarias son para el verano", advertía parafraseando el título de la conocida película "Las bicicletas son para el verano". En su opinión, y tras pedir a los compañeros que proclamen estar orgullosos de Zapatero, del Comité Federal debe salir una "conjura colectiva" para ganar los próximos comicios.

Jorge Alarte, también intervino en la misma dirección, haciendo una apelación a centrarse en las elecciones del 22-M y alegando que si alguien no está en esto que no cuente con ellos. "La tarea -dijo-- antes del 22-M es explicar las políticas del Gobierno y la del secretario general y presidente es gobernar el partido y el país". "Actuaremos con responsabilidad", apostilló.

Fuentes de los asistentes consultadas por Europa Press, aseguran que la intervención de Barreda y Fernández Vara sonaron a una justificación de lo que habían estado diciendo públicamente en los últimos meses.

LE PEDIMOS QUE DESPEJARA DUDAS NO QUE NO SE PRESENTARA

De hecho, el presidente extremeño, tras agradecer a Zapatero el gesto de "responsabilidad" que acababa de hacer, vino a decir que lo que le habían pedido era que "despejara dudas" pero no que no se presentara. Y añadió que si Zapatero se hubiera presentado, él le habría apoyado. "Si te hubieras presentado estaríamos todos contigo". En su opinión, el presidente "ha estado a la altura de las circunstancias" y ahora es el partido el que tiene que estarlo.

Barreda, por su parte, y tras dejar claro su apoyo a Zapatero, quiso dejar claro que los rumores se acallan cuando hay información y claridad, que es lo que hay ahora porque, dijo, Zapatero va a seguir siendo presidente y el PSOE tiene sus reglas.

También coincidió con que el partido tiene que estar muy concentrado en las elecciones de mayo. "Todos los momentos tienen su afán y ahora es el 22-M, es la tarea principal y hay que dejarse la piel", afirmó.

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, por su parte, mostró su preocupación por la estabilidad institucional que, dijo, "hay garantizar". En su opinión, lo mejor para ello hubiera sido que Zapatero fuera el candidato en 2012 y que Andalucía le habría apoyado. Pero añadió que, "como hace falta estabilidad institucional hay que tener el partido unido frente a un PP que sólo va a querer destruir".

GARANTIZAR LA ESTABILIDAD INSTITUCIONAL

Para Griñán, Zapatero ha hecho hoy la expresión de confianza más alta del partido que "jamás" ha visto y mostró el compromiso de Andalucía de volcarse en la "estabilidad" del presidente y en las elecciones de mayo.

"El secretario general ha estado a la altura de un gran partido y espero que el partido esté a la altura de Zapatero", aseveró.

En cuanto al proceso interno para elegir candidato, dijo que el PSOE debe acertar y advirtió de que lo mejor para el partido es lo que suma y no lo que divide. Por ello, ha pedido inteligencia en la decisión pensando en el colectivo.

Montilla, que también dijo respetar "por coherencia" la decisión y las razones que han llevado al anuncio al secretario general, y realizó una apelación especial y "más que nunca" a la "unidad, la cohesión y lealtad".

El candidato asturiano, Javier Fernández, también mostró su apoyo a la decisión de Zapatero y Tomás Gómez transmitió al presidente su "agradecimiento y afecto personal", al tiempo que recordaba que el presidente había llegado a la secretaria general a través de un proceso democrático y "ahora esta democracia interna queda ampliada y reforzada". Pero el dirigente madrileño tampoco se ha olvidado del 22-M en su intervención y ha recordado que los socialistas se juegan mucho.