La policía investiga los mensajes "falsos" sobre casos de ébola en las redes

nacional

| 11.10.2014 - 12:25 h
REDACCIÓN
Más sobre: ÉbolaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional y la Guardia Civil están investigando los mensajes "falsos" que han circulado por las redes sociales en los últimos días sobre supuestos casos de infectados de Ebola en distintas Comunidades. Objeto de una de estas manipulaciones en Málaga, donde se han difundido por WhatsApp y Twitter alertas de contagios en la provincia completamente falsos. La Policía Nacional ya ha podido identificar a los autores de varios de estos mensajes.

El primero de esos montajes virales, que se extendió rápidamente, simulaba ser una noticia de un diario de información general y hablaba de posibles casos de contagio del virus en centros educativos de Málaga, alertando incluso del aislamiento de personas.

Al tener conocimiento de la difusión masiva del mensaje, el Grupo de Delitos Tecnológicos de la policía inició una investigación para localizar al autor. El rastreo les condujo hasta un joven de unos 20 años, vecino de la capital. Fuentes cercanas al caso confirmaron que se trata de un exalumno de uno de los centros educativos donde, según la falsa noticia, se habían producido posibles casos de ébola.

No es el único caso. La policía también mantiene abierta otra investigación en Antequera, donde el director de un instituto recibió una noticia de un diario que advertía del contagio de un alumno de ese centro educativo. Los agentes ya están tras la pista del autor.

Málaga no es el único lugar donde se han difundido falsas noticias sobre el ébola. En otros puntos de España, como Extremadura, han circulado montajes similares. El delegado del Gobierno en Extremadura, German López Iglesias, tars denunciar los hechos, ha asegurado que "es fácil" dar con las fuentes debido a los rastreos informáticos y ha insistido en que "son mentira" y que "afortunadamente" no hay ningún caso de infección del virus en la región.

López Iglesias ha hecho un llamamiento a la población para que no se transmitan estos mensajes que "causan una alarma innecesaria en la población". "No hay que jugar con este asunto que es muy grave", ha recalcado a preguntas de los medios sobre este tema tras una rueda de prensa en la que se ha dado a conocer una nueva operación policial en la provincia de Cáceres.

Por otra parte, la Junta ha decidido emprender acciones legales contra los autores de mensajes sobre supuestos casos de ébola en la región que están circulando por las redes sociales y que están ocasionando colapsos telefónicos en los hospitales extremeños y en los servicios sanitarios.

También varios bulos sobre falsos contagios de ébola aparecidos en las últimas horas, utilizando como reclamos las portadas de medios de comunicación y comunicados firmados supuestamente por universidades, han desatado la alarma en la Comunidad de Madrid.

La aplicación WhatsApp está siendo la vía por la que estos bulos están circulando por la región. En ellos se 'informa' de la aparición de nuevos casos de ébola en municipios como Colmenar Viejo y Coslada, afectados en el Hospital Ramón y Cajal o la suspensión de clases ante la sospecha de una infección en el centro universitario CEU.

Algunas de las personas que han recibido alguno de estos bulos han explicado a Europa Press que, en un principio, habrían creído las falsas noticias por la credibilidad que les daba el medio de comunicación aunque en una segunda lectura han reconocido que les llamaba la atención frases como las que apuntan que la enfermera contagiada había fallecido.

El Ayuntamiento de Coslada y su servicio de Protección Civil han sido los primeros que han salido a desmentir esta información falsa asegurando que en el municipio no se ha registrado ningún caso de ébola y han exigido, a renglón seguido, que paren los bulos.