La policía reanuda el rastreo de la finca de "Las Quemadillas" con radares especiales

nacional

| 19.10.2011 - 09:59 h
REDACCIÓN

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han reanudado en la mañana de este miércoles la búsqueda en la finca de los abuelos paternos de los dos hermanos de seis (Ruth) y dos años de edad (José), supuestamente desaparecidos en una parque de Córdoba hace once días, el 8 de octubre, según han confirmado fuentes cercanas al caso, que han recordado que el padre está detenido ante indicios de un posible delito de homicidio, así como de delito de denuncia falsa. La policía está utilizando radares especiales para buscar a los menores. Fuentes cercanas a la investigación han informado de que los radares son necesarios para peinar una zona sospechosa que ayer marcaron los perros que rastrearon un área de naranjos ubicada dentro de la finca registrada, que tiene una extensión de cerca de 10.000 metros cuadrados.

Mientras tanto, el padre detenido este martes también estuvo presente en las labores de rastreo de la finca, si bien en todo momento mantiene ante la Policía la versión de que sus dos hijos se extraviaron en el parque Cruz Conde de Córdoba capital, según publica Diario Córdoba.

La finca ya fue rastreada la semana pasada, como se recordará, y a lo largo de la jornada de este martes los furgones de la Policía Nacional han entrado y salido del recinto ante la expectación de los medios de comunicación. Unos agentes asociados a la investigación, además, han entrado en la finca portando maletines y bolsas de plástico, si bien no han trascendido aún detalles del nuevo rastreo. En esta ocasión, además, la Policía Nacional ha ampliado el perímetro afectado por su cordón de seguridad.

EL PADRE PRESENCIA EL RASTREO

Según han explicado fuentes cercanas al caso, en el nuevo rastreo de la finca ha estado presente el padre de los niños, ya en calidad de detenido ante la existencia de indicios de un posible delito de homicidio y como garantía procesal para el padre de los menores, que podría haber incurrido en contradicciones en sus declaraciones. De hecho, el padre de los menores se desplazó en dos ocasiones durante la pasada semana a la Comisaría de Campo Madre de Dios en Córdoba para prestar declaración en calidad de denunciante y testigo, puesto que fue él quien denunció la supuesta desaparición de sus dos hijos en el parque cordobés.

Cabe destacar que el jueves pasado tuvo lugar en Córdoba una reunión entre altos cargos policiales y miembros de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta que concluyó con la decisión de apartar de la investigación al comisario de Policía Judicial en la Jefatura Superior de Sevilla, Manuel Piedrabuena. La Policía, que ha registrado la casa y la finca de los abuelos paternos de los niños en la capital cordobesa, baraja todas las hipótesis posibles y no descarta ninguna, lo que ha incluido revisar las grabaciones de las cámaras de seguridad del entorno del parque donde desaparecieron los niños y también investigar las llamadas telefónicas que el padre pudo realizar el día de la desaparición, sin arrojar datos concluyentes.

Por su parte, centenares de personas se han concentrado en distintas manifestaciones el pasado fin de semana en Córdoba y Huelva para pedir el regreso de los dos niños. De hecho, la familia mantienen la esperanza de encontrarlos con vida y su madre transmitió este domingo en una carta que es "capaz de perdonar y olvidar si vuelvo a ver sus caritas y escuchar mamá", al tiempo que ha insistido en que "quien los tenga, si los deja libres, contará con mi perdón".

ALERTA DEL PADRE

Fue el padre de los niños quien realizó una llamada en torno a las 18,40 horas del sábado 8 de octubre para alertar de que sus hijos habían desaparecido mientras jugaban en el mencionado parque de la capital cordobesa. Posteriormente, presentó la denuncia formal en la comisaría, donde el lunes estuvo prestando declaración, al igual que otros familiares de los menores, incluida la madre, que ha recibido asistencia psicológica desde la Plataforma Cordobesa Contra la Violencia a la Mujer, aunque ya se encuentra en su domicilio de Huelva.

Los menores habían acudido con su padre dicho fin de semana a Córdoba capital, aunque residen en Huelva. Según han explicado a Europa Press fuentes de la familia materna, los padres están actualmente en "trámites de separación". Fue el viernes 7 de octubre cuando, siempre según apuntan las mismas fuentes, el padre se desplazó con sus hijos a Córdoba, ciudad en la que habitan los abuelos paternos y tíos por parte del padre de los pequeños.

Así, estas fuentes han señalado que la familia materna fue alertada de la desaparición de los niños "por una llamada de la Policía Nacional de Córdoba", tras lo cual la madre se personó en la Comisaría Provincial de Huelva y, durante la madrugada del domingo, se desplazó junto con otros miembros de la familia a la capital cordobesa, donde han organizado grupos de búsqueda.

DENUNCIA DE LA MADRE

Además, la madre de los dos hermanos que supuestamente han desaparecido presentó durante la madrugada del domingo 9 de octubre ante la Policía Nacional de Huelva una denuncia contra el progenitor de los pequeños por presuntos malos tratos psíquicos. Según han fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huelva, la denuncia se refería a "motivos estrictamente matrimoniales porque a los niños ni los nombró".