Las Fuerzas de Seguridad evitan que ETA se refuerce con su cantera

Tras arrestar en apenas tres años a 13 huídos de Segi

ETA Segi (ETA Segi)

nacional

| 12.05.2013 - 14:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Las Fuerzas de Seguridad han logrado en apenas tres años detener a 13 de los 14 huidos de la macroperación desplegada en noviembre de 2009 contra Segi que se saldó con una treintena de detenidos. Tan sólo uno de ellos, Eneko Agirresarobe Olagoy, de 32 años, permanece en paradero desconocido, según los datos recogidos por Europa Press.

Segi, ilegalizada por el Tribunal Supremo desde 2007, se vio forzada a anunciar su autodisolución en junio de 2012 asfixiada por las sucesivas detenciones. Aquella operación simultánea de la Policía y la Guardia Civil contra la cantera de ETA se llevó a cabo en Navarra y el País Vasco la noche del 22 de noviembre de 2009 y supuso el principio del fin de la organización juvenil.

No obstante, 14 de sus miembros lograron eludir la acción de las autoridades y desde el Ministerio del Interior difundieron sus fotografías ante las sospechas de que pudiesen haber cruzado los Pirineos con la intención de integrarse en la organización criminal en territorio galo. Desde entonces, uno a uno han acabado detenidos hasta en cuatro países diferentes (España, Francia, Italia y Bélgica).

Fuentes de la lucha antiterrorista explicaron a Europa Press que en la mayoría de casos estos jóvenes permanecían a la espera de una llamada manteniéndose en la clandestinidad en el sur de Francia u otros destinos gracias al dinero que le remitían sus propias familias.

EN ROMA ACOGIDOS POR ANARQUISTAS RADICALES

En Roma aparecieron siete meses después de su huida los tres primeros: Zuriñe Gogenola Goitia, Artzai Santesteban Arizcuren y Fermín Martínez Lacunza. Habían sido acogidos por movimientos anarquistas radicales y salieron de su clandestinidad para anunciar una rueda de prensa en Roma en protesta por la visita a la capital italiana del entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. No llegaron a celebrarla puesto que antes fueron detenidos por las autoridades locales y tiempo después entregados a España.

El mismo tiempo permanecieron huidos Olatz Izaguirre, Carlos Renedo, Asier Coloma y Gaizka Likona, detenidos simultáneamente por las autoridades francesas en mayo de 2010 con información de la Policía Nacional en distintas localidades del sur de Francia. Integraban el máximo órgano directivo de Segi junto a otras cinco personas. Ese mismo mes fue detenido por la Ertzaintza en San Sebastián Iker Santamaría Álvarez.

También en el sur de Francia fue arrestado en febrero del año pasado Oier Oa Pujol cuando circulaba en bicicleta. Portaba una mochila, documentación falsa, un carnet falso de la Guardia Civil y dinero en metálico (entre 1.300 y 1.800 euros).

En Bayona las autoridades galas arrestaron el pasado noviembre a Iñaki Imaz Munduate y posteriormente le trasladaron a la frontera española para ser entregado a agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Imaz ya había sido detenido por primera vez el pasado 6 de agosto de 2012, pero el juez le puso en libertad provisional a la espera de examinar la Orden Europea de Detención y Entrega en virtud de la cual fue finalmente arrestado.

APUÑALÓ A UN FUNCIONARIO DE PRISIÓN EN BÉLGICA

En Bélgica fue detenido con información de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional Javier Agirre Ibáñez junto a otro veterano terrorista el 28 de octubre de 2011. Ya en prisión fue confinado en régimen de aislamiento tras apuñalar a un funcionario de prisiones en la cárcel de Forest en Bruselas.

Sí logró integrarse en ETA Jon Etxeberria Oiarbide, detenido en enero de 2012 junto a otros dos terroristas en Francia. A los tres se les relacionó entonces también con el 'aparato logístico' de ETA. Incluso medios de comunicación franceses citando fuentes del Ministerio del Interior galo vincularon a Etxeberria con el asesinato del gendarme francés Jean Serge Nerin, última víctima mortal de ETA.

El último arrestado de los trece es Raúl Aduna Vallinas, también incorporado a la plantilla de pistoleros de ETA. Era el presunto cabecilla del grupo de seis terroristas que conformaba el núcleo esencial del 'aparato logístico' de la banda, desarticulado el pasado martes. Aduna era uno de los encargados de gestionar los zulos de la organización terrorista.