La mujer asesinada había reclamado medidas de protección contra su esposo, pero el juez se las denegó

El asesino se entregó a una patrulla de la Guardia Civil en plena calle

nacional

| 20.12.2010 - 14:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Dia de luto en Porzuna, Ciudad real, por la victima numero 71 de la violencia de genero. La mujer asesinada había reclamado medidas de protección contra su esposo, pero el juez se las denegó por no existir pruebas objetivas del riesgo que corria, ya que no habia antecedentes de malos tratos en la pareja.

La mujer, de 24 años de edad y natural de la capital de la provincia, había denunciado al hombre el pasado día 27 de noviembre por amenazas, según han informado este lunes el Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha (TSJC-LM).

En este sentido, según ha indicado el TSJC-LM, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Ciudad Real estimó el pasado 28 de noviembre que, según los datos disponibles en ese momento, "no existían pruebas de una situación de riesgo objetivo suficientemente acreditado para la denunciante, especialmente cuando no se había constatado ninguna agresión previa", por lo que denegó la orden de protección a la joven, aunque esa decisión fue recurrida por la abogada de la ahora fallecida.

El teniente coronel y el subdelegado del Gobierno, Miguel Lacruz, en rueda de prensa para presentar una operación policial, han confirmado que el hombre no tenía ningún antecedente.

Si han señalado que el hombre, de origen marroquí, en 2004 fue requerido porque se encontraba en situación irregular en España, situación que se superó cuando se casó con la joven a la que, supuestamente, ha matado este fin de semana.

El acusado de matar a su mujer en Porzuna (Ciudad Real) en la noche del pasado sábado, E.M.K., de 29 años, se entregó a una patrulla de la Guardia Civil en plena calle cuando se dirigía al cuartel de cuerpo en la localidad.

Según ha informado el teniente coronel de la Comandancia de Ciudad Real, José Luis Gómez Salinero, el hombre confesó que había matado a su mujer a los agentes que se dirigían al domicilio, después de que la misma mujer hubiera avisado al Servicio de Emergencias 112 de la agresión.