Las tormentas causan tres heridos y obligan a evacuar a ocupantes de un tren

Una fuerte tormenta de agua y granizo causa daños en Cáceres y colapsa la ciudad

El agua alcanzó los dos metros de altura en algunas calles

Casi 40 provincias españolas se encuentran hoy en alerta naranja

nacional

| 17.09.2010 - 07:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Tres personas heridas en Palencia, varios cientos rescatadas de un túnel en Barcelona, una nave agrícola y un millar de pacas de paja quemadas por un rayo en La Encina (Salamanca), son algunos de los incidentes provocados hasta las 14 horas de hoy por las fuertes tormentas que ya anoche dejaron toneladas de granizo en Cáceres.

Una fuerte tromba de granizo, seguida de lluvia y viento colapsó a últimas horas de ayer la ciudad de Cáceres, inundó viviendas, comercios y arrastró vehículos, en especial en los barrios de San Blas y Aguas Vivas.

La fuerza del agua impidió que los desagües tragaran la lluvia acumulada y en algunas calles el caudal llegó a subir más de dos metros. Además, el viento partió árboles, volcó mobiliario urbano e incluso afectó a algunas casas del casco viejo.

La capital cacereña, que hoy ha visitado el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, recupera poco a poco la normalidad.

Vara ha informado esta mañana de que efectivos de los bomberos y de la policía local fuera de servicio se han incorporado a su trabajo para ayudar a los ciudadanos.

El presidente extremeño ha hecho estas declaraciones ante una pista deportiva del barrio de Aguas Vivas, totalmente levantada, y donde kilos de granizo aprisionan todavía varios coches, a pesar de que la temperatura esta mañana ha alcanzado los 24 grados.

"Afortunadamente no tenemos que lamentar ninguna desgracia personal pero ahora queda reparar todos los daños sufridos en una noche que se tardará en olvidar", ha dicho Fernández Vara, que ha avanzado que a lo largo del día se conocerá una primera valoración de los daños causados por la tormenta.

En Palencia, dos mujeres y un hombre resultaron anoche heridos al derribar el viento la estructura de la terraza de un bar ubicado en la plaza de San Pablo.

Las víctimas, una con una brecha en la cabeza y las otras dos con distintos golpes y contusiones, fueron atendidas en el lugar y trasladadas después al hospital Río Carrión para ser sometidas a una revisión médica.

En Barcelona, esta mañana los bomberos han tenido que rescatar a decenas de pasajeros de un tren atrapado dentro de un túnel entre las estaciones de Arc de Triomf y Clot, a consecuencia de un corte de luz producido por la lluvia, que también ha paralizado dos horas la circulación de trenes de las líneas de Cercanías R1, R3, R4 y R7.

Los equipos de emergencia de los Bomberos y del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) han descendido a la estación de Arc de Triomf con bombonas de oxígeno y, aunque ningún viajero ha sufrido lesiones, algunos ha sido atendidos por crisis de ansiedad o nerviosismo.

Además, esta madrugada un rayo ha derrumbado una nave agrícola en el municipio salmantino de La Encina y ha carbonizado un millar de pacas de paja a causa del fuego que se originó por la chispa.

Casi 40 provincias españolas se encuentran hoy en alerta naranja (riesgo importante) o amarilla (riesgo) por la posibilidad de fuertes lluvias, de las que sólo se libran las comunidades de Galicia, Cantabria, Asturias, las islas Canarias y parte de las Baleares, según informa la Agencia Española de Meteorología (AEMET).

La Agencia Estatal de Meteorología informa en su página web que las lluvias continuarán el sábado en zonas de Aragón y de Cataluña, para terminar en nubes, chubascos y alguna precipitación débil el domingo, día 19.

Ante las alertas, la dirección general de Protección Civil ha reiterado a los conductores sus consejos de disminuir la velocidad, no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua, así como no atravesar los tramos inundados ni a pie ni en vehículo.

Si la tormenta sorprende en el campo, hay que evitar correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, o debajo de los árboles.