Lissavetzky, Maru Menéndez y Simancas, en la ejecutiva socialista

Victoria: Gómez será "muy discutido internamente" en próximo congreso del PSM

nacional

| 05.02.2012 - 13:58 h
REDACCIÓN
Más sobre: PSOESuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La diputada autonómica Maru Menéndez, del núcleo más cercano al secretario general del PSM, Tomás Gómez, repite como vocal en la comisión ejecutiva federal del PSOE liderado por Alfredo Pérez Rubalcaba, desde ayer nuevo secretario general de los socialistas.

En el caso de Madrid, Rubalcaba ha colocado en la Ejecutiva a dos ex-secretarios generales del PSM, Rafael Simancas y Jaime Lissavetzky.

Rubalcaba ha confeccionado una comisión ejecutiva federal muy cohesionada en la que predominan los dirigentes fieles que le han apoyado durante el proceso precongresual, con mínimas concesiones a los sectores que estuvieron con la candidatura de Carme Chacón.

Así, el presidente del partido será José Antonio Griñán, a pesar de que el aparato controlado por él en Andalucía se volcó con la ex-ministra de Defensa. La elección de Griñán para ese puesto, apoyada incluso por Manuel Chaves a quien sustituye, tiene sin embargo por objetivo que la imagen del presidente andaluz no salga dañada del congreso, dos meses antes de celebrarse elecciones en Andalucía.

También el PSC, el principal puntal de apoyo de Chacón, ha colocado dos personas en la Ejecutiva. Se trata de José Zaragoza y de Esperanza Esteve, que ocuparán sendas vocalías.

El líder del PSOE en Madrid, Tomás Gómez, también ha conseguido colocar a una persona de su confianza, Maru Menéndez, quien repite como vocal. Pero estas son algunas de las pocas concesiones que Rubalcaba ha hecho a la hora de hacer la Ejecutiva, en la que abundan personas de su total confianza y que además han dado la cara por él en los últimos meses.

Así coloca, como vicesecretaria general y número dos a Elena Valenciano, que ya fue su coordinadora de campaña en las últimas elecciones generales. De número tres y secretario de Organización, sitúa a Oscar López, actual secretario general del PSOE en Castilla y León. López, quien creció en el aparato del partido a la sombra de José Blanco, llevaba ya varios meses trabajando para Rubalcaba.

También ha premiado al lehendakari Patxi López, con una secretaria poco definida, denominada de Relaciones Políticas. Patxi López llegó a desafiar a José Luis Rodríguez Zapatero con la celebración de un congreso cuando Carme Chacón trataba de disputarle a Rubalcaba las primarias para ser candidato a la presidencia del Gobierno.

Otra que pertenece a su equipo es la valenciana Inmaculada Rodríguez Piñeiro, premiada con la secretaria de Economía, así como Antonio Hernando, responsable de Política Autonómica. Durante la noche pasada fue junto con Oscar López uno de los muñidores de la nueva Ejecutiva Federal. Otro de los fieles es el veterano Gaspar Zarrías, que ha trabajado intensamente en los últimos días para que Andalucía no votara mayoritariamente a favor de Chacón. Será el responsables de Política Municipal.

Al igual que todos los anteriores, también pertenecen a su círculo de confianza Jesús Caldera, que se ocupará de Programas, la exministra Trinidad Jiménez (Política Social) o Rafael Simancas (secretaría de Formación).

También entre los vocales, en los que están representados los territorios, hay una masiva presencia de dirigentes próximos o que en este proceso se han manifestado públicamente por él. Además del portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, se encuentra por ejemplo el alcalde de Toledo, Emiliano García Paje, un posible aspirante para ocupar la dirección del partido en Castilla-La Mancha en el próximo congreso regional. También será vocal Eduardo Madina, quien se ha mostrado neutral en la pelea congresual.

El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha defendido este domingo en Sevilla que cada uno tiene un concepto de integración y que el del nuevo secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, es el que se manifiesta a través de la Ejecutiva desvelada hoy.

"Cada uno tenemos un concepto de lo que es la integración y éste es el concepto que tiene Alfredo Pérez Rubalcaba", ha señalado el madrileño después de que se conociese la lista de la nueva Ejecutiva.

En ella aparecen dos exsecretarios generales del PSM, Rafael Simancas (Secretaría de Formación), Jaime Lissavetzky (vocal), que ha sido portavoz de la plataforma madrileña de apoyo a Rubalcaba en el cónclave sevillano. La diputada autonómica Maru Menéndez, del núcleo más cercano al secretario general del PSM, Tomás Gómez, repite como vocal en la comisión ejecutiva federal del PSOE.

Preguntado Gómez a su llegada a la última sesión del Congreso en Sevilla sobre si comparte el concepto de integración de Rubalcaba, el madrileño ha contestado que por su parte y por la de la inmensa mayoría de los socialistas ahora es "el tiempo de la unidad, el trabajo y de levantar al PSOE" de la crisis electoral.

Por su parte, los socialistas catalanes mantienen su cupo de dos personas. También entrará como vocal el líder de los socialistas gallegos, Patxi López. Por su parte, los andaluces colocan a seis personas. La presidencia que recaerá en Griñán, dos secretarías y tres vocalías.

VICTORIA: "HÓMEZ SERÁ MUY DISCUTIDO INTERNAMENTE EN EL PRÓXIMO CONGRESO DEL PSM"

El consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, ha considerado hoy que el "sectarismo" de Tomás Gómez hará que éste sea "muy discutido internamente" en el próximo congreso regional del Partido Socialista, tras haber apoyado la candidatura de Carme Chacón.

Tras participar hoy en un acto con mayores en el parque del Retiro, el consejero ha opinado que el congreso nacional del PSOE, celebrado ayer en Sevilla, "ha sido una lucha más de egos y de personalidades" y ha lamentado la "ausencia de ideas", ya que "la única que ha trascendido ha sido la revisión de los acuerdos con la Santa Sede", que le "parece poco para un congreso entero".

Lo que hace falta es que "a partir de hoy, el señor Rubalcaba trabaje por y para los españoles desde la responsabilidad, que se logren importantes acuerdos que sean para bien para todos", y que el Partido Socialista "vuelva a la senda de la responsabilidad política, más en tiempos de crisis económica y después de haber generado más de 5 millones de desempleados".

A juicio del consejero, la derrota de la candidatura que apoyaba el líder del PSM demuestra la "soledad, otra vez, de Tomás Gómez que, desde luego no es una persona que dé suerte. Además del engaño con el que ha jugado en el periodo precongresual, se suma su soledad y la división que él mismo ha sembrado en el Partido Socialista de Madrid y se verá sus resultados en los próximos días".

Victoria ha considerado que Gómez "inició una ruptura, una división del Partido Socialista, excluyó a todos los afiliados que no habían secundado sus propuestas", por lo que "va a estar muy discutido internamente, y el sectarismo y la división que él mismo ha provocado se le va a volver en contra" en el próximo congreso regional socialista.