El Gobierno defenderá a los pesqueros en aguas del Estrecho

La Policía de Gibraltar ha vuelto a hostigar a un pesquero español

nacional

| 28.05.2012 - 09:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La Policía de Gibraltar ha vuelto a hostigar a un pesquero español, un marisquero de La Línea de la Concepción (Cádiz), cuando esta madrugada intentaba faenar escoltado por la Guarda Civil en las aguas de la bahía de Algeciras que las autoridades del Peñón reclaman como propias.

En esta ocasión, el incidente se ha producido con un barco de la flota pesquera de La Línea, el "Divina Providencia", un marisquero que utiliza el arte del rastro habitualmente en aguas cercanas al aeropuerto de Gibraltar.Según ha señalado a Efe el patrón del barco, Francisco Gómez, ha faenado en esta zona desde que se originó el conflicto, con algún encontronazo con la Policía gibraltareña.

De hecho, ya lo intentó la pasada medianoche, aunque entonces la Guardia Civil le conminó a que regresara a puerto, ya que los barcos de rastro tienen una limitación horaria que les impide faenar antes de las 5.00 horasPasada esta hora, el pesquero salió de Puerto Chico, en la zona linense de la bahía, escoltado por la Guardia Civil.

A los pocos minutos, cuando llegó a la zona próxima a las escolleras en las que faena tradicionalmente, tres embarcaciones de la Policía de Gibraltar se dirigieron hacia él con la intención de impedirle que pescara."Me han dicho que me vaya, que aquí no puedo pescar porque son aguas inglesas, pero yo no les hago caso", ha manifestado a Efe desde su embarcación el patrón del "Divina Providencia".

Ante el hostigamiento, la Guardia Civil trató de mediar para garantizar la pesca, lo que ha producido momentos de tensión con la patrulleras gibraltareñas y, según asegura Francisco Gómez, "ha habido hasta roces entre los cascos de las embarcaciones".

Gómez ha indicado que la Royal Gibraltar Police trata de impedirle pescar por todos los medios: "Cuando voy a calar se ponen delante de mí. La Guardia Civil trata de impedírselo, pero nada. Lo peor de todo es que, con las maniobras que hacen para no dejarme pescar, puede haber algún golpe.

Sin embargo, el hostigamiento de la Policía gibraltareña no ha impedido que el "Divina Providencia" haya podido pescar algo, según explica su patrón: "Algo he conseguido sacar. De momento, unos diez kilos de escurpiña y unos treinta kilos de cebollera".En los incidentes se han visto implicados hasta cuatro embarcaciones de la Policía de Gibraltar y seis de la Guardia Civil.

La Royal Navy, por su parte, se mantenía alerta en una posición alejada, pegada al aeropuerto, pero sin intervenir.Pasadas las 7.00 horas, el patrón mayor de la cofradía de La Línea, Leoncio Fernández, ha llegado también a la zona con su embarcación, y ha instado a las patrulleras de la Policía de Gibraltar a que dejaran faenar al pesquero, que tiene la intención de faenar hasta el mediodía.

El incidente es uno más de los que se vienen produciendo en los últimos días en la bahía como consecuencia de la prohibición de las autoridades gibraltareñas, y se suma a los que protagonizaron en la madrugada del jueves y el viernes los pesqueros de la flota de Algeciras.

Entretanto, las cofradías de La Línea y Algeciras han iniciado los contactos para crear un grupo de trabajo que, a partir de hoy, buscará las fórmulas que permitan encauzar una negociación con los técnicos designados por Gibraltar, con el objetivo de alcanzar un acuerdo que ponga fin al conflicto suscitado hace tres meses y en el que se ven afectados 53 barcos de la flota de La Línea y 6 de Algeciras, lo que representa el sustento de más de 200 familias.

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, dijo hoy en relación con el conflicto pesquero entre España y el Reino Unido que el Gobierno defenderá a los pesqueros españoles ya que "tienen derecho a faenar en aquellos caladeros donde lo han estado haciendo históricamente".

Tras la inauguración de la primera comisaría conjunta hispano-marroquí en el puerto de Tánger, Fernández Díaz subrayó que "el Gobierno de España ha sido elegido para defender a sus ciudadanos y entre ellos, por supuesto, a los pesqueros españoles que tienen derecho a faenar en aquellos caladeros donde lo han estado haciendo históricamente".

El ministro afirmó que "España y el Reino Unido mantiene unas magnificas relaciones bilaterales propias de dos países socios en la Unión Europea", y agregó: "los dos deseamos que este conflicto se arregle de común acuerdo entre las autoridades del Peñón y los pescadores de La Línea y de Algeciras".

Por su parte, el Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación José Manuel García-Margallo viajará a Londres mañana para abordar este caso con su colega británico, William Hague, y tratar de rebajar la tensión diplomática generada.

Entretanto, las cofradías de La Línea y Algeciras han iniciado los contactos para crear un grupo de trabajo que, a partir de hoy, buscará las fórmulas que permitan encauzar una negociación con los técnicos designados por Gibraltar.

El objetivo de las cofradías es alcanzar un acuerdo que ponga fin al conflicto suscitado hace tres meses y en el que se ven afectados 53 barcos de la flota de La Línea y 6 de Algeciras, lo que representa el sustento de más de 200 familias.