Las protestas vuelven a la Cañada de Hidum de Melilla, a la espera de una reunión

nacional

| 28.10.2010 - 20:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Un grupo de personas, en su mayoría jóvenes encapuchados, ha vuelto hoy a protestar en la Cañada de Hidum, uno de los barrios periféricos de Melilla, de mayoría musulmana, donde el pasado martes se registraron importantes disturbios. La concentración, que comenzó a las 16:30 horas, se desarrolla sin enfrentamientos, aunque los manifestantes han formado barricadas que han motivado el corte del tráfico en la zona.

Según fuentes policiales, son más de cien personas las que protestan en este barrio, donde la tasa de paro es la más alta de la ciudad autónoma. En concreto, protestan por su situación de desempleo, ya que muchas familias no tienen ningún tipo de ingresos y se han quedado fuera de los planes de empleo puestos en marcha por la Delegación del Gobierno y que se iniciarán en el mes de diciembre.

En la zona se ha desplegado un importante dispositivo policial, aunque no se han registrado incidentes de consideración, aunque sí que ha habido un gran nerviosismo e incertidumbre en algunos momentos. A última hora de la tarde, un portavoz de la Delegación del Gobierno se ha reunido con varios representantes de los manifestantes para escuchar sus reivindicaciones.

Tras más de una hora de reunión, finalmente se ha acordado que mañana, a partir de las 12:00 horas, un grupo de unas 10 personas mantendrá un encuentro con el delegado del Gobierno, Gregorio Escobar.

El representante de la Delegación del Gobierno ha pedido a los manifestantes que vuelvan a sus casas, aunque la decisión ha sido la de seguir en la calle.

Desde la Delegación se ha expresado la voluntad de trabajar para resolver el problema del desempleo, aunque se ha incidido en que un problema endémico como el paro en Melilla "no se resuelve de un día para otro".