La voz y el contrarrelato de las víctimas españolas del terrorismo llegan a la ONU

Fernández Díaz pone en valor el relato de las víctimas para luchar contra el terrorismo

Jorge Fernández Díaz

nacional

| 18.10.2015 - 12:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Por primera vez el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas escuchará la voz de víctimas españolas del terrorismo. Será el miércoles en Nueva York, en una sesión liderada por España para que ese testimonio sirva de herramienta en la prevención de la radicalización.

España, que ha sido elegida miembro no permanente del Consejo de Seguridad y preside este máximo órgano de decisiones de la ONU durante octubre, ha organizado con el apoyo de Estados Unidos una jornada para que el "referente" español del modelo de protección de las víctimas sirva de ejemplo al resto del mundo, sobre todo ahora que todos los países sienten la amenaza de esta lacra.

Como ha recordado la directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, uno de los fines de los terroristas es "deshumanizar" a las víctimas y, por ello, el Gobierno español ha querido aprovechar la presidencia del Consejo de Seguridad para dar voz a las personas más directamente golpeadas por ese fenómeno y contrarrestar ese objetivo.

Porque su testimonio es el mejor ejemplo, según los responsables del Ministerio del Interior, de respeto al pluralismo, la ley y el estado de derecho. Y también de lucha y fortaleza de un colectivo que nunca ha tenido ánimo de venganza, subrayan.

Será el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, quien copresida la sesión junto con la embajadora de EEUU ante la ONU, Samantha Power, y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y quien fije la posición del Gobierno, según el Ministerio del Interior.

Fernández Díaz será el primer ministro español del Interior que preside en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas una sesión sobre víctimas del terrorismo.

Y después será la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco, hermana del concejal de Ermua (Vizcaya) secuestrado y asesinado por ETA, Miguel Ángel Blanco, quien represente a las víctimas de este terrorismo doméstico que ha dejado más de 800 muertos a lo largo de su historia.

Interior ha querido que sea Mari Mar porque la fundación que preside agrupa a la mayoría de las asociaciones de víctimas que existen en España y podrá poner en valor, no solo su contranarrativa como afectada, sino también lo que en nuestro país se ha hecho por el colectivo.

Habrá luego un turno de debate, en el que podrán intervenir otras dos víctimas españolas: Jana Gallardo y Tomás Fraga. A ellas podrán dirigirse los miembros del Consejo de Seguridad que lo deseen.

La primera fue víctima de los atentados del 11M en Madrid en 2004. Jana tenía entonces 19 años, perdió a su novio en uno de los trenes objetivo de los terroristas y ella misma sufrió graves secuelas. Jana es un ejemplo de superación. Continuó sus estudios y ahora, con 30 años, es docente en la Universidad Complutense de Madrid.

Tomás Fraga es un español que fue víctima en un atentado en Egipto en 2005 obra de un grupo terrorista ligado a Al Qaeda. Se encontraba en ese país como trabajador de Unión Fenosa. Otro ejemplo de superación que le ha permitido seguir en la empresa y ponerse al frente de una planta que su compañía abrirá en La Rioja.

Blanco, Gallardo y Fraga han sido seleccionados para que puedan dar testimonio de las distintas manifestaciones del terrorismo, tanto del doméstico como del internacional que acecha.

Junto a ellos, otros dos testimonios podrán escucharse en la sesión: los de las activistas Pari Ibrahim, una kurda-iraquí que representa a una minoría religiosa perseguida por el Estado Islámico o Daesh, y la nigeriana Saudatu Mahdi, defensora de los derechos humanos frente al grupo yihadista Boko Haram.

Una rueda de prensa, en la que estarán presentes las víctimas españolas, pondrá el broche final a la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, en cuya sede en Nueva York podrá verse una exposición fotográfica del terrorismo que ya ha recorrido varias comunidades y el Parlamento Europeo.

Aprovechará el Gobierno la oportunidad de esta sesión para dar a conocer el Centro Memorial de Víctimas, que se ubicará en Vitoria y que, según Interior, no tiene parangón en Europa ni en el resto del mundo.

No es una fórmula corriente que Naciones Unidas lleve a cabo, pero el acto del miércoles le servirá para diseñar políticas posteriores en materia de lucha contra el terrorismo y la radicalización. A prevenir esta última puede contribuir la voz de las víctimas.

Durante la actual legislatura, se han llevado a cabo algunas acciones en favor del colectivo, como la aprobación del Reglamento de la Ley de Protección Integral a las Víctimas, que ha permitido a 462 afectados haber percibido por primera vez una ayuda o indemnización.

También se ha tenido en cuenta por primera vez a los amenazados y 67 de ellos han percibido ayudas por valor de 800.000 euros. Entre 2012 y hasta el 1 de julio de este año se han concedido ayudas a las víctimas por valor de 117,3 millones de euros, y a sus asociaciones por importe de casi 4 millones.