Levy: "No puede ser que los intereses personales estén por delante de la formación de Gobierno"

Margallo ve "esquizofrénica" la situación en el PSOE

nacional

| 01.10.2016 - 14:45 h
REDACCIÓN

La vicesecretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy, ha manifestado este sábado que "no puede ser que los intereses personales de algunos líderes estén por delante de la formación de Gobierno y la estabilidad" y ha destacado que su partido ha sido el más votado en las dos últimas elecciones, por lo que "los españoles merecen un gobierno del que ha ganado, que es el PP". Asimismo, ha afirmado que "no es tiempo de trincheras, líneas rojas y sectarismos".

Así se ha expresado este sábado Levy durante su intervención en la clausura del acto de inicio del curso político del PP de la Comunitat Valenciana (PPCV), que se ha celebrado en Dénia (Alicante), junto con la presidenta de la formación en esta autonomía, Isabel Bonig; el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo y el presidente del PP de la provincia de Alicante, José Císcar.

La dirigente 'popular' ha criticado que "no puede ser que España esté más de 400 días con un gobierno en funciones porque algunos partidos prefieran bloquear". Tras rechazar que los "intereses personales de algunos líderes estén por delante de la formación de gobierno y la estabilidad", ha subrayado que el presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la Moncloa, Mariano Rajoy, "da tranquilidad, garantiza estabilidad y por eso debe gobernar".

Levy ha asegurado que siguen "trabajando y con el brazo tendido para que haya un gobierno en España" y ha recordado la vigencia del acuerdo firmado con Ciudadanos (C's) y Coalición Canaria (CC), de 170 diputados, al que, ha añadido, "queremos que se sumen el resto de formaciones políticas".

En este sentido, ha considerado que "no es tiempo de trincheras, líneas rojas y sectarismos" y ha apostillado: "No queremos hablar de los demás partidos, queremos hablar de España y de los españoles, porque eso es lo que mejor sabe hacer el PP".

MARGALLO VE "ESQUIZOFRÉNICA" LA SITUACIÓN EN EL PSOE

El ministro de Exteriores y Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, ha apuntado este sábado que el PSOE "no está en el mejor momento para afrontar" unas hipotéticas terceras elecciones, al tiempo que ha indicado que le gustaría saber "quién es el líder" del partido "en este momento".

Margallo se ha expresado en estos términos en Dénia (Alicante), donde ha asistido al acto de clausura del inicio del curso político del PPCV, al ser preguntado por si el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, es un "obstáculo" para alcanzar un gobierno a nivel nacional.

"A mi me gustaría saber quién es el líder del PSOE en este momento, esa sería la primer ecuación a despejar, si eso no se produce todo lo demás es muy complicado", ha destacado el 'popular, quien ha apuntado que el candidato del PP a la presidencia, Mariano Rajoy, "no tiene un interlocutor" en el PSOE.

En esta línea, ha asegurado que no sabe "a quién tendría que llamar el Rey si iniciase una nueva ronda de consultas, porque parece que hay dos PSOE, cada uno con un líder distinto, y ninguno de los dos bandos reconociendo al líder del otro". A su juicio, esta situación es "realmente esquizofrénica" y "sin precedentes en España".

NO ESTAN "PARA CORRER EL MARATON"

Inquirido por si considera que unas terceras elecciones podrían suponer "la puntilla" para el PSOE, ha afirmado que "no están en el mejor momento para afrontar elecciones" porque los militantes del partido tendrían que "ratificar la dirección de Sánchez o elegir una alternativa", todo eso "en un tiempo realmente breve, y no parece que estén para correr el maratón". En este sentido, ha indicado que los socialistas se tienen que sentar a reflexionar para recomponer el partido.

"El PSOE tiene dos opciones, o permite la gobernabilidad de Rajoy o vamos a elecciones", ha continuado Margallo, quien ha añadido que le habría gustado poder tener una tercera opción, la de un gobierno de "concentración" con en otros países de Europa, para hacer las reformas "que España necesita".

Así, ha señalado que "estamos en un momento" similar "a lo que fue la transición democrática, que salió adelante porque todos nos pusimos de acuerdo, y ahora lo que sobra es codicia y lo que falta es ambición", ha apostillado.