Libertad con cargos para el agresor detenido del consejero de Murcia

El ultraizquierdista deberá comparecer en los juzgados dos veces al mes

El presidente murciano Ramón Luis Valcárcel insiste en que la agresión tuvo sin duda un componente político

nacional

| 19.01.2011 - 22:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El joven detenido en Murcia tras la agresión al consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, ha quedado en libertad, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Murcia.

El juez ha ordenado libertad para este arrestado, J.D.B.L., con la obligación de comparecer en los juzgados los días 1 y 15 de cada mes.

El detenido ha sido puesto hoy a disposición de la jueza de guardia, Nuria de las Heras, titular del juzgado de instrucción número 4 de Murcia, y tras declarar durante una hora escasa ha quedado en libertad.

A las cinco de esta tarde, el consejero de Cultura ha tenido que acudir a los juzgados de Murcia requerido por la jueza para participar en una rueda de reconocimiento y ha abandonado la sede judicial unas tres horas después en el mismo coche en el que llegó, junto a su esposa.

El detenido, que fue trasladado a las 9,00 horas desde los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Murcia, era esperado en la puerta del tribunal por unos 50 amigos que han permanecido desde el mediodía frente al Palacio de Justicia con pancartas pidiendo su libertad.

Con lemas "Que se sepa la verdad", "José David, 72 horas secuestrado" y "Vuestra incompetencia genera dolor", entre otros, los amigos del detenido han defendido su inocencia en silencio, bajo la mirada de un cordón policial dispuesto en el perímetro del Palacio de Justicia.

Sólo al presenciar a su amigo libre los concentrados han subido el tono de sus reivindicaciones y, para evitar que fuera fotografiado su amigo, se han agolpado alrededor de él, lo han abrazado y han llegado a empujar y golpear a los informadores gráficos de la Agencia EFE, La Opinión y Tele 5.