López Viejo se niega a declarar sobre las comisiones que recibió de Gürtel

nacional

| 08.04.2014 - 14:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El exconsejero madrileño Alberto López Viejo se ha negado a declarar ante el juez Pablo Ruz, que tenía previsto preguntarle sobre un informe de la Agencia Tributaria que afirma que recibió 488.000 euros de la trama Gürtel en comisiones y que defraudó a Hacienda casi 1,9 millones.

López Viejo solo ha permanecido diez minutos ante el juez y las fiscales del caso Gürtel y, tras leer un texto, se ha negado a contestar preguntas acogiéndose así a su derecho a no declarar, han informado fuentes jurídicas.

Ruz citó al exconsejero para que diera explicaciones sobre este documento, así como sobre información enviada a su juzgado por Suiza y acerca de declaraciones de testigos e imputados que mencionaron su participación en los hechos, todo ello en vista de la pronta conclusión del sumario de Gürtel.

El informe sostiene que López Viejo recibió de la trama Gürtel 488.054 euros en 2004, 2005, 2006 y 2007 por "su mediación para la obtención de contratos" y defraudó a Hacienda 1.925.716 euros en 2002, 2003, 2006 y 2008.

FRAUDE A HACIENDA

Destaca que se ha "comprobado" que en 2002, 2003 y 2008 el patrimonio del exconsejero sufrió "importantes acrecentamientos que no se corresponden con las rentas conocidas, es decir, con las procedentes de la Comunidad de Madrid por su condición de empleado público y de la Asamblea de Madrid por ser diputado regional".

El exconsejero, dice, obtuvo del Grupo FCS (siglas que corresponden al presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa Sánchez) "al menos" 106.000 euros en 2004, 115.000 euros en 2005, 196.866 euros en 2006 y 70.188 en 2007 por conseguir para la trama "contratos y u otras resoluciones administrativas favorables a sus intereses".

Según el documento, defraudó asimismo en su declaración del IRPF cuotas superiores a 120.000 euros (el mínimo para que se considere delito fiscal), en concreto 1.108.838 euros en 2002, 181.693 en 2003, 129.758 en 2006 y 505.427 en 2008.

En cuanto al aumento patrimonial detectado por Hacienda, lo cuantifica en 2.309.179 euros en 2002, 399.638 en 2003 y 1.169.492 euros en 2008, cantidades, insiste, que "no se han podido generar mediante el ahorro de su renta declarada".

A juicio de la Agencia Tributaria, este acrecentamiento podría provenir, en todo o en parte, de "las comisiones con que el Grupo FCS gratificaba la adjudicación de concursos de la Comunidad de Madrid". Tras analizar este aumento patrimonial injustificado, así como los pagos de la red Gürtel, concluye que el consejero imputado defraudó 1,9 millones de euros en su declaración de la renta.

Según un informe anterior de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, López Viejo obtenía a cambio de mediar en adjudicaciones, que se hacían mediante contratos menores para evitar la publicidad, una "gratificación económica imputada como mayor coste del propio evento".

En cuanto a la documentación remitida por las autoridades suizas sobre este imputado, otro informe de Hacienda de marzo de este año desmentía que el casi medio millón de euros que el exconsejero madrileño tenía en un banco de ese país en 2002 fuera de su mujer, Teresa Gabarra, tal y como ella aseguró al juez Ruz el pasado septiembre en su declaración como imputada.

Ruz investiga en el caso Gürtel la adjudicación de numerosos contratos por parte de la Comunidad de Madrid a empresas vinculadas con la trama supuestamente liderada por Correa, que presuntamente fueron en muchos casos fraccionados para evitar que se sometieran a concurso público.