La Policía registra el Palau de les Arts de Valencia y detiene a su directora

Policía Nacional (Archivo)

nacional

| 20.01.2015 - 13:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Policía Judicial ha registrado hoy el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia en busca de documentación sobre las posibles irregularidades en la gestión del auditorio y ha detenido a dos personas, una de ellas su intendente, Helga Schmidt, quien ha sido apartada de sus responsabilidades por la Generalitat.

El registro policial ha comenzado sobre las nueve de la mañana en las instalaciones del coliseo diseñado por Santiago Calatrava en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Los agentes han clausurado varios departamentos del Palau para practicar los registros, entre ellos el de Intendencia, el económico-financiero, el de recursos humanos y la oficina técnica, según fuentes del comité de empresa.

Durante el registro la Policía ha desalojado al personal y ha detenido a dos personas, que según fuentes policiales se trata de Schmidt y del exgerente del Palau y exliquidador de Radiotelevisión Valenciana Ernesto Moreno.

Schmidt (Viena, 1941), quien lleva desde enero de 2000 al frente del auditorio, inaugurado en 2005 y con programación estable desde 2006, ha abandonado el edificio pasadas las seis de la tarde y se ha subido a un coche policial sin rotular.

Tras conocer el registro, el Gobierno valenciano ha decidido apartar temporalmente a la intendente de sus responsabilidades mientras se resuelve la investigación de la Fiscalía Anticorrupción sobre las irregularidades en su gestión al frente del coliseo valenciano.

La oposición en Les Corts Valencianes ha reprochado al Consell que no haya actuado antes respecto a Helga Schmidt, cuando desde 2013 había un Informe de la Intervención sobre supuestas irregularidades, mientras que el PP ha considerado que ese informe habla de irregularidades "de trámite".

LA INVESTIGACIÓN DESDE 2013

La investigación se inició tras un informe de la Intervención de la Generalitat de 2013 que concluye que la intendente formalizó contratos que incumplían la ley, al adjudicar sin publicidad ni concurrencia contrataciones a una empresa de la que era consejera, Patrocini de Les Arts, según informó ayer Esquerra Unida, que pidió al Consell que depurara responsabilidades.

La consellera de Cultura, María José Catalá, de la que depende el Palau de Les Arts, dijo ayer que era la Fiscalía Anticorrupción la que debía encargarse de la intervención y fiscalización oportuna y aclarar si Helga Schmidt ha cometido irregularidades en el ejercicio de su cargo.

Según relató ayer, llegó a las consellerias de Cultura y Hacienda la denuncia de un extrabajador del Palau de Les Arts en la que se aludía, entre otros, al cobro de comisiones por parte de la intendente.

Según el informe de la Intervención, Schmidt formaba parte del Consejo de administración de Patrocini de Les Arts, sociedad creada para captar nuevos patrocinios para el Palau, desde el 14 de marzo de 2008 al 30 de octubre de 2009.

Patrocini de Les Arts percibiría en concepto de mecenazgo un 30 % de los primeros contratos de patrocinio y un 10 % por nuevos contratos con patrocinadores que ya lo fueran o las prórrogas de contratos ya existentes, según el contrato con la fundación, por el cual se abonaron tres facturas por 42.040 euros.

La fundación efectuó dos pagos a Viva Europa June 24th, cuyo administrador único era Patrocini de Les Arts, por la organización de un evento en 2009 por un importe total de 348.000 euros.

La totalidad de contratos entre la Fundación Palau de Les Arts y Patrocini de Les Arts ha supuesto pagos a cargo de la primera por 508.040 euros (más 13.500 euros pendientes de pago).

El informe indica que en los contratos suscritos con Patrocini de Les Arts y Viva Europa June 24th no se han aplicado las normas y principios de la ley de contratos del sector público, y se han eludido los principios de libertad de acceso a las licitaciones, publicidad y transparencia.

Ello es "especialmente relevante" en este caso, añade, porque los contratos se firman por Schmidt que era de forma simultánea representante de la entidad adjudicadora y consejera de la empresa adjudicataria.