Zoido:Ni Guardia Civil ni Policía fueron alertados por Bélgica sobre el imán

nacional

| 23.08.2017 - 13:31 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro español del Interior, Juan Ignacio Zoido, afirmó este miércoles que ni la Guardia Civil ni la Policía Nacional fueron alertadas por las autoridades belgas sobre el imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki Es Satty, instigador de los atentados de Cataluña. "Según tengo conocimiento, (...) no han recibido ninguna comunicación. Lo más importante es que las investigaciones abiertas puedan completarse cuanto antes", indicó tras haberse reunido con su homólogo francés, Gérard Collomb, en la sede de la Gendarmería Nacional francesa.

Además, fuentes de la lucha antiterrorista han asegurado que la Policía y la Guardia Civil no tienen constancia de haber recibido ninguna pregunta de las autoridades belgas sobre el imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki Es Satty, el instigador de los atentados de Cataluña. Así lo han indicado dichas fuentes en referencia a las afirmaciones del alcalde del municipio belga de Vilvoorde, Hans Bonte, quien ha asegurado que comunicó a las fuerzas de seguridad españolas sus sospechas sobre el imán, aunque no mencionó a qué cuerpo policial se refería.

El regidor de Vilvoorde aseguró ayer que el imán, considerado el cabecilla de la célula autora de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), despertó recelos en la propia comunidad musulmana de la zona, que decidió expulsarle de la mezquita.

Según el alcalde, tras las gestiones que se realizaron sobre Es Satty, que vivió en la localidad belga a principios de 2016, se concluyó que ni a las autoridades de ese país ni a las españolas contactadas les constaba entonces ninguna prueba ni vínculo directo del imán de Ripoll con actos de terrorismo u otras formas de criminalidad.

De todos modos, el alcalde no mencionó en ningún momento el cuerpo policial al que se dirigieron para interesarse por el imán, que murió en la explosión del chalé de Alcanar donde los terroristas preparaban un atentado de grandes dimensiones y donde tenían más de un centenar de bombonas de butano.

El imán de Ripoll, según declaró ayer ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu el detenido herido en la citada explosión, estaba dispuesto a inmolarse. A su nombre han aparecido billetes de avión con destino a Bélgica encontrados entre los restos de Alcanar.