Las constructoras del caso Bárcenas recibieron 9.000 millones más con el PSOE que con el PP

Entre el 96 y el 2011, el PSOE concedió obras de Fomento por 14.500 millones mientras que el PP lo hizo por 5.500

Crespo admite un apunte de 126.000 euros reflejado en los papeles de Bárcenas

nacional

| 30.05.2013 - Actualizado: 17:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

De las ocho constructoras salpicadas por los papeles de Bárcenas destaca Sacyr Vallehermoso, que facturó a Fomento casi 6.700 millones de euros entre 1996 y 2011, dos terceras partes en tiempos de JZapatero: 5.095,34 millones de euros frente a 1.565,86 millones de la etapa de José María Aznar.

De hecho, las cinco empresas implicadas en el caso que investiga el juez Pablo Ruz y que están reflejadas en la respuesta parlamentaria del Gobierno (Sacyr, Sando, FCC, Azvi y Aldesa) facturaron más con el PSOE que con el PP en el Gobierno, sin excepción.

FCC Construcciones logró 2.000 millones de euros más con Zapatero. Las empresas afectadas consiguieron con el PSOE un porcentaje de obra de entre un 1 y un 3 por ciento superior al que registraron con el PP.

CRESPO ADMITE UN APUNTE DE 126.000 EUROS REFLEJADO EN LOS PAPELES DE BÁRCENAS

El considerado número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, ha admitido hoy ante el juez la veracidad de un apunte de los papeles de Bárcenas de 21 millones de pesetas (126.000 euros) en 1999 y ha explicado que se trata de la devolución de un préstamo electoral del PP nacional al partido en Galicia, del que él era secretario de Organización.

Crespo ha declarado hoy ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz junto al apoderado de la constructora Rubau, Antonio Vilela, quien, según fuentes presentes en el interrogatorio, ha dicho que donó 63.000 euros al PP a título personal pero ha negado los apuntes referidos a él en los papeles atribuidos al extesorero del PP Luis Bárcenas que reflejarían una supuesta contabilidad B en el partido.