Los activistas pro saharauis aseguran que han sido testigos de un "genocidio"

La ONU deplora la violencia en el Sáhara Occidental y pide "mayor voluntad política" a las partes

Marruecos investigará "cualquier dato" que España solicite sobre el Sáhara

El Polisario asegura que Marruecos ha entregado cinco cadáveres a sus familias y que en la morgue del Hospital Militar hay otros 38

Rabat expulsa de El Aaiún a uno de los equipos de Antena 3

La organización Resistencia Saharaui, "indignada" por la versión marroquí difunde otro vídeo sobre los sucesos de El Aaiún

internacional

| 17.11.2010 - 09:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La activista catalana Isabel Terraza y el mexicano Antonio Velázquez, de la asociación Resistencia Saharaui, que han llegado esta tarde al aeropuerto de Gran Canaria tras ser expulsados del Sáhara por Marruecos, han dicho que han sido testigos de un "genocidio" en El Aaiún.

Los dos activistas, que llegaron con media hora de retraso a la isla en el mismo un vuelo en el que también viajaban los periodistas de Antena 3 igualmente expulsados del Sáhara, han solicitado ante los informadores que se produzca una "urgente intervención" del Gobierno de España y del Consejo de Seguridad de la ONU.

Antonio Velázquez ha afirmado que han sido testigos del "genocidio" del pueblo saharaui por parte de Marruecos y del desmantelamiento violento del campamento de protesta que estaba ubicado a las afueras de El Aaiún.

Ha agradecido además el apoyo y el seguimiento de los medios de comunicación ante los sucesos que se están producido en la capital administrativa del Sáhara Occidental, ya que se han sentido "abandonados" por el Gobierno de España y de México.

Los dos activistas han relatado que han permanecido varios días escondidos en una casa y, según Terraza, ha sido "muy duro haber sido testigo de este genocidio", a lo que ha añadido que siente "rabia y dolor por la indiferencia del Gobierno de España".

En los últimos días, Isabel Terraza y Antonio Velázquez han denunciado desde El Aaiún la represión de militares y policías marroquíes contra el pueblo saharaui y fueron convocados el pasado sábado por parte del Gobierno de Marruecos para "ayudarles a abandonar el territorio nacional".

El avión en el que viajan a Las Palmas de Gran Canaria Terraza y Velázquez, de la compañía Islas Airways, ha salido de El Aaiún a las 13:15 hora local y GMT y en él también regresa a España un equipo del canal de televisión Antena 3 compuesto por tres periodistas y un guía, todos ellos de nacionalidad española.

Este equipo se ha visto también obligado a abandonar el país después de que agentes de policía se personaron en el hotel donde permanecían en el puerto de El Aaiún, a unos 25 kilómetros de la ciudad, para reclamarles sus pasaportes.

La organización Resistencia Saharaui, "indignada" por la versión marroquí difunde otro vídeo sobre los sucesos de El Aaiún

Por su parte, la organización Resistencia Saharaui ha expresado este miércoles su "indignación" por el vídeo que ha publicado el Gobierno de Marruecos para respaldar su versión de lo ocurrido durante el desmantelamiento del campamento de protesta saharaui que había cerca de El Aaiún, el cual, según subrayó este martes en Madrid el ministro del Interior, Taieb Cherkaoui, demuestra que fue una "intervención pacífica".

Esta organización --a la que pertenecen la española Isabel Terrazas y el mexicano Antonio Velázquez, que permanecían escondidos desde el asalto y van a abandonar este miércoles la capital del Sáhara Occidental-- señala en un comunicado que "no se puede dar validez" a las imágenes tomadas por las fuerzas de seguridad marroquíes cuando Rabat "no permite la entrada de los medios de comunicación para transmitir de manera objetiva y veraz los acontecimientos de El Aaiún".

Asimismo, denuncia que Marruecos "no muestra" en ese vídeo "la desesperación de las familias saharauis" y pretende "darnos una imagen distorsionada de bandas criminales". El ministro explicó el martes que las autoridades decidieron intervenir para acabar con el "secuestro de ciudadanos inocentes" por parte de las "milicias armadas" que se habían hecho con el control del campamento, que comenzó, dijo, como una forma de protesta contra las condiciones laborales, de vivienda y seguridad social de los saharauis y por eso fue tolerado por el Gobierno.

En la grabación se puede ver a hombres lanzando piedras, bombonas de gas y otros proyectiles y empleando grandes cuchillos y machetes, tanto en el campamento como después en las calles de El Aaiún, adonde se trasladó la protesta. Cherkaoui aseguró que las "milicias", que contaban con "entrenamiento especializado y capacidad palpable en la ejecución de actos de sabotaje y de violencia", se enfrentaron a unas fuerzas de seguridad desarmadas y que no efectuaron "ni un solo disparo".

Para dar su versión de los hechos, Resistencia Saharaui ha publicado en su página web un vídeo sobre el desalojo del campamento de protesta (www.youtube.com/watch?v=aG0ga00eI2o). En estas imágenes "mostramos cómo las familias huyen por los gases lacrimógenos que usaron las fuerzas de seguridad", dice en el comunicado.

"Mientras las familias cruzaban el desierto hacia la ciudad de El Aaiún, algunos jóvenes saharauis se quedaron a resistir en el campamento bajo el derecho legítimo de la defensa personal", afirma la organización, que niega que, como mantiene Rabat, "estos jóvenes pertenecieran a bandas criminales.

