Libertad condicional para el histórico dirigente etarra Txelis

El histórico dirigente etarra Txelis (Archivo)

nacional

| 07.08.2015 - Actualizado: 22:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional ha decidio conceder la libertad condicional al José Luis Alvarez Santacristina, alias Txelis, un histórico dirigente de ETA que en los últimos años ya se encontraba acogido a la vía Nanclares y desvinculado por completo de la organizacióin criminal.

En el auto, el magistrado José Luis Castro argumenta que 'Txelis' "ha cumplido las tres cuartas partes de su condena (el 25 de diciembre de 2014), está clasificado en tercer grado, observa buena conducta y existe un pronóstico individualizado y favorable de reinserción social".

Estos motivos llevan al juez a concluir que "concurren los requisitos objetivos y subjetivos mínimos y necesarios para la obtención del último grado de cumplimiento de la pena privativa de libertad".

LA CUPULA DE BIDART (1992)

Txelis fue detenido en 1992 en la histórica operación policial de Bidart (Francia) que hizo caer a la entonces cúpula de ETA, de la que también formaban parte Francisco Garmendia Pakito y Joseba Arregi Erostarbe Fitipaldi.

Tras pasar los primeros años de condena en el país vecino, en 1999 fue trasladado a España. Considerado el ideológico de aquel directorio, Alvarez Santacristina cumplía condena por un asesinato terrorista en grado de inducción y multitud de delitos de amenazas.

Según informaron fuentes conocedoras de la situación de este interno, Alvarez Santacristina llevaba años desvinculado de ETA y gozaba del tercer grado penitenciaria con la prisión vasta de Martutene como centro de referencia, lo que le permitía ejercer de profesor de euskera en un centro educativo de Vitoria.

Con la libertad condicional ya no volverá a la cárcel y sólo deberá firmar una vez al mes, aunque no acabará de cumplir condena hasta el 21 de diciembre de 2019.