La mayoría de las farmacias de Castilla-La Mancha no secundan el cierre

El Ministerio recuerda a las CCAA que el pago de la deuda a las farmacias "debe ser prioritario"

nacional

| 11.08.2011 - 08:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Entre el 75 y el 95 por ciento de las farmacias de las provincias de Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo han cerrado hoy en señal de protesta por los impagos de la Junta de Comunidades que les adeudan 125 millones de euros, según han informado los respectivos colegios oficiales de Farmacéuticos. Las farmacias de Albacete no se han sumado a esta jornada de cierre patronal en Castilla-La Mancha.

El Gobierno castellanomanchego ha hecho una lectura a la inversa asegurando que han abierto 556 de las 1.274 farmacias que hay en la región, incluyendo las de Albacete que no cerraron, y las que debían estar de guardia, según ha informado el viceconsejero de Sanidad de la Junta, Jesús Galván. Galván ha manifestado que no se ha producido ningún "problema de desabastecimiento" por este cierre, mientras que los colegios de Farmacéuticos han coincidido en destacar que no ha habido incidentes y que los ciudadanos se han mostrado "comprensivos".

El cierre mayoritario se ha registrado en Ciudad Real, donde el 95% de las 311 farmacias de la provincia han secundado el cierre patronal, según ha informado el Colegio de Farmacéuticos de esta provincia en una nota de prensa. Un total de 238 farmacias secundan el cierre, quince han decidido abrir sus establecimientos y 58 están abiertas únicamente para casos de urgencia en la provincia, ha informado el Colegio.

En Guadalajara, el cierre ha afectado al 75% de farmacias, según datos ofrecidos a Efe por el secretario de la Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Guadalajara, Ignacio Romero. Romero ha explicado que más de 90 farmacias han cerrado, una treintena han permanecido abiertas, a los que hay que sumar las 17 farmacias a las que les correspondía estar de guardia.En las provincias de Cuenca y Toledo el cierre lo han secundado el 80 % de las farmacias.

La presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Cuenca, Marta Martínez, ha señalado a la prensa que permanecen abiertas 35 farmacias de guardia de las 184 que hay en toda la provincia. En la provincia de Toledo, de las 387 farmacias que hay en la provincia, medio centenar han abierto, sin contar las que debían estar de guardia, y han cerrado el 80 %, según la vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos, Dolores Espinosa.

Espinosa ha señalado que las farmacias en las principales poblaciones de la provincia, como la propia capital regional Toledo o Talavera de la Reina han secundado el cierre de forma masiva. Galván ha explicado a mediodía, en rueda de prensa en Toledo, que las farmacias que han cerrado "no tienen autorización" de la Junta, por lo que se enfrentan a una falta grave que se puede sancionar con multas de entre 3.000 y 15.000 euros. "Estamos en la obligación de aplicar la legislación", ha contestado el consejero a preguntas sobre si la Junta sancionará a las farmacias que han cerrado.

EL MINISTERIO DE SANIDAD RECUERDA

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad recuerda a las comunidades autónomas que el pago de la deuda con las farmacias "debe ser prioritario", ante la primera jornada de cierre de farmacias en Castilla-La Mancha que se realiza este jueves, y confía en que el diálogo entre las autonomías y las farmacias culmine en un acuerdo.

Sanidad, que destaca a las farmacias como "un elemento fundamental del Sistema Nacional de Salud que cumple una función social muy importante como vía de acceso a los medicamentos", considera "evidente" que los gobiernos autonómicos tienen que cumplir con el compromiso de abonar la deuda, algo que a su juicio debe ser "prioritario para ellas", ya que "se trata de una competencia autonómica".

No obstante, una vez más en las últimas semanas, el ministerio dirigido por Leire Pajín expresa su confianza en que "el diálogo entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y los colegios farmacéuticos culmine con un acuerdo y (las farmacias) puedan cobrar la deuda actual. n cualquier caso, aprovecha para recordar que el Gobierno central ya ha empezado a adoptar medidas de ahorro para las comunidades autónomas que les permitan garantizar las prestaciones sanitarias a los ciudadanos y para pagar a los proveedores farmacéuticos. Entre esas actuaciones destaca las medidas de compensación a las farmacias pequeñas, "que son las que más están sintiendo esta realidad", reconoce.