El Rey, el Gobierno y la cúpula judicial y fiscal dan el último adiós a Maza

Rajoy elogia al fiscal como un "excelente jurista" y una persona "recta, justa, sensata y conocedora de la realidad"

La capilla ardiente ha sido instalada en la Fiscalía tras la llegada de los restos mortales del Fiscal General del Estado a Madrid

Marchena, Lesmes, el fiscal general en funciones, Luis Navajas, y la familia de Maza han recibido el féretro portado a hombros de guardias civiles y policías

Cifuentes recalca la "dilatadísima" e "intachable" trayectoria de servicio público de Maza

nacional

| 21.11.2017 - Actualizado: 21:07 h

REDACCIÓN/AGENCIAS

El rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hasta media docena de ministros, entre los que se encontraba el de Justicia, Rafael Catalá; así como altas personalidades de la política y de la cúpula judicial y fiscal han acudido este martes a la capilla ardiente para despedir al fiscal general del Estado José Manuel Maza, fallecido el sábado en Buenos Aires (Argentina) de una súbita infección renal cuando acudía a un congreso internacional.

El rey Felipe VI ha permanecido junto a los familiares del jurista cerca de media hora. Minutos antes se marchaba el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien ha destacado, al abandonar la capilla ardiente, que Maza fue una persona "recta, justa, equilibrada, sensata", además de "conocedor de la realidad en la que se movía".

En la sede de la Fiscalía General del Estado han acudido además a rendir homenaje a Maza, entre otros, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal y la práctica totalidad de la cúpula judicial y fiscal, además de importantes personalidades de la política como el presidente del Senado, Pío García-Escudero o el líder del PSOE, Pedro Sánchez o el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, en tre otros.

Rajoy ha destacado a la salida de la capilla que Maza fue una persona "recta, justa, equilibrada, sensata" además de alguien "conocedor de la realidad en la que se movía". mientras que Cospedal ha mostrado su pesar por la pérdida del que ha dicho que fue "gran servidor publico y un gran patriota" y ha apuntado que aplicó la máxima de que "la ley tiene que ser igual para todos y estar por encima de todo". También ha destacado la "entereza" de la familia de Maza, en especial de su padre, de 96 años, a quienes les ha trasladado su apoyo. "He venido a transmitirles nuestros mejores deseos, nuestro pesar y nuestro sentimiento", ha dicho el presidente del Gobierno.

Igualmente han pasado por allí magistrados del Tribunal Supremo, del que Maza formaba parte, vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; la exvicepresidenta Teresa Fernández de la Vega y diputados como Margarita Robles, quien fue su compañera en el alto tribunal. También juristas y amigos personales del fallecido como Adolfo Prego y el que fuera fiscal Anticorupción Manuel Moix.

El féretro ha llegado poco después de las ocho de la mañana a la sede de la Fiscalía General, donde ha sido recibido por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y los presidentes del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, Juan José González Rivas y Carlos Lesmes, respectivamente. A esa hora también se encontraba allí el presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Marchena y el teniente fiscal del Supremo Luis Navajas, que ha asumido el cargo de fiscal general en funciones.

La sede de la Fiscalía General del Estado, ubicada en la madrileña calle Fortuny, ha acogido entre las 9.00 horas y las 18.00 de este martes la capilla ardiente Maza. Sus restos mortales llegaron esta madrugada al aeropuerto de Madrid-Barajas en un vuelo regular desde Buenos Aires.

El fiscal general del Estado se encontraba desde el pasado 14 de noviembre en Argentina, donde participaba en la Asamblea Iberoamericana de Ministerios Públicos, y allí tuvo que ser ingresado tras sentirse indispuesto. Un día después su situación empeoró y se produjo su fallecimiento por una infección generalizada.

A HOMBROS DE GUARDIAS CIVILES Y POLICÍAS NACIONALES

El féretro con los restos mortales de José Manuel Maza ha entrado en la sede de la institución portado por guardias civiles y policías nacionales vestidos de gala.

El presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Manuel Marchena, amigo personal del fallecido; y el propio presidente del Supremo, Carlos Lesmes, también compañero en el alto tribunal de Maza, quien fue muchos años magistrado de dicha sala, esperaban la llegada del cuerpo a las puertas del edificio que da sede a la Fiscalía junto a numerosos funcionarios y fiscales.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; el ex fiscal del Estado Eduardo Torres Dulce; el fiscal del Supremo y fiscal general en funciones Luis Navajas y el fiscal del Supremo y ex fiscal jefe de la Audiencia Nacional Javier Zaragoza, también han aguardado la llegada del féretro.

El exministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo y el exfiscal Anticorrupción Manuel Moix figuraban también entre quienes han rendido homenaje de silencio al fallecido en compañía de la familia.

Los restos del fallecido han llegado a Madrid en la madrugada de hoy en un vuelo directo desde la capital argentina, a donde viajó Maza, de 66 años, para participar en varias actividades oficiales en ese país y también en Uruguay. El hijo del fallecido llegó a la capital argentina el domingo para decidir sobre los detalles de la repatriación del cuerpo, al que no se le realizó autopsia por tratarse de una muerte por causa natural. En la tarde del mismo día, los restos mortales fueron llevados de la clínica a la funeraria encargada del proceso hasta el traslado al aeropuerto y el embarque en el avión.

El funeral se celebrará el jueves 23 a las 20.15 horas en la iglesia de Santa Bárbara, situada en la calle General Castaños de Madrid.

Hasta que el Gobierno haga una propuesta formal al Rey para el nombramiento de su sustituto será el teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas, quien se hará cargo de la dirección de la Fiscalía General del Estado, que en las últimas semanas ha estado inmersa en la tarea de afrontar el desafío secesionista en Cataluña.

José Miguel Navarro, presidente de la Audiencia Nacional; Miguel Colmenero, magistrado del Tribunal Supremo, y Luis Navajas, fiscal del Supremo y actual fiscal general en funciones, son tres psibles candidatos a ocupar la vacante en la Fiscalía del General Estado tras la muerte de José Manuel Maza.

CIFUENTES RECALCA SU DILATADÍSMA E INTACHABLE TRAYECTORIA DE SERVICIO PÚBLICO

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha recalcado este martes la "dilatadísima" e "intachable" trayectoria de servicio público del fiscal general del Estado, José Manuel Maza. Cifuentes, que ha llegado a la capilla ardiente instalada en la sede de la Fiscalía General del Estado media hora antes de cerrar, ha lamentado que "en nombre de todos los madrileños" la muerte de "un gran fiscal, un gran jurista y, por encima de todo, una gran persona" con una trayectoria "larga, intachable, de servicio público"."Es un día muy triste", ha añadido la presidenta madrileña, que considera que es "obligado" trasladar a los familiares "el pésame" y hacer un "reconocimiento de la figura" de Maza, no sólo como fiscal general del Estado, sino también "a lo largo de la dilatadísima trayectoria de servicio público".

IGLESIAS JUSTIFICA SU AUSENCIA PORQUE "TIENE ALGO DE HOMENAJE"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha justificado martes la ausencia de Podemos en la capilla ardiente de José Manuel Maza alegando que "tiene algo de homenaje". El líder de Podemos ha apuntado que los dirigentes de su partido "no van a asistir" a homenajes a Maza porque ha sido un "servidor público estacado por proteger corruptos" del PP.

"Tenemos que ser coherentes y no participar", ha aseverado Iglesias, aunque recalcando que "no toca ahora" hablar de lo que ha significado Maza ni de su "relación" con el PP, ya que ha fallecido recientemente.