La mujer de Bárcenas: "Mi marido nunca me ha hablado de temas de trabajo"

"No soy tonta", ha dicho la esposa de Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, ante el tribunal de Gürtel

Se enfrenta a una petición fiscal de 24 años como supuesta autora y cooperadora en los delitos de su maridorido

nacional

| 23.01.2017 - 11:18 h
REDACCIÓN

Rosalía Iglesias, la mujer del extesorero del PP Luis Bárcenas, ha defendido en el juicio de la Gürtel que su marido nunca le ha hablado de temas de trabajo y que se enteró de la supuesta contabilidad B del PP a lo largo del procedimiento. Iglesias, que solo ha respondido a las preguntas de su defensa, se enfrenta a una petición fiscal de 24 años y un mes de cárcel como supuesta autora y cooperadora en los delitos de su marido.

Se la acusa de ser titular de una cuenta en Suiza y de tratar de justificar con un documento falsificado un ingreso de 560.000 euros en su cuenta de Caja Madrid en 2006 como ganancias procedentes de la compraventa de cuadros.

Iglesias ha asegurado que "no sabía" de la existencia de la contabilidad B del partido, de la cual se enteró a lo largo del procedimiento. "Mi marido conmigo nunca ha hablado de temas de trabajo; afortunadamente tenemos una vida personal llena y no es que no me interese, es que no es un tipo de conversación que tengamos nosotros", ha manifestado la mujer de Bárcenas.

Sobre su relación con el PP y los puestos que desempeñó Bárcenas, Iglesias ha dicho que "no sabía en que consistían las funciones de tesorero, aunque sí sabía que era un puesto político".

La esposa de Bárcenas trabajó tres años en Alianza Popular, de 1983 a 1986 como secretaria, pero después abandonó la formación y no volvió a participar en actos con el PP hasta que su marido fue elegido senador. "Tardé muchos años en volver al partido; cuando era senador sí le acompañé pero no con frecuencia", ha precisado Iglesias, que ha asegurado que tiene relación con algunas personas del PP.

Ha dicho tener una "relación cercana" con Álvaro Lapuerta porque era tesorero del partido y entre él y su marido existía una relación importante.

"Hemos cenado los dos matrimonios", ha agregado. También mantiene una relación de amistad con el extesorero de Alianza Popular Ángel Sanchís y con el supuesto testaferro de Bárcenas Iván Yáñez, mientras que se ha referido al exalcalde de Pozuelo de Alarcón y exmarido de la exministra de Sanidad Ana Mato Jesús Sepúlveda como un "amigo".

Asimismo, ha ratificado sus anteriores declaraciones en sede judicial cuando afirmó que no había participado ni en la gestión del patrimonio familiar ni en las declaraciones de la renta.

LA MUJER DE BÁRCENAS: "NO SOY TONTA"

"No soy tonta", ha dicho la esposa de Luis Bárcenas, Rosalía Iglesias, ante el tribunal de Gürtel para añadir que "jamás" pone "en cuestión" las decisiones de su marido en materia económica, y que si le daba documentos para firmar no dudaba en rubricarlos aún sin saber en qué consistían.

"Todo lo que él hace, parece una estupidez decir esto, me parece bien", ha explicado Iglesias en el juicio al ser preguntada por su abogada sobre lo que hacía cuando Bárcenas le pedía que firmara documentos, como era el caso de la compraventa de valores.

"Yo... no quiero explicar, pero en fin, yo no soy tonta, pero si mi marido me dice... y desde luego no pongo jamás en cuestión, ni lo he puesto, documentos que requieran mi firma; él gestiona una cartera de valores mía y doy por hecho que son compraventa de acciones", ha dicho al respecto.

Su letrada le ha preguntado también por una cuenta en España de la que ella ha dicho desconocer que era titular y en la que figuran ingresos de hasta 120.000 euros a su nombre, y también una declaración tributaria con su firma. En este último caso, ha dicho que se trataba de "la firma que hace mi marido con mi autorización".

"Consideraba que era lo mismo que lo firmase yo o no", ha agregado sobre esta firma antes de insistir en que era su esposo quien hacía sus declaraciones fiscales y llevaba la gestión del patrimonio familiar.

Ella sólo era consciente, ha dicho, de ser titular de una única cuenta que era la que manejaba para los gastos del día a día de la familia. "Sabía que había otras cuentas, pero no sabía si estaban a mi nombre, a nombre de los dos (...) Está claro que había más cuentas pero nunca me preocupé de saber si estaban a mi nombre, a nombre de mi marido, conjunta...", ha asegurado.

Ha reconocido que su marido tenía negocios en el extranjero y que en ocasiones le acompañaba en esos viaje de trabajo, pero ha dicho no saber qué hacía allí porque de esos temas no hablaba con Bárcenas. Aunque algunos de estos viajes eran a Suiza, la acusada ha dicho que no sabía que su marido tenía cuentas en ese país y se enteró de ello con la investigación del caso.

En línea con la versión que dio Bárcenas al tribunal, ha asegurado que no era consciente de que iba con él a entidades bancarias en el país helvético porque "los bancos en Suiza no tienen nada que ver con los de España".

Ha relatado que en esas visitas -"por cierto, cuatro, cinco o seis en treinta años"-, entraban en un edificio por un garaje, esperaba en una sala de espera a que llamaran a su marido, se quedaba esperándole allí después de la reunión y luego se iban. "Nunca he consultado ninguna documentación de ningún banco ni en España ni en Suiza", ha asegurado luego.

Iglesias, que sólo está respondiendo a preguntas de su abogada, se enfrenta a una petición fiscal de 24 años y un mes de cárcel como supuesta autora y cooperadora en los delitos de su marido.