López pide unidad y firmeza para una nueva Euskadi sin miedo al terrorismo

nacional

| 31.12.2010 - 13:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El lehendakari, Patxi López, ha dicho hoy que espera para 2011 una nueva Euskadi "sin miedo a los chantajes ni al terrorismo" y ha pedido recorrer ese camino "juntos, unidos, con firmeza y serenidad".

En el tradicional mensaje de fin de año televisado, grabado en Ajuria Enea, la residencia oficial del lehendakari en Vitoria, López se ha dirigido a las personas que peor lo están pasando con la crisis económica para decirles que "no están solas", y también ha tenido un recuerdo hacia todas las víctimas causadas por la violencia terrorista "sin excepción" y a las de la violencia machista.

Ha subrayado que el Gobierno Vasco va a trabajar "por la libertad de todos y la paz ciudadana" y ha señalado que el año 2010 acaba "con mayor esperanza" para que termine el terrorismo de ETA. "Espero que el año que viene veamos fortalecerse una nueva Euskadi sin miedo a los chantajes, ni al terrorismo, una Euskadi donde se asiente de forma definitiva la libertad para todos y donde la paz ciudadana liberará nuevas energías para crear progreso", ha indicado.

El lehendakari ha recordado la "tolerancia cero con cualquier tipo de connivencia con la violencia" que se ha tenido desde su Gobierno y ha indicado que si ese mundo "se mueve" le gustaría que siguiera haciéndolo en la "buena dirección". "Sólo hay un camino y es el que marca la propia democracia con sus reglas y sus valores, lejos de cualquier cercanía con el terror", ha advertido López, al tiempo que se ha mostrado convencido del final de la "pesadilla".

La memoria de las víctimas "será el recuerdo permanente del sufrimiento causado por el terrorismo", ha añadido tras mencionar al policía francés Jean-Serge Nérin, asesinado el 16 de marzo de 2010 tras un tiroteo con tres presuntos etarras que intentaban robar en un concesionario de coches en Dammarie-lès-Lys.

ECONOMIA

En relación a la situación económica, el lehendakari ha reconocido que 2010 ha sido un año "duro y difícil" y se ha dirigido a las personas que "peor lo están pasando", a las familias que han sufrido "las dentelladas del desempleo" y a los empresarios, comerciantes y autónomos que han tenido dificultades para decirles que "no están solos" y que desde su Gobierno se está haciendo "todo lo posible" para "solventar la situación".

López ha indicado que el Gobierno Vasco está impulsando las reformas que necesita la economía y ha señalado que Euskadi está "mejor que el año pasado" porque la economía vasca ha empezado a crecer, se están creando nuevos empleos, la industria comienza a recuperarse y el turismo "ha pegado un gran salto".

Ha considerado que las claves para recuperar la economía vasca están en aumentar la productividad y la competitividad y salir al mundo a buscar nuevos mercados "sumando esfuerzos", sin divisiones ni conflictos ni reyertas entre territorios o instituciones. "Tenemos que poner freno a los grupos de especuladores que atacan a las economías y a los países generando mayores desequilibrios en el reparto de la riqueza e impidiendo un desarrollo colectivo", ha incidido.

Durante su discurso, el lehendakari también ha recordado a tres personas que han fallecido este año, uno de ellos el poeta y cantautor guipuzcoano Xabier Lete, que "siempre reivindicó su propia libertad por encima de todo".

Asimismo, ha destacado de Marcelino Camacho, fundador de CCOO, que falleció el pasado 29 de octubre, su dedicación a la defensa de las libertades y de los más débiles.

Por último, ha recordado a Cristina Estebanez, la última víctima mortal de la violencia machista en Euskadi, y ha recalcado que su prioridad es poner todos los medios para acabar con "esta lacra".