Las tasas aeroportuarias bajarán un 2,2% anual entre 2017 y 2021

Se invertirán 2.646 millones en 5 años

Se implantará un plan de calidad global y por primera vez un sistema de penalizaciones

nacional

| 27.01.2017 - 09:57 h
REDACCIÓN

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el primer Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), que fija las condiciones que deben cumplir los aeropuertos de Aena en el período 2017-2021, entre ellas una rebaja del 11% en las tasas, que comenzará a aplicarse a partir del próximo 1 de marzo, así como una inversión de 2.646 millones de euros en la red en los próximos cinco años.

De esta forma, se establece una rebaja de las tarifas aeroportuarias del 2,2% anual durante los próximos cinco años, aunque el marco regulatorio vigente desde 2014 para dar entrada al capital privado en Aena hasta un 49%, garantiza que más allá del primer DORA no podrán subirse hasta 2025.

En la rueda posterior al Consejo de Ministros, De la Serna ha explicado que el Gobierno ha realizado una revisión al alza de la previsión de tráfico de Aena teniendo en cuenta el crecimiento alcanzado en 2016 en torno a 10 millones de pasajeros más de los previstos por Aena hasta los 250 millones de viajeros para 2021.

De la Serna explicó que el plan de inversión para los próximos cinco años responde a criterios para dar respuesta a la demanda y atendiendo a la capacidad de la red de Aena, que cuenta con capacidad para atender actualmente a 335 millones de pasajeros, pero tiene "margen suficiente" para incrementar esa capacidad a los 337 millones de viajeros, dos millones más.

"El DORA garantiza una gran crecimiento de la inversión pública, un descenso de las tarifas y un incremento de los criterios de calidad de estos servicios, muy exigente, y del control por parte del Gobierno, ya que por primera vez se establece un sistema de penalizaciones, lo que es muy importante para el crecimiento económico de nuestro país", aseguró.

MEJORA DE COMPETITIVIDAD

La decisión del Gobierno supera la propuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que planteaba una reducción del 2,02%, pero no alcanza la reclamada por las aerolíneas (2,59% anual).

Aena defendía su congelación tras haberse reducido un 1,9% en 2016. "Esta reducción mejorará la competitividad de los aeropuertos españoles, haciéndolos más atractivos internacionalmente, en un contexto cada vez más dinámico, globalizado y competitivo", destaca el Ministerio de Fomento.

El DORA, que fija la senda tarifaria para los próximos cinco años, contempla también las capacidades en la red para atender la demanda prevista y las inversiones en materia regulada -con un techo máximo de 450 millones de euros anuales-, garantizando el interés general de la red.

Entre las obligaciones de Aena, recogidas en el DORA como proveedor, figuran también los niveles de calidad que deben cumplir los aeropuertos y un sistema de incentivos y penalizaciones, en caso de incumplimiento por parte del gestor.

INVERSIONES ESTRATEGICAS Y RELEVANTES

De la Serna ha destacado que el DORA aprobado contempla una inversión de 2.646 millones de euros en Aena para los próximos cinco años, de los cuales 2.185 millones corresponden a inversión regulada (vinculada a actividad aeronáutica), y el resto está sujeta a precios privados de la actividad en terminales.

La inversión para este año ascenderá a 451 millones de euros, cantidad que supone casi doblar la realizada durante 2016 (244 millones), como ocurrirá con los puertos.

De la Serna explicó que el plan de inversión quinquenal responde a criterios para dar respuesta a la demanda y atendiendo a la capacidad de la red de Aena, que cuenta con capacidad para atender actualmente a 335 millones de pasajeros, pero tiene "margen suficiente" para incrementar esa capacidad a los 337 millones de viajeros, dos millones más.

En el DORA se ha elevado la catalogación de inversiones estratégicas (que pasan de seis de la propuesta de Aena a 20), en las que el Gobierno está autorizado a establecer un sistema de penalizaciones, y se ha introducido inversiones relevantes, cuya modificación requiere la autorización de Aviación Civil, por valor de 139 millones en 33 aeropuertos.

Como ejemplo de las inversiones incluidas, enumeró el área terminal del aeropuerto de Palma, ampliaciones de plataforma en Madrid-Barajas e Ibiza, la remodelación del edifico dique sur y plataforma de El Prat, la unión de terminales en Tenerife Sur o la inversión en terminal de carga en Zaragoza.

CRITERIOS DE CALIDAD Y PENALIZACIONES

La esperada aprobación del DORA, aplaudida por las aerolíneas y por el sector turístico al incluir la rebaja de las tasas, marca un hito dentro del nuevo modelo de gestión aeroportuaria establecido en la Ley 18/2014, que fortaleció los mecanismos de control y supervisión de la red.

Su aprobación con obligatoriedad supondrá introducir la capacidad de penalización por parte del regulador, en este caso Aviación Civil, si no se ejecuta en los plazos previstos. Para ello, Aena implantará un plan de calidad global para garantizar unos estándares de calidad "muy exigentes" que se medirán a través de indicadores sobre la disponibilidad de equipos en el lado aire y tierra, así como en el grado de satisfacción de los usuarios.

Esta medición se centrará en los tiempos de espera y de entrega de la maleta, así como en el tiempo de respuesta de reclamaciones. Se medirá la experiencia del pasajero a través de encuestas a pasajeros, en aspectos como la limpieza o la atención a personas de movilidad reducida, y a aquellos aeropuertos con una nota inferior a 4 (bueno) se les exigirá una mejora progresiva.