LA ONU INVESTIGARÁ LOS SUCESOS DEL AAIUN

El Consejo de Seguridad de la ONU ha deplorado los disturbios en la capital del Sáhara Occidental, El Aaiún, y en el campamento de Agdeim Izik, pero no se ha comprometido a emprender una investigación sobre lo sucedido, tal y como pedía el Frente Polisario. Los quince miembros del Consejo, entre permanentes y no permanentes, también han lamentado las víctimas y heridos.

El órgano de seguridad pudo escuchar en dos horas de reunión la comparecencia del enviado especial de la ONU para Sáhara Occidental, Christopher Ross, y la versión del departamento de pacificación de Naciones Unidas. Al término del encuentro los delegados reiteraron su apoyo a la misión en la región, la MINURSO, y urgieron a las partes implicadas a demostrar su voluntad política de llegar a un entendimiento.

El embajador de Marruecos, Mohamed Loulichki, aseguró que su gobierno no tiene nada que esconder y compartirá toda la información sobre lo sucedido con los enviados de Naciones Unidas.

En cambio, el representante del Frente Polisario, Ahmed Boujari, señaló que la postura del Ejecutivo marroquí no es creíble, por lo que su grupo continuará pidiendo una investigación "completa" e independiente. "La conclusión del debate, a pesar de deplorar lo que ha ocurrido, no es suficiente", criticó, y añadió que la información de la que dispone el Polisario indica "que en el Sáhara Occidental ocurrió una gran tragedia".

TODOS LOS GRUPOS DEL SENADO EXCEPTO EL PSOE CONDENAN LOS HECHOS

Por otra parte, todos los grupos parlamentarios del Senado excepto el PSOE han condenado este miércoles los "ataques" de Marruecos al pueblo saharaui y han exigido al Gobierno que asuma su "protagonismo" en el conflicto y "tome las riendas" para alcanzar una solución, además de reclamarle "firmeza" frente a Marruecos y censurar su posición "tibia".

Senadores de todos los partidos, incluido el socialista José Carracao, se han reunido en la Cámara con representantes del Frente Polisario en un encuentro que se fraguó a última hora de ayer "ante la imposibilidad de sacar adelante una iniciativa unitaria de condena", según ha explicado el parlamentario del Grupo Mixto Pere Sampol.

En ella, el delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyun, les ha expuesto la situación que se vive en El Aaiún y ha subrayado la necesidad de una respuesta internacional "firme" ante los ataques del país alauí.

Pese a que ha acudido al encuentro el socialista Carracao, portavoz de Exteriores de su partido en el Senado, junto al senador del PSC Lluís María de Puig; ambos han abandonado la sala al término de la reunión y han evitado comparecer ante la prensa junto a los representantes del Frente Polisario y los senadores de todos los grupos parlamentarios, que han coincidido en su condena a los hechos y en criticar la respuesta del Gobierno español.

El representante del Frente Polisario ha recordado que la posición de los socialistas ya es conocida a través de los miembros del Gobierno y ha lamentado que pidan más información para condenar la actuación de Marruecos. "¿Cómo es posible decir que necesitan más información?, *van a condenar cuando haya 200 saharauis muertos?", ha preguntado.

38 CADAVERES EN EL HOSPITAL MILITAR

Bucharaya ha sostenido que hay "cientos" de desaparecidos saharauis de los que Marruecos no quiere dar información a sus familias y ha desvelado que sólo la morgue del Hospital Militar de El Aaiún acoge 38 cadáveres. Además, ha anunciado que ayer pudieron conocer que Marruecos ha entregado cinco fallecidos a sus familiares.

"Que España admita la versión de Marruecos es lo peor que se les puede hacer a los saharauis", ha advertido antes de reconocer que no entiende la negativa del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero a condenar los acontecimientos y lamentar que los socialistas "bloqueen" diversas iniciativas en este sentido en las instituciones españolas y europeas.

"DAR OXIGENO A MARRUECOS"

En este punto, ha rechazado que el Gobierno mantenga esa posición para ayudar a la resolución del conflicto y ha avisado de que su postura únicamente "da oxígeno" a Marruecos "para seguir con esta masacre y limpieza étnica". Además, ha criticado que el Ejecutivo y en concreto el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, no pidan información al Frente Polisario por no considerarle un "representante diplomático válido" y únicamente se reúna con autoridades marroquíes. "*Cómo quieren así tener información?", ha preguntado.

Así, respecto al vídeo proyectado por el ministro de Interior de Marruecos, Taieb Cherkaoui, para demostrar ataques de jóvenes saharauis a la policía marroquí, el representante del Frente Polisario ha preguntado a Marruecos por qué no deja entrar en la zona a la prensa y observadores internacionales "si no tiene nada que esconder".

Sin embargo, ha reconocido que durante los altercados "puede haber habido de todo" y que jóvenes saharauis hayan utilizado la violencia "en legítima defensa". Sin embargo, ha rechazado que se les pueda vincular con el terrorismo y ha defendido que los terroristas "no están en el desierto, viven en Casablanca".

Junto a Bucharaya han comparecido senadores de todos los partidos excepto el PSOE, que han coincidido en condenar la actuación de Marruecos y han pedido al Gobierno que cambie su actitud y juegue un papel "protagonista" en el conflicto, como ha señalado el senador del BNG José Manuel Pérez Bouza.