La Virgen del Pilar luce el tradicional manto de flores de los oferentes

La Virgen de El Pilar (Archivo)

nacional

| 12.10.2013 - 14:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Virgen del Pilar luce ya en Zaragoza el tradicional y colorido manto que crean cada año con sus flores los miles de oferentes ataviados con trajes regionales de todas las comunidades autónomas y de distintos países para honrar a la patrona de la ciudad y de la Hispanidad.

Desde primera hora de la mañana, en las calles del centro de la capital aragonesa resuenan las jotas y destacan los colores de los trajes regionales y los ramos de flores que llevan en sus manos las miles de personas que esperan venerar con ellas a la Virgen.

El grupo de Autotaxis de Zaragoza ha sido el primero de los 500 inscritos este año que ha depositado sus flores en la plataforma metálica ubicada en el centro de la Plaza del Pilar, según ideó el cineasta catalán Bigas Luna, sobre la que brilla la imagen de la Virgen.

La ofrenda ha comenzado a las 7.30 horas, como estaba previsto, y hasta las 10.00 horas eran 55 las agrupaciones que han podido completar su ofrenda, según ha explicado en rueda de prensa el consejero de Cultura del Ayuntamiento, Jerónimo Blasco.

Este año están representados catorce países extranjeros como la República Dominicana, México, Perú, Bolivia, Japón, China, Ecuador, Rumanía, Guinea Ecuatorial, Chile, Colombia, Argentina, Polonia o Bulgaria a través de ciudadanos extranjeros residentes en Aragón, y a los que se sumarán los miles de ciudadanos que, a título personal, llevarán sus flores a la Plaza del Pilar.

Se prevé que la ofrenda, que aúna tradición y religiosidad y en la que participan pequeños y mayores, culmine alrededor de las 18.00 horas, y que se continúe desarrollando sin incidencias, como hasta el momento, en una jornada en la que el sol también ha querido estar presente y que se ha caracterizado por las bajas temperaturas a primeras horas de la mañana.

Las muestras de cariño y devoción hacia la Virgen han llegado también a través del río Ebro con la ofrenda fluvial y a través del aire con los capullos de rosas que han arrojado al mediodía instructores y pilotos del Real Aeroclub de Zaragoza.

De este modo, a medida que avanza la jornada, las flores van creando un manto multicolor que acabará cubriendo la estructura metálica de forma troncopiramidal de 6 cuerpos, 15 metros de altura, 16 de anchura y 7 metros sobre la que se alza la Virgen, frente a la Basílica del Pilar y mirando hacia la Seo.

La "Pilarica" luce ya la Cruz de Lorena de doble barra, realizada con claveles rojos y motivo central del manto blanco de la Virgen, tejido con gladiolos y claveles, así como el manto histórico de la República Dominicana, el primero de una serie que se sucederá en años sucesivos con otros países iberoamericanos para conmemorar a la Virgen como patrona de la Hispanidad.

El resto de flores, de distintos tipos y colores, completarán la pirámide hasta los pies y todas ellas permanecerán en la estructura durante toda la semana que viene, hasta el 20 de octubre.

También será hasta entonces cuando los devotos y ciudadanos que lo deseen puedan acceder, de forma gratuita y como novedad de este año, al manto floral de la Virgen para hacerse una fotografía, una posibilidad que se abrirá a partir de las 21.00 horas de hoy.

La Basílica del Pilar ha acogido, al mediodía, la Misa Pontifical presidida por monseñor Jean Louis Bruguès, archivero y bibliotecario de la Santa Iglesia Romana, junto a quien ha concelebrado el arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña, además del cabildo metropolitano y otros obispos y sacerdotes.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha destacado en rueda de prensa el "ejemplo de participación" de estos festejos que se están celebrando con "ausencia de incidentes, masiva afluencia y un extraordinario ambiente festivo" y que han contado, hasta el momento, con la asistencia de 1,7 millones de personas a los actos programados.