La operación verano de tráfico se cobra la vida de 364 personas

El número de muertos en carretera en agosto baja por primera vez de los 200

Rubalcaba pide a los agentes que multen más

nacional

| 01.09.2010 - Actualizado: 19:07 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El número de fallecidos en accidentes de tráfico entre los pasados 1 y 31 de agosto fue de 188, frente a los 202 del mismo periodo del año pasado, convirtiéndose el de 2010 en el primer mes de agosto con menos de doscientos muertos. El número de fallecidos en accidentes de tráfico desde el pasado 1 de julio y hasta la pasada medianoche fue de 364, lo que supone la cifra más baja desde 1962, y un descenso del 4,21 por ciento respecto al verano de 2009, cuando hubo 380 víctimas mortales.

Así lo ha anunciado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la presentación del balance de la Operación Verano 2010 de la Dirección General de Tráfico, a la que también han asistido el director general de Tráfico, Pere Navarro; el subsecretario de Interior, Justo Zambrana, y el fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas.

La cifra de víctimas mortales bajó también en julio, al pasar de las 178 de 2009 a las 176 de este año.

Durante su intervención, Rubalcaba ha explicado que durante este verano se han registrado 83 millones de desplazamientos de largo recorrido -es decir, de más de cien kilómetros-, lo que supone un 3,3 por ciento menos que en el mismo periodo de 2009.

Según el ministro, el descenso en el número de fallecidos -16 menos que el año pasado- significa que continúa la bajada de la mortalidad en las carreteras que se inició hace siete años, con la excepción que supuso el "repunte" de 2007.

Además, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba reconoce ahora que sí hay huelga de bolis caídos y pide a los agentes que multen más.