La Policía investigará el operativo en el que detuvo a dos falsos yihadista en Madrid

Yihadistas detenidos

nacional

| 26.01.2017 - 12:29 h
REDACCIÓN

La Dirección General de la Policía ha anunciado este jueves que va a estudiar la operación realizada por la Brigada Provincial de Información de Madrid una vez conocido el auto del titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional que ordena la puesta en libertad de las dos personas detenidas el pasado 28 de diciembre en Madrid.

"Este hecho demuestra el normal funcionamiento de nuestro Estado de Derecho, en cuyo marco se desarrolla la actuación policial", asegura en un comunicado la dirección de este Cuerpo, que defiende su "acreditado reconocimiento internacional" y su "extraordinaria y eficaz labor en la lucha contra el terrorismo yihadista con el fin de garantizar la seguridad y la libertad de los españoles".

La Dirección General de la Policía reacciona en un breve comunicado de tres párrafos al auto difundido ayer por la Audiencia Nacional en el que el juez Santiago Pedraz cuestiona las diligencias practicadas por la Brigada de Información de Madrid en base a un confidente conocido como 'Lolo' que, según este magistrado, "mediatizó" el operativo en plenas navidades en el que se arrestó a dos personas sin vínculo alguno con el terrorismo yihadista.

El juez acordó la puesta en libertad de Edrissa Ceesay Sanuwo y Samir Sennouni Mouh con la única reserva de fijarles la obligación de comunicar cualquier cambio de domicilio y requiriéndoles un teléfono móvil. El magistrado aseguró que los indicios que le atribuyeron haber tenido acceso a un kalashnikov "se han desvanecido" y constató que "no hay dato alguno" que avale el vínculo con el terrorismo.

Un día antes y desde el Congreso, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, aseguró que esperaría a la decisión que adoptara el juez antes de decidir si ordenaba investigar un operativo que contó con información proporcionada por el confidente Manuel Mohamed Rodríguez Mniri, el hispano-marroquí conocido como 'Lolo' o 'José'. "Creo que hay que ser muy prudente en este caso", comentó Zoido a preguntas de los periodistas tras reunirse con el Grupo Popular. "La situación está sub júdice y, mientras tanto no haya una resolución judicial, nada podemos hacer ni decir", añadió.

También subrayó que se trata de un "tema puntual" que "sin duda alguna no puede afectar al gran trabajo de coordinación de Guardia Civil, Policía Nacional e incluso CNI". "Una vez haya una resolución judicial, según sea el contenido, nosotros estudiaremos y analizaremos el caso; no les quepa la menor duda", terció Zoido.

DUDAS SOBRE EL CONFIDENTE

Fuentes del Ministerio del Interior consultadas por Europa Press han señalado que es la Dirección General de la Policía a quien corresponde analizar el papel jugado por este colaborador de la Brigada de Información en Madrid y que, por tanto, se remiten al resultado de una investigación que suscitó desde su origen "una discusión policial".

Interior difundió el día 28 de diciembre una nota de dos párrafos, sin ampliación posterior, en la que encuadró el operativo desplegado por la Brigada de Información de Madrid, con supervisión del juez y el fiscal Javier Alonso, en un tema relacionado con enaltecimiento del terrorismo.

El juez Pedraz, por su parte, citó el pasado 18 de enero en calidad de investigado al confidente 'Lolo', después de haber sido alertado por dos informes de la Guardia Civil de que se trataba de una persona "perturbadora, inteligente y manipuladora" con capacidad para "colocar los elementos incriminatorios malintencionadamente para incriminar a terceras personas" y que, en cualquier caso, "carecen de verosimilitud de amenaza terrorista".

Fue esta información de la Guardia Civil la que llevó al propio ministro Juan Ignacio Zoido a descartar en una entrevista de televisión el 9 de enero cualquier amenaza "remota" por parte de Edrissa Ceesay Sanuwo y Samir Sennouni Mouh. "Hasta donde llega mi información, el kalashnikov no existe", sostuvo Zoido.

QUIEN SUMINISTRO LOS CARGADORES

"En relación con las armas", recoge el auto de Pedraz de ayer, "lo único que consta son los cargadores y munición hallados en la parcela de Valdebernardo, ignorándose quién las ha podido esconder en la misma y por quién fueron adquiridas, y sin que se haya podido determinar que el AK-47 utilizado en los vídeos sea real".

El magistrado reconoce de esta forma que aún no ha podido determinar quién suministró los cargadores y la munición que fueron hallados en la parcela conocida como La Cabaña de Valdebernado. También cuestiona la intención última de los detenidos de adquirir armas, algo que habrían hecho "en todo caso mediatizados" por el confidente 'Lolo', "ya que es él quien se pone en contacto con el agente encubierto y dirige las gestiones con él".