La mujer del ex director general de Empleo andaluz acusa a la Junta de destruir las pruebas de los ERE

nacional

| 17.01.2012 - 14:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En una investigación del equipo de reporteros de Manuel Cerdán, la mujer del ex director general de empleo andaluz, denunciado por el chófer de gastar dinero en drogas y fiestas e imputado en el caso de los eres, ha señalado que su marido va a demostrar tanto su inocencia como que la Junta de Andalucía se ha encargado de destruir las pruebas relativas a los eres fraudulentos investigados por la juez Mercedes Alaya. En concreto señala ante las cámaras de Telemadrid conocer que hace cuatro meses, se ha acudido a las seis de la mañana a la consejería de Empleo la Junta de Andalucía a destruir documentos relacionados con los ERE fraudulentos.

El escándalo provocado por el uso arbitrario de más de 700 millones de euros de dinero público se ha convertido en un carrusel de acusaciones entre los implicados. El escándalo provocado por el uso arbitrario de más de 700 millones de euros de dinero público se ha convertido en un carrusel de acusaciones entre los implicados. La esposa acusa a la Junta y la Junta acusa a Guerrero, en un caso en el que el expresidente andaluz Manuel Chaves y a su sucesor José Antonio Griñán podrían acabar rindiendo cuentas ante la justicia.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha admitido anoche que el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos puede tener un coste electoral "grande", aunque ha recalcado que su gobierno lo ha denunciado, no ha "cerrado los ojos" y se ha personado como parte acusadora.

"Imagino que será grande porque lo que ha dicho (el chófer) es una cosa tremenda", ha señalado Griñán en una entrevista en la Cadena Ser, en referencia a las revelaciones del chófer del exdirector general de Trabajo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero.

No obstante, ha subrayado que la Justicia "dará el castigo correspondiente al que ha incumplido la ley", mientras que en el ámbito institucional, a su juicio, la única forma de gestionar este caso es "como lo estamos haciendo, sin esconder nada, sea el nombre que sea, porque ese comportamiento no lo comparte ningún socialista y por eso lo llevamos a la Justicia".

Preguntado sobre cómo es posible que durante nueve años no hubiese la menor sospecha por parte de nadie en el Gobierno andaluz sobre las irregularidades, el presidente andaluz ha respondido: "En esta legislatura, cuando yo soy presidente, hemos actuado contundentemente en todos los casos" y se ha preguntado si, de acuerdo con ese razonamiento, es "comprensible que los secretarios generales del PP no conocieran la trama Gürtel".

"En el mismo momento en que hubo conocimiento de una conducta irregular se ha denunciado, se han investigado todos los expedientes, cosa que no ha ocurrido en otras comunidades autónomas. Hay notables diferencias", ha destacado.