"Pepote" Ballester dice que Urdangarin pactó con Matas los negocios de Nóos en Baleares

Ballester

nacional

| 18.02.2012 - 12:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El exdirector general de Deportes de Baleares José Luis "Pepote" Ballester ha declarado hoy ante el juez que Iñaki Urdangarin y el expresidente balear Jaume Matas pactaron los contratos sospechosos de corrupción que el Instituto Nóos firmó con el Govern de las islas entre 2004 y 2007.

Ballester, que ha declarado durante cuatro horas y media ante el juez José Castro, instructor de la pieza relativa al esposo de la infanta Cristina dentro del caso Palma Arena, ha explicado que él hizo de intermediario entre el entonces jefe del Ejecutivo balear e Iñaki Urdangarin, con quien mantenía una relación amistosa desde que ambos eran deportistas de élite, han indicado fuentes jurídicas.

La Justicia investiga un presunto desvío de fondos públicos en favor de la empresa propiedad del duque de Palma y su socio Diego Torres, el Instituto Nóos, entidad declarada sin ánimo de lucro que medió para que el Govern patrocinara al antiguo equipo ciclista Banesto y organizó en Palma dos foros sobre turismo y deporte, contratos que le reportaron casi 3 millones de euros.

"Pepote", que ha abierto hoy la segunda jornada de declaraciones de imputados en el caso Nóos, se ha ratificado en las manifestaciones hechas previamente ante el juez Castro, en las que esencialmente indicaba que él fue el vínculo entre Matas y Urdangarin, pero que las decisiones que supusieron la entrega de fondos públicos de forma presuntamente fraudulenta correspondieron al expresidente y a otros altos responsables del Govern balear.

Fuentes conocedoras de la declaración de hoy han apuntado asimismo que el regatista olímpico incluso ha confirmado su aseveración previa según la cual el duque de Palma ofreció a Matas el patrocinio del equipo ciclista en una reunión celebrada en septiembre de 2003 en el Palacio de Marivent.

Este es uno de los detalles que Ballester aportó al juez en su declaración de diciembre del año pasado y que constan en el sumario del caso, donde se precisa que Urdangarin le propuso inicialmente a él la idea del patrocinio del equipo Banesto y, posteriormente, le citó junto a Matas en la residencia de verano de la familia real en Palma para explicarle al presidente autonómico la propuesta.

El exdirector general de Deportes explicó en aquella comparecencia que el marido de la infanta Cristina contactó con él poco después de que fuera nombrado director general de Deportes del Govern en julio de 2003, para hablarle en nombre del equipo Banesto y proponerle que Baleares lo patrocinara.

Aseguró que no puso en duda la oferta de Urdangarin, "dada su posición en el mundo del deporte y perteneciendo a la Familia Real".

Además de la propuesta de patrocinio, en la supuesta reunión de Marivent Urdangarin ofreció que su empresa Nóos Consultoría Estratégica llevara a cabo servicios complementarios que se le adjudicaron por 300.000 euros sin que mediara concurso público.

A finales de 2004, según consta en el sumario, Urdangarin propuso a Matas organizar un foro de ideas sobre el potencial del deporte para promocionar un destino turístico, algo que el Govern también contrató directamente y que se realizó en 2005 y 2006 con un coste de 2,3 millones de euros.

Tras Ballester ha declarado el exsecretario del Instituto Balear de Turismo (Ibatur) Miguel Ángel Bonet, que ha eludido responsabilidades y a señalado al gerente de la entidad, Juan Carlos Alía, quien ha comparecido en último lugar durante casi dos horas y que, según ha explicado a la salida de los juzgados, ha reiterado lo que ya declaró en su momento ante los fiscales Anticorrupción.

Alía argumentó entonces que los acuerdos con Nóos estaban avalados por la asesoría jurídica del Govern, que se hicieron en respuesta a una orden directa de "Pepote" Ballester y que la participación de Urdangarin "ofrecía garantías de que todo era legal".

También ha reiterado sus declaraciones previas, según fuentes jurídicas, Gonzalo Bernal, exdirector de la Fundación Illesport, el organismo autonómico que suscribió los contratos para la celebración de los foros sobre turismo y deporte.

En sus dos comparecencias anteriores ante la Fiscalía, Bernal admitió la existencia de irregularidades de contratación como la validación de acuerdos verbales, desfases en las fechas consignadas y pagos del Govern a Noós al margen de contratos.

Cuando salía de los juzgados de Palma después de casi nueve horas de declaraciones, el abogado de Urdangarin, Mario Pascual Vives, ha señalado que está "tranquilo" tras lo escuchado hoy y que no cree que lo manifestado por los otros imputados haga más difícil la defensa del duque de Palma, quien declarará el próximo sábado, aunque no se descarta que su comparecencia se prolongue al domingo.

Virginia López Negrete, abogada del sindicato Manos Limpias, personado como acusación popular, ha insistido hoy en que la infanta Cristina debe ser imputada porque existen indicios suficientes para ello.

La letrada ha recordado que la infanta era vocal del Instituto Nóos y copropietaria junto a su marido de Aizoon, una sociedad que también está siendo investigada por Anticorrupción.