La vista por la demanda del PP contra Bárcenas será el 25 y 28 de noviembre

(Archivo)

nacional

| 01.11.2013 - 13:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La vista por la demanda civil por vulneración del derecho al honor que el Partido Popular (PP) y los exministros Rodrigo Rato, Javier Arenas, Ángel Acebes y Jaime Mayor Oreja presentaron contra el extesorero Luis Bárcenas por la publicación de los manuscritos en los que se revelaba la supuesta contabilidad B de la formación se celebrará los próximos 25 y 28 de noviembre en un juzgado de Madrid, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Los 'populares', que presentaron su demanda el pasado 6 de marzo, reclaman a Bárcenas una indemnización de medio millón de euros por los daños morales y perjuicios que les habría causado la publicación de los manuscritos, que aparecieron en el diario 'El País' el pasado 31 de enero. Su intención es destinar este dinero a organizaciones de carácter social.

En un primer momento los demandantes también dirigieron su acción civil contra el periódico aunque finalmente la retiraron en coherencia con la decisión adoptada el pasado 18 de octubre por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que únicamente mantuvo la demanda contra Bárcenas.

El PP anunció que presentaba su demanda contra Bárcenas argumentando que, según el diario, el extesorero era el "autor" de los papeles, que calificaba de "falsos", aunque él "lo haya negado públicamente y ante la Fiscalía Anticorrupción". Tras su entrada en prisión, sin embargo, el extesorero dio un giro a su estrategia de defensa y el 15 de julio reconoció la autoría de los manuscritos y entregó los originales al juez.

Los exministros Ángel Acebes, Jaime Mayor Oreja y Rodrigo Rato, así como el también exministro y actual vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, emprendieron "las mismas acciones legales" que el PP por entender que se había vulnerado su derecho al honor al publicarse que habían cobrado sobresueldos en dinero negro.

En esas demandas particulares, los cuatro dirigentes manifiestan igualmente su intención de dirigir la acción "contra la persona o personas que hayan entregado al diario 'El País' los falsos documentos publicados, cuya identidad se desconoce actualmente". El propio Bárcenas apuntó que los papeles fueron facilitados por su exabogado Jorge Trías Saigner.

EL PP LLEVA UNA "ÚNICA CONTABILIDAD"

Según señala el PP en esa demanda, "la difusión premeditada e irresponsable, inexplicable en un medio de comunicación, de documentos (presumiblemente prefabricados 'ad hoc') cuya autenticidad, veracidad y autoría no se ha contrastado ni de otro modo consta a quien los difunde, pone evidentemente de manifiesto el criticable e inexistente rigor profesional y mala praxis de lo que hace".

Además, la demanda señala que "como han venido manifestando inequívocamente durante estas últimas fechas todos y cada uno de sus dirigentes a quienes se ha preguntado sobre el particular, el PP lleva, y siempre ha llevado, una única contabilidad".

Según destaca, esa contabilidad se somete periódicamente, de acuerdo con la legislación vigente, a la supervisión y control del Tribunal de Cuentas, sin que la revisión de la misma por este órgano "haya sido objeto de tacha o reserva de ningún tipo". "Cualquier información o documento que ponga en duda la existencia de una única contabilidad en el PP debemos, pues reputarla como radicalmente falsa, temeraria y tendenciosa", añade.

"CLARA INTENCIÓN DE DAÑAR LA IMAGEN" DEL PP

En sus respectivos escritos, tanto el PP como el resto de los demandantes consideran que "lo que subyace en la forma de actuar no es sino la clara intención de dañar la imagen y buena reputación del PP y de sus dirigentes y empleados".

Tras subrayar que la trascendencia de la difusión de las noticias que se denuncian en la demanda ha sido de grandes dimensiones, destaca que pocas veces ha podido someterse al enjuiciamiento jurisdiccional un caso de lesión del derecho al honor de "tan graves consecuencias" para los perjudicados.

En este sentido, en el escrito de la demanda abunda en la idea de que las conclusiones "indebidamente extraídas de documentos falsos y muy probablemente manipulados, y los infundios derivados de su subjetiva interpretación por el medio, han dañado gravemente la imagen del PP y de sus dirigentes".