La oposición carga contra Morenés por su ausencia en la Comisión de Defensa

Había comunicado a la Comisión su ausencia al estar el Gobierno "en funciones"

Barreda: "Se levantará acta de lo sucedido para que se adopten las medidas oportunas"

Ayllón niega cualquier responsabilidad de Morenés

Patxi López mediará mañana con el Gobierno para evitar una "guerra institucional"

nacional

| 17.03.2016 - Actualizado: 15:28 h
REDACCIÓN

Los grupos parlamentarios del Congreso, a excepción del PP, han cargado este jueves contra el ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, por no asistir a la comisión del ramo, donde se había solicitado su comparecencia, algo que consideran una "falta de respeto" hacia las instituciones y también a los ciudadanos, por lo que partidos como Ciudadanos y ERC han amenazado con su reprobación. Los 'populares' les han acusado de "deslealtad" y de querer asegurarse únicamente una "cuota de pantalla".

La Mesa de la Comisión de Defensa había aprobado por mayoría la celebración de esta comparecencia con intención de que Morenés informara de la última reunión de ministros de la OTAN en la que se decidió que la agrupación naval aliada en el Mediterráneo se trasladara al mar Egeo para tratar de frenar a las mafias que trafican con inmigrantes y refugiados.

Sin embargo, el ministro ha decidido no asistir en virtud de la decisión tomada por el Gobierno de no someterse al control parlamentario por estar en funciones. Según ha explicado el presidente de la Comisión de Defensa, el socialista José María Barreda, Morenés le había comunicado que no acudiría.

Antes del arranque de la sesión, que los grupos han acordado celebrar como si el ministro estuviera en la sala y aprovechar sus intervenciones para denunciar su negativa a ser controlado por el legislativo, Barreda ha anunciado que informará oficialmente de lo sucedido a Patxi López y al órgano de gobierno de la Cámara. "Se levantará acta de lo que ha sucedido y daré cuenta de ello al presidente y a la Mesa para que se adopten las medidas oportunas", ha comentado Barreda.

EL GOBIERNO NIEGA CUALQUIER RESPONSABILIDAD DE MORENÉS

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ha negado que ministros como el titular de Defensa, Pedro Morenés, tengan ninguna "responsabilidad" por no acudir a la convocatoria del Congreso al entender que el Gobierno en funciones no está sometido al control del Parlamento. En declaraciones en el Congreso, Ayllón ha dejado claro que se trata de una decisión que ha trasladado él personalmente por escrito a la Cámara.

"Esto no un acto de voluntad sino de respeto de la ley por parte del Gobierno", ha insistido el secretario de Estado, que cree que a partir de ahí "los grupos pueden estudiar las opciones que quieran", como ese recurso ante el Tribunal Constitucional o la solicitud de reprobación política de los ministros. Ayllón les ha pedido que respeten la Constitución y el ordenamiento jurídico y que comparten lo que se ha hecho en otros parlamentos, en los que nunca se ha ejercido la labor de control con un Gobierno en funciones.

Sobre la posibilidad de que los ministros ausentes sean reprobados, ha añadido que se trata de una mera declaración política que no tiene "ninguna consecuencia".

"Lo que tenemos que hacer es ponernos manos a la obra para que haya un gobierno, en vez de tapar los fracasos de unos y de otros en sus negociaciones y en su debate de investidura con una actividad extraordinaria del Parlamento que no se ha producido nunca en años de democracia", ha insistido.

PATXI LÓPEZ MEDIARÁ ESTE VIERNES CON EL GOBIERNO

El presidente del Congreso, Patxi López, tratará de hablar este viernes con el Gobierno para intentar "convencerle" de que debe someterse al control parlamentario, aunque esté en funciones, y "sin abrir una guerra institucional", si bien es partidario de que el Constitucional "clarifique" esta situación. Patxi López, en una comparecencia en la Cámara, ha dicho que volverá a intentar llegar a un punto de encuentro "razonable" para que el Ejecutivo pueda someterse al control del Congreso y explicar sus actuaciones, y por eso mañana se pondrá en contacto con el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, para resolver "este conflicto institucional".

También ayer el presidente del Congreso recibió una carta de la Vicepresidencia del Gobierno -la segunda ya que le remite el Ejecutivo en relación con este asunto-, en la que mantiene que un Gobierno en funciones no debe estar sometido a la fiscalización del legislativo.

Carta que contesta a una anterior de López y que ha remitido a todos los grupos parlamentarios, ha dicho, subrayando que es necesario aclarar hasta dónde pueden llegar las atribuciones del Parlamento con un Ejecutivo interino porque vendrá bien también para el futuro y para cualquier Cámara, incluidas las territoriales, que afronten esta circunstancia.

"Mi obligación es insistir, soy incansable al diálogo", ha subrayado el presidente, quien ha recordado que el Congreso no pretende ejercer un control "rutinario" como cuando el Gobierno tiene la confianza plena del Congreso sino sobre aquellas decisiones que pueda adoptar cuando está de manera transitoria.

Por este motivo, es partidario de que el Tribunal Constitucional deje claro si el legislativo tiene sus competencias "limitadas" cuando hay un Ejecutivo en funciones, algo que no lo considera así la mayoría de la Cámara Baja, ha señalado. Ya ayer, advirtió de que el conflicto podría dirimirse con un recurso ante el alto tribunal ante un hecho que el PSOE y otras fuerzas políticas califican de "rebeldía" del Gobierno.