La ex Consejera de Salud de Cataluña afirma que se reunió con Urdangarin en 2005

Ex Consejera de Salud de Cataluña (Ex Consejera de Salud de Cataluña )

nacional

| 21.04.2012 - 10:29 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La ex Consejera de Salud de Cataluña Marina Geli ha rectificado hoy su declaración policial y ha asegurado ante el juez que la reunión en la que Iñaki Urdangarin le propuso un proyecto de colaboración con el Instituto Nóos por tres millones de euros tuvo lugar en el año 2005 y no en 2007.

Geli ha declarado hoy como testigo ante el juez que investiga el presunto desvío de fondos a través del Instituto Nóos, después de que el pasado 12 de abril lo hiciera en una sede policial en presencia del fiscal del caso, Pedro Horrach.

En su declaración policial, a que ha tenido acceso Efe, la exconsellera de Salud dijo estar segura de que la reunión en la que Urdangarin le planteó ese proyecto de colaboración sobre temas relacionados entre el deporte y la salud fue en verano de 2007, más de un año después de que la Casa Real indicara al duque de Palma que debía dejar sus negocios con el Instituto Nóos.

Sin embargo, en su declaración de hoy, la consellera ha rectificado, alegando que su memoria la había conducido a error, y ha sostenido que el encuentro con el duque de Palma tuvo lugar en el año 2005, dado que así lo ha comprobado tras consultarlo con sus colaboradores en el Departamento de Salud y revisar una base de datos informática.

La propia exconsellera lo ha aclarado así a la prensa después de su declaración como testigo, en la que, como ya hiciera ante la policía, ha explicado que dicho proyecto de colaboración fue desestimado de inmediato, incluso verbalmente.

La fecha en que se celebró esa reunión es relevante para aclarar si el duque de Palma se desvinculó de las actividades de Nóos a partir de marzo de 2006 por indicación de la Casa del Rey, como Iñaki Urdangarin mantuvo en su declaración como imputado.

Marina Geli también ha confirmado ante el juez que su Departamento firmó en el año 2005 un convenio de colaboración con el Instituto Nóos para la contratación del médico experto en cooperación internacional Ignasi de Juan Creix, por valor de 35.000 euros.

Geli ha insistido en desvincular la firma de ese convenio de la reunión que ella mantuvo en 2005 con Iñaki Urdangarin, aunque no ha precisado si dicho encuentro se produjo antes o después del acuerdo de colaboración, y ha defendido que los trabajos previstos en el mismo se llevaron a cabo.

En la misma línea, el que fuera jefe de gabinete de la exconsellera desde diciembre de 2006, Miguel Gómez, ha respaldado la versión de Marina Geli al sostener que la reunión con Urdangarin debió celebrarse en 2005, porque si hubiera sido con posterioridad a él le constaría en sus agendas, han informado fuentes judiciales.

A Geli se le ha preguntado también por la reunión que por aquellas fechas Urdangarin mantuvo con el exconseller Antoni Castells y el exconseller en cap Josep Bargalló sobre el mismo proyecto, un encuentro del que ella afirma haberse enterado por la prensa y haberle confirmado después el que fuera titular de Economía con el gobierno tripartito.

La exconsellera de Salud, según las mismas fuentes, ha concretado que el proyecto que le planteó el duque de Palma pretendía crear la marca Barcelona vinculada al mundo del deporte, lo que incluía la organización de un congreso en la capital catalana, y ha añadido que Urdangarin acudió a ella en nombre del Instituto Nóos, no por su relación con la Casa Real.

Además de Geli y su jefe de gabinete, hoy han declarado ante el juez otros ocho testigos del caso, la mayoría de ellos empresarios que tuvieron relación con Nóos -algunos vinculados a la escuela de negocios Esade- y trabajadores de la entidad presidida por Iñaki Urdangarin.

Varios testigos han coincidido, en la línea de lo que han declarado en los últimos días, en situar a Urdangarin al frente del Instituto Nóos hasta finales de 2006 o principios de 2007, después de que la Casa Real instara al duque de Palma a abandonar sus negocios a través de esa entidad.

Algunos de los declarantes han señalado también que el duque tenía responsabilidades en la Fundación Cultura y Deporte, constituida a finales de 2006 como heredera del Instituto Nóos y en la que Urdangarin era presidente del consejo asesor, mientras que la dirigía su socio Diego Torres.

Otro testimonio relevante ha sido el de Covadonga Mustienes, que ha confirmado ante el juez que fue contratada por Aizoon, la empresa con la que los duques de Palma gestionaban su patrimonio, para copiar estudios de internet sobre energía y deporte a cambio de 600 euros mensuales.

El juez José Castro y el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach regresan esta tarde a Palma de Mallorca, tras las tres maratonianas jornadas en la Ciudad de la Justicia de Barcelona, donde han tomado declaración a una cuarentena de testigos relacionados con la causa del desvío de fondos a través del Instituto Nóos.