Las autonomías estudiarán con Educación cómo será su aportación al pacto de Estado

nacional

| 30.03.2017 - 19:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, ha aclarado hoy que el Plan de Convivencia Escolar no es de "obligada imposición" para las comunidades autónomas ya que no tiene carácter legislativo, pero que era obligación de su departamento aportar las medidas para prevenir y reprimir el acoso.

El ministro ha respondido así a los consejeros autonómicos socialistas de Educación, que esta mañana habían denunciado que el citado plan supone "duplicar" los ya existentes en las comunidades, una "invasión" de competencias y "no" se ha contado con ellas para realizarlo.

Méndez de Vigo ha explicado en la rueda de prensa posterior a la Conferencia Sectorial (la cuarta que preside) que las comunidades pueden implementar las medidas recogidas en el plan y que en algunos casos "ya lo hacen".

También ha comentado que se ha pretendido recoger protocolos que se están llevando a cabo en las comunidades y ver cómo todas tienen acceso a los mismos.

Y ha añadido que el "objetivo político" de este plan responde a "la demanda de la sociedad preocupada por la convivencia escolar en los casos de acoso o 'bullying' que vemos".

El Plan Estratégico de Convivencia Escolar, en el que Educación trabaja desde hace año y medio, ya tiene puesto en marcha desde el pasado noviembre un teléfono (900 018 018) gratuito contra el acoso que ha recibido 13.844 llamadas, de las cuales 5.014 son potenciales casos.

Además, prevé la celebración de un Congreso Estatal de Convivencia escolar anual con expertos nacionales e internacionales, la creación de la figura del responsable de la convivencia en los centros, una guía para padres y profesores y una "app" que ayude a las víctimas de acoso escolar.

El consejero de Castilla y León (PP), Fernando Rey, ha reconocido que ha habido "una pequeña polémica" sobre este plan, ya que las comunidades ya tienen "figuras idénticas" a las propuestas en el documento ministerial.

Y ha añadido que "tiene sentido" que haya un plan general de convivencia con un "mínimo común denominador" porque es un asunto que preocupa a toda la sociedad.

El consejero de Educación de Asturias (PSOE), Genaro Alonso, ha instado al Gobierno a "mirar más" lo que las llevamos haciendo muchos años y ha exigido que el plan esté acompañado de una memoria económica.

Desde Castilla-La Mancha (PSOE), Ángel Felpeto ha comentado que muchos centros educativos ya cuentan con este tipo de planes y "queremos entender" que lo que busca el Ministerio es recoger los planes de convivencia autonómicos y aunarlos.

La consejera catalana de Enseñanza, Meritxell Ruiz, ha dicho que el plan que promueve el Ministerio será voluntario de forma que cada comunidad autónoma podrá seguir aplicando el que ya tiene.

Cristina Uriarte, consejera de Educación del País Vasco, ha recordado que en su comunidad ya se aplica desde hace años un protocolo contra el acoso, aunque ha sostenido que "está bien que el Gobierno ofrezca una nueva herramienta", pero de desarrollo para las comunidades de acuerdo "a sus propias características".

Por otra parte, el Ministerio ha presentado a las comunidades el Plan de Hábitos Saludables, que contempla un sello distintivo para los centros que fomenten buenas prácticas y premios específicos para reconocer a los profesores que hagan lo mismo.

El ministro ha abogado por la "paz en las escuelas" y una "vida saludable" con buena alimentación y deporte ya que los problemas de obesidad también pueden afectar al rendimiento escolar.