La selección pone la emoción en los premios Príncipes de Asturias

Del Bosque se salta el protocolo para llamar a Luis Aragonés a la tribuna

"Han hecho de la modestia un arma tan arrebatadora como su juego"

Son depositarios de valores como el "esfuerzo, el sacrificio, el talento, la disciplina, la solidaridad y la modestia"

Don Felipe cita a la selección como "la España joven, ambiciosa y capaz"

nacional

| 22.10.2010 - 18:26 h
REDACCIÓN

Los jugadores de la selección española de fútbol, campeona del Mundo, han sido los auténticos protagonistas populares de la ceremonia de entrega de la edición número 30 de los Premios Príncipe de Asturias que se ha celebrado en el teatro Campoamor de Oviedo. Los ganadores del premio Príncipe de Asturias de los deportes, no solo han sido los mas aplaudidos y vitoreados en la calle, sino en la propia sala. El seleccionador nacional, Vicente del Bosque, tras recoger de manos del Príncipe, don Felipe, el galardón acreditativo, rompió el protocolo, reclamando la presencia de su antecesor en el cargo, Luis Aragones, para que posara con los jugadores en el escenario.

El entrenador de la selección española de fútbol, Vicente del Bosque, ha señalado que el grupo al que dirige tiene "todas las virtudes que un entrenador ha deseado siempre". Ha atribuido la victoria en el Mundial de Sudáfrica a la "humildad" de ese grupo de futbolista "que han hecho de la modestia un arma tan poderosa como su mismo y arrebatador juego".

Del Bosque ha hecho estas manifestaciones en su discurso durante el acto solemne de entrega de los Premios Príncipe de Asturias. La selección española ha sido galardonada con el Premio de los Deportes, tras su reciente triunfo en el Mundial de Sudáfrica.

Tras recordar que "desde hace más de 100 años, el fútbol forma parte de lo cotidiano de nuestra vida y va inexorablemente ligado a las esperanzas e ilusiones de millones de españoles", Del Bosque ha destacado que "el fútbol no deja indiferente a nadie ni es artículo de menor cuantía".

Del Bosque ha explicado que la selección española es depositaria de unos "valores" que van "más allá de los éxitos puntuales y de su materialidad". Esos valores, tienen un carácter "imperecedero" y un perfil "determinante". Así, se ha referido al "esfuerzo", el "sacrificio", el "talento", la "disciplina", la "solidaridad" y la "modestia", además de la "deportividad" y el "honor". Defendiéndolos alcanzaron la victoria final. "De otro modo no habría sido posible", ha comentado Del Bosque.

En su discurso, Del Bosque se ha reconocido como un "beneficiario" de un estatus, con unos "privilegios" y "responsabilidades", dado que hoy el fútbol forma parte de lo cotidiano de la vida. "Abanderamos y articulamos un fenómeno universal de cuya trascendencia no cabe duda y que nos anima a tratar de ser mejores cada día", ha dicho.

"La selección se siente profundamente satisfecha de haber alcanzado el éxito conseguido y muy orgullosa de haber podido responder a la confianza que millones de españoles depositaron en ella", ha dicho el técnico, que ha confesado: "El grupo al que represento reúne todas las virtudes que un entrenador ha deseado siempre".

El máximo responsable de la selección ha revelado: "La inolvidable victoria que nos brindaron en Sudáfrica queda para la historia y en su intramuros, la humildad de un grupo de futbolistas que han hecho de la modestia un arma tan poderosa como su mismo y arrebatador juego".

"Por último", ha concluido, "quisiera destacar el apoyo recibido en Sudáfrica, en primer lugar por Su Majestad la Reina y Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias. Para ellos es nuestro agradecimiento por su apoyo y su fe".

SEÑORÍO DE DEL BOSQUE

Del Bosque pronunció su discurso después de recibir de manos del Príncipe Felipe el diploma acredicativo del premio. Tocaba entonces hacerse la foto de rigor, junto a los futbolistas. Pero el seleccionador no lo dudó y rompió el protocolo para irse a buscar a su predecesor en el cargo, Luis Aragonés, para que les acompañase en medio de una gran ovación de los asistentes.

También se unió el presidente de la Federación Española de Fútbol, Angel María Villar. Finalmente todos se hicieron la fotografía juntos, con un Aragonés visiblemente emocionado, rodeado de Iker Casillas y Sergio Ramos (Real Madrid), Xavi Hernández (Barcelona), Pepe Reina (Liverpool), Joan Capdevila y Carlos Marchena (Villarreal), Fernando Llorente y Javi Martínez (Athletic de Bilbao), Jesús Navas (Sevilla) y Juan Mata (Valencia). Del Bosque ya le había dedicado palabras elogiosas en la rueda de prensa oficial de estos Premios Príncipe de Asturias.

DON FELIPE LES CITA COMO "LA ESPAÑA JOVEN, AMBICIOSA Y CAPAZ"

Don Felipe de Borbón ha asegurado, al dirigirse a la selección española de fútbol, galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2010, que es "la España joven, ambiciosa y capaz, sin complejos ni renuncias". "Una demostración de que la juventud española actual está preparada para aspirar a las máximas metas", ha añadido Don Felipe en su discurso durante la ceremonia de entrega de los premios, celebrada en el Teatro Campoamor de Oviedo.

El Heredero de la Corona española ha dicho: "En la noche del domingo 11 de julio de este año, España vibró emocionada, ante un acontecimiento largamente soñado: nuestra selección de fútbol logró el título de campeona del mundo, limpiamente y superando momentos muy difíciles". "Por esta razón", ha afirmado, "y por haber dado un gran ejemplo deportivo y humano durante el largo camino hasta llegar a esa cumbre excepcional, ha sido reconocida con el Premio Príncipe de Asturias".

"Hasta lograr la victoria final, nuestro equipo puso de manifiesto esos valores por los que tan justamente ha sido alabado en todo el mundo: voluntad y tesón, máxima deportividad, humildad, y un juego en el que los rasgos colectivos del fútbol se engrandecían con la ilusión, el talento y la belleza", ha agregado.

El Heredero de la Corona señaló que: "habéis formado un grupo excepcional: un seleccionador, Vicente del Bosque, que aportó sosiego, discreción y humildad, además de una decisiva contribución técnica, y un conjunto de jugadores, en los que la calidad futbolística rivaliza a la máxima altura con la humana".

"Pertenecéis a una formidable generación de deportistas españoles en tantas disciplinas y modalidades que nos ha convertido en una potencia mundial del deporte", ha reseñado el Príncipe al dirigirse a la selección: "Sois la España joven, ambiciosa y capaz, sin complejos ni renuncias; una demostración de que la juventud española actual está preparada para aspirar a las máximas metas".

En su discurso ha rememorado: "En esos días, además, en las calles, plazas y casas de nuestros pueblos y ciudades nos hicisteis sentir la emoción y el orgullo de ser españoles. De pertenecer a una gran nación".

El jurado de los Premios, reflejó en el acta del fallo que "la selección ha tenido la virtud de crear una técnica y un estilo de juego admirados mundialmente y que se presentan en muchos países como pauta a seguir".

El Premio, uno de los ocho galardones internacionales que concede la Fundación Príncipe de Asturias, que cumplen su trigésima edición, está dotado con 50.000 euros y la reproducción de una estatuilla diseñada por el artista español Joan Miró (1893-1983